Datos breves

Incendios forestales y cambio climático

Esta hoja informativa para reporteros forma parte de una serie producida conjuntamente por dos servicios independientes desde el punto de vista editorial y con apoyo filantrópico para periodistas: SciLine y Climate Communication.

Journalists: Get Email Updates

Está leyendo la parte 1 de 2 de esta serie. ¿Qué son los Datos breves?

Titular

El cambio climático causado por el humano contribuye de manera significativa al aumento del tamaño, la intensidad y los daños de los incendios forestales en el oeste de los EE. UU., y al alargamiento de las temporadas de incendios en los EE. UU.

Datos para cualquier historia

  • Los incendios forestales estadounidenses están siendo alimentados por el período de 22 años de mayor sequía del suroeste de América del Norte en al menos 1,200 años, con base en el contenido de agua del suelo. El cambio climático causado por el humano fue responsable del 42 % de esa sequedad del suelo.1Williams, A. Park et. al., (2022), Rapid intensification of the emerging southwestern North American megadrought in 2020–2021, Nature Climate Change, 12, 232-234 ver fuente
  • En el oeste de los Estados Unidos, el cambio climático provocado por el ser humano causó más de la mitad del aumento de la aridez de los combustibles forestales (es decir, qué tan seca e inflamable es la vegetación) desde la década de 1970 y ha duplicado aproximadamente el área acumulada quemada en incendios forestales desde 1984.2Abatzoglou, J.T. and Williams, Park, (2016), Impact of anthropogenic climate change on wildfire across western U.S. forests, PNAS, 113, (42), 11770-11775 ver fuente
  • La disminución del manto de nieve de la primavera occidental relacionada con el cambio climático y el aumento de la evaporación debido al aumento de las temperaturas en primavera, verano y otoño han reducido la humedad en las décadas transcurridas desde principios de la década de 1980 y han contribuido a un marcado aumento de la frecuencia de los grandes incendios y del área total quemada por los incendios forestales occidentales.3Westerling, A.L., et al., (2017) Warming and earlier spring increase western U.S. forest wildfire activity, Science, 313, 5789, 940-943 ver fuente Un estudio realizado en los bosques de pino ponderosa y de abeto de Douglas del oeste de los EE. UU. concluyó que los déficits de humedad relacionados con el cambio climático están socavando la regeneración y la recuperación de los bosques de esa región tras los incendios forestales.
  • Solo en 2020, los incendios contribuyeron al 44 % del área total quemada en las Montañas Rocosas centrales entre 1984 y 2020. Desde el año 2000, los bosques de gran altitud de esta área se han quemado a un ritmo mayor que en cualquier otro momento de los últimos 2,000 años.4Higuera, Philip E., et al., (2021) Rocky Mountain subalpine forests now burning more than any time in recent millennia, PNAS, 118 (25) ver fuente
  • De 1972 a 2018, se multiplicó por ocho el área anual quemada en los incendios forestales de verano de California. La evidencia sugiere que este aumento dramático fue causado, principalmente, por un aire inusualmente seco vinculado con el cambio climático causado por el humano.5Williams, A. Park, et al., (2019), Observed impacts of anthropogenic climate change on wildfire in California, Earth’s Future, 7 ver fuente
  • El derretimiento de la nieve más temprano durante la primavera y otros factores relacionados con el cambio climático causado por el ser humano han contribuido a un aumento sustancial de la duración de la temporada de incendios en los bosques de todo el oeste de los Estados Unidos. Las temporadas de incendios en el oeste de los EE. UU. en los años 2003 a 2012 duraron en promedio 84 días más que en los años 1973 a 1982. El tiempo promedio de combustión de los incendios forestales más grandes también aumentó durante este período, de casi seis días a más de 50 días.6Westerling, A.L., (2016), Increasing western US forest wildfire activity: sensitivity to changes in the timing of spring, Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences, 371, (1696), 20150178 ver fuente
  • Muchos factores contribuyen al riesgo de incendios forestales, incluidos algunos que pueden ser inesperados y extensos. Por ejemplo, la pérdida de hielo marino en el Ártico, debida principalmente al calentamiento provocado por el hombre, y los consiguientes cambios de aire cálido en la atmósfera pueden estar contribuyendo a un clima propicio para los incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos.7Zou, Yufei, (2021), Increasing large wildfires over the western United States linked to diminishing sea ice in the Arctic, Nature Communications, 12, 6048 ver fuente
  • Del mismo modo, algunos de los efectos de los incendios forestales también pueden ser muy vastos. A través de un estudio de modelado computacional se encontró evidencia de que el calor y el humo liberados por los incendios forestales en el oeste de los Estados Unidos pueden provocar lluvias más intensas y granizo de mayor tamaño en los estados centrales del país.8Zhang, Yuwei, (2022), Notable impact of wildfires in the western United States on weather hazards in the central United States, PNAS, 119 (44) ver fuente
  • Las noches se han calentado significativamente, incluso más que los días, durante la temporada de incendios de los EE. UU.9(2021), Climate Change Indicators: High and Low Temperatures, United States Environmental Protection Agency ver fuente Ese calor adicional ha reducido la humedad relativa durante la noche que alguna vez brindó a los bomberos algunas de las mejores oportunidades para controlar los incendios forestales.10Balch, Jennifer K., et. al., (2022), Warming weakens the night-time barrier to global fire, Nature, 602, 442-448 ver fuente
  • La frecuencia e intensidad de los incendios forestales en Alaska han sido mayores en las últimas décadas que en cualquier otro período de los últimos 10,000 años.11Kelly, R., et al., (2013), Recent burning of boreal forests exceeds fire regime limits of the past 10,000 years, PNAS, 110, (32), 13055-13060 ver fuente
  • Algunas poblaciones corren un riesgo desproporcionado de sufrir incendios forestales. Las secciones censales de EE. UU. pobladas principalmente por personas negras, hispanas o nativas americanas tienen aproximadamente un 50 % más de riesgo de sufrir incendios forestales que otros distritos censales.12Davies, Ian P., et al., (2018), The unequal vulnerability of communities of color to wildfire, Plos One, 13 (11) ver fuente
  • Más incendios forestales y de mayor tamaño significan más exposiciones al humo tóxico. Los modelos informáticos han estimado que, durante la última década, el número de personas que experimentaron al menos un día de niveles de humo de incendios forestales considerados insalubres para todos los grupos de edad se multiplicó por 27, y casi 25 millones de estadounidenses estuvieron expuestos tan solo en 2020.<13Childs, Marissa L., et al., (2022), Daily Local-Level Estimates of Ambient Wildfire Smoke PM2.5 for the Contiguous US, Environmental Science & Technology, 56 (19), 13607-13621 ver fuente Otros análisis han sugerido que el humo de los incendios forestales puede tener un mayor impacto en la salud y provocar más hospitalizaciones por afecciones respiratorias que el humo con partículas de tamaños similares de otras fuentes.14Aguilera, Rosana, et al., (2021), Wildfire smoke impacts respiratory health more than fine particles from other sources: observational evidence from Southern California, Nature Communications, 12, 1493 ver fuente

Dificultades que se deben evitar

Muchos factores contribuyen a la aparición de incendios forestales, y las actividades humanas son, por mucho, la principal fuente de ignición de incendios forestales, a pesar de que el cambio climático ha contribuido significativamente al tamaño y la intensidad de los incendios forestales. (De 1992 a 2012 en los Estados Unidos, los seres humanos provocaron el 84 por ciento de los incendios forestales.15Balch, J.K., et al., (2017), Human-started wildfires expand the fire niche across the United States, PNAS, 114, (11), 2946-2951 ver fuente) En lugar de preguntarse si el cambio climático “causó” un incendio forestal, es mejor preguntar:

  • ¿Cómo influye el cambio climático en la probabilidad de incendios forestales como estos?
  • ¿Hasta qué punto este incendio forestal fue más grande o más intenso debido al cambio climático?
  • ¿Cómo el cambio climático ha hecho más vulnerable a los Estados Unidos a grandes incendios como este?