Encuestas y sondeos: consejos de profesionales


Journalists: Sign up for email updates

Sign Up

  • Cuando publique los resultados de una encuesta, evite usar decimales o décimas de porcentaje, es decir, use 28 % y no 28.4 %. (El margen de error siempre será de al menos 1 punto porcentual, por lo que las décimas de porcentaje carecen de sentido y son engañosas, ya que pueden sugerir que los resultados son más precisos de lo que realmente son).
  • No ponga demasiado peso en ninguna encuesta. Es mejor comparar varias encuestas similares.
    • Tampoco debe suponer que un conjunto de encuestas más pequeñas necesariamente aumenta la exactitud o la precisión. Algunos agregadores utilizan métodos más sofisticados que otros y la calidad de sus resultados puede variar considerablemente.
  • No olvide que incluso pequeñas diferencias en el orden de las preguntas y la elección de las palabras pueden alterar significativamente los resultados. (Por ejemplo, preguntar a los participantes de la encuesta sobre la “eutanasia” en lugar de la “muerte asistida por un médico”). Para algunos temas, considere citar directamente la pregunta completa para que los lectores puedan ver cómo se formuló.
  • Recuerde que todas las estimaciones de las encuestas son intrínsecamente inciertas. Los márgenes de error suelen calcularse con un “nivel de confianza del 95 %”, lo que significa que, en aproximadamente el 5 % de los resultados de las encuestas (es decir, cinco resultados de cada 100), la verdad sobre lo que ocurre en la población quedará fuera de los límites del margen de error.
  • No asuma que una encuesta con un tamaño de muestra grande tiene una alta precisión estadística. El aumento de la precisión estadística que se puede lograr con muestras grandes puede verse rebasada por la incertidumbre y el sesgo que pueden introducir factores como el uso de preguntas mal diseñadas en la encuesta, una recopilación de datos defectuosa y un análisis estadístico incorrecto.
    • Esto es especialmente importante cuando se examinan las encuestas en línea, en las que se puede acumular un gran número de encuestados de forma económica. En niveles muy altos (por encima de aproximadamente 1,000 encuestados), la cantidad de personas seleccionadas es menos importante que la forma en que se seleccionaron y se analizaron sus respuestas.
  • Tenga en cuenta que términos como “representativo a nivel nacional”, “muestreo orgánico”, “muestreo de próxima generación”, “representativo de todos los adultos estadounidenses” y “muestra aleatoria” pueden definirse de manera diferente según los distintos encuestadores. Lo mejor es preguntar con precisión qué se quiere decir en cada caso. Tenga en cuenta también que, para las votaciones electorales, la distinción entre “votante probable” y “votante registrado” puede ser especialmente importante.
  • Incluso las encuestas electorales presidenciales bien diseñadas pueden despistarlo. Una cosa a tener en cuenta: las encuestas electorales a nivel nacional suelen estar diseñadas para captar solo el voto popular, no los resultados de los colegios electorales. Y, si bien los agregadores de encuestas suelen incluir el peso de los colegios electorales en sus modelos, se basan en las encuestas estatales, que tienden a contar con menos financiación, son más pequeñas y en ellas se realiza una ponderación menos precisa que en las nacionales. Los votantes que toman decisiones a último momento también pueden hacer que las elecciones se alejen significativamente de las predicciones de las encuestas.
  • Un último punto importante: las encuestas se realizan sobre una amplia gama de temas distintos de las preferencias electorales. Proporcionan datos esenciales sobre la actividad económica, el estado de salud, el consumo de drogas, el comportamiento del consumidor y un sinnúmero de otras medidas que son fundamentales para la formulación de políticas democráticas y responsables, y la asignación inteligente de los recursos. En muchos de estos ámbitos, las encuestas son bastante buenas para predecir los comportamientos y las necesidades. Cuando informe sobre sondeos y encuestas, ¡trate a cada una con la misma imparcialidad que les exige!

Extraído de Encuestas y sondeos, compilado por SciLine y la Asociación Estadounidense de Estadística.