Expertos ante la cámara

Dr. Paul Thompson: Semanas escolares de cuatro días

SciLine lleva a cabo entrevistas con expertos y pone material audiovisual a disposición de los periodistas para que lo usen en sus historias.

Journalists: Get Email Updates

¿Qué es Expertos ante la cámara?

Experto ante la cámara

Un número cada vez mayor de escuelas estadounidenses, principalmente en distritos pequeños y rurales, están adoptando un cronograma de cuatro días a la semana.

El martes 12 de septiembre de 2023, SciLine entrevistó al Dr. Paul Thompson, profesor titular de economía en la Universidad Estatal de Oregón. Puede debatir acerca de temas como: su investigación que muestra que el número de escuelas con cronograma de cuatro días ha aumentado casi un 900 por ciento en los últimos 20 años, hasta llegar a más de 2,100 escuelas en 26 estados; las razones por las que las escuelas adoptan este cronograma, incluida la escasez de personal y los problemas presupuestarios; cómo este horario, que normalmente alarga cada día escolar, afecta a la cantidad total de tiempo de enseñanza de los estudiantes; los efectos en los resultados del aprendizaje de los estudiantes, incluidos los puntajes de los exámenes de matemáticas y lectura; y qué más se sabe sobre los efectos de una semana escolar de cuatro días en los padres, estudiantes, maestros y personal, incluidos temas como nutrición, actividad física, cuidado de niños y clima escolar y comunitario en general.

Periodistas: video gratuito para usar en sus historias

Alta definición (mp4, 1280x720)

Descargar

Introducción

Lo siguiente fue traducido de la entrevista original realizada en inglés.

[0:00:19]

PAUL THOMPSON: Soy Paul Thompson. Soy profesor titular de economía en la Universidad Estatal de Oregón y llevo unos siete años investigando la semana escolar de cuatro días.

Entrevista con SciLine


¿Qué es una semana escolar de cuatro días?


[0:00:28]

PAUL THOMPSON: Una semana escolar de cuatro días es este tipo de cronograma escolar alternativo que nos aleja de la semana escolar tradicional de cinco días, como ocurre en muchos distritos escolares, y ahora los estudiantes solo asisten cuatro días a la semana. Las escuelas intentan compensar la cantidad de tiempo perdido aumentando la cantidad de horas en las que asisten los estudiantes en los otros cuatro días escolares.


¿Cuándo, dónde y por qué se adoptaron las semanas escolares de cuatro días?


[0:01:10]

PAUL THOMPSON: Al día de hoy, existen unas 2,100 escuelas de casi 900 distritos escolares de los EE. UU. que actualmente utilizan un modelo de semana escolar de cuatro días, lo que representa, aproximadamente, el doble de lo que era hace 10 años, y casi un 40 % más que antes de la pandemia y en 2019. Así que lo hemos visto crecer con el tiempo. Históricamente, las escuelas han utilizado esto como una forma de tratar de ahorrar costos, al reducir la cantidad de tiempo que la escuela está en funcionamiento. Sin embargo, más recientemente, y especialmente desde la pandemia, las escuelas han recurrido a este modelo como una forma de tratar de hacer frente a problemas como el agotamiento y el estrés de los maestros, así como una forma de atraer y retener a los maestros en estos distritos altamente rurales. Casi el 90 % de los distritos escolares que utilizan un modelo de semana escolar de cuatro días pertenecen a áreas rurales.


¿Cuáles son los beneficios de la semana escolar de cuatro días?


[0:02:15]

PAUL THOMPSON: La flexibilidad es, en cierto modo, el mayor beneficio en este caso: dar flexibilidad a los maestros a la hora de planificar las clases y otras cosas; dar flexibilidad en los costos a los distritos escolares. Descubrimos que, cuando las escuelas hicieron este cambio, en realidad no hubo un ahorro de costos a gran escala como resultado, pero sí hizo que aumentaran algunos fondos que podrían reasignarse de otra manera. Por lo tanto, hay cierta flexibilidad que se deriva de esto. Además, creo que brinda flexibilidad a las familias y a los estudiantes para que no tengan que perder tiempo de enseñanza para asistir a citas o eventos deportivos y otras actividades extracurriculares, ya que muchas comunidades rurales se enfrentan a grandes distancias entre la escuela y las citas y otras cosas. Esto puede funcionar muy bien en comunidades que sienten que se trata de un cambio de estilo de vida para ellas. La semana escolar de cuatro días permite que estos otros tipos de actividades no afecten a la escuela de manera tan marcada como lo hacen con un modelo de cinco días.


¿Cómo afecta la semana escolar de cuatro días a la cantidad total de tiempo de enseñanza para los estudiantes?


[0:03:29]

PAUL THOMPSON: A medida que las escuelas eliminan este día a la semana de enseñanza presencial, aumentan las horas de los cuatro días escolares restantes. Pero este alargamiento de los otros días no compensa por completo ese día perdido. Por lo tanto, la mayoría de las escuelas están perdiendo tiempo de enseñanza como una forma de facilitar este modelo de semana escolar de cuatro días. Vimos esto en Oregón, donde las escuelas reducían el tiempo semanal en las aulas entre tres y cuatro horas por semana. Y algunas escuelas lo están alargando ese tanto más o menos. Creo que se trata de reducciones de una o dos horas por semana, y hasta cinco o seis horas por semana.


¿Cómo afecta la semana escolar de cuatro días a los resultados de aprendizaje de los estudiantes?


[0:03:37]

PAUL THOMPSON: Cuando las escuelas cambian a un modelo de semana escolar de cuatro días, el rendimiento académico se reduce. Mucho de esto puede estar relacionado con la reducción del tiempo en la escuela. En Oregón, vimos reducciones de tres o cuatro horas por semana en el tiempo que se pasa en las aulas cuando las escuelas cambiaron al modelo de semana escolar de cuatro días. Y esas reducciones de horas se vincularon casi directamente con los deterioros que observamos en el rendimiento de los estudiantes. Esto representó una reducción de alrededor de 45 minutos a una hora por semana en la enseñanza de matemáticas y lectura y, en cierto modo, se alineó con lo que hemos visto en otras investigaciones sobre el tiempo de enseñanza. También lo hemos analizado a nivel nacional. Y lo que hemos notado es que las escuelas en las que se pasa menos tiempo en las aulas parecen ser aquellas con semanas escolares de cuatro días, en las que se presentan la mayoría de estos efectos perjudiciales en el rendimiento. Si nos fijamos en las escuelas que mantienen el tiempo de enseñanza o conservan un tiempo de enseñanza adecuado cercano a lo que era en una semana escolar de cinco días, no vemos ninguna diferencia notable en el rendimiento entre los estudiantes de la semana escolar de cuatro días y la de cinco.


¿Cómo afecta la semana escolar de cuatro días a los estudiantes fuera del aula?


[0:05:36]

PAUL THOMPSON: Este modelo de semana escolar de cuatro días tiene implicancias a mayor escala para los estudiantes. Los aleja del entorno escolar, los aleja de sus compañeros, los aleja del acceso a las comidas escolares o a las oportunidades de educación física un día a la semana. Quizá no estén supervisados durante su día libre. Hay implicancias en temas como la nutrición, la actividad física y la participación en conductas de riesgo. Los datos de una encuesta realizada aquí en Oregón nos han demostrado que los estudiantes desayunan menos; beben más bebidas azucaradas, lo que no es bueno para la nutrición, y consumen drogas a un ritmo mayor. Y otras investigaciones en este ámbito han descubierto que la delincuencia juvenil también ha aumentado como resultado de la semana escolar de cuatro días. En un artículo publicado en Colorado se evidenció que, a medida que más escuelas fueron optando por un modelo de cuatro días a la semana, la delincuencia juvenil aumentó casi un 20 %. Estas son cosas que creo que las comunidades locales deben conocer (los padres deben saberlas y los funcionarios escolares deben tenerlas en cuenta) porque lo que importa aquí no es solo el rendimiento.


¿Cómo afecta la semana escolar de cuatro días a las familias?


[0:06:20]

PAUL THOMPSON: Las investigaciones han demostrado que el empleo, las horas de trabajo y otros asuntos relacionados de las madres disminuyeron como resultado del aumento de los inscritos en un modelo de semana escolar de cuatro días en un área local. Y creo que las cuestiones del cuidado de los niños son algo que preocupa enormemente respecto a la equidad en muchas de estas comunidades. Algunos distritos escolares han podido ofrecer servicios para los días libres a las familias como una forma de mitigar algunos de estos problemas. Sin embargo, estos suelen verse afectados por dos factores principales. El primero es financiero. Es muy difícil para muchas de estas comunidades rurales ofrecer este tipo de servicios, en especial, porque, históricamente, estos estaban motivados por obtener un ahorro de costos. En cierto modo, eso va en contra de esos beneficios. El segundo factor es que, incluso si es posible ofrecerlos, a menudo, estos programas tienen tasas de inscripción muy bajas y tasas de participación muy bajas. Por lo tanto, incluso si inicialmente se ofrecen los servicios, debido a la baja participación y al alto costo, a menudo, las escuelas pueden optar por no proporcionarlos a largo plazo. Creo que encontrar formas de involucrar a las familias que realmente necesitan estos servicios es clave para evitar el problema de que algunas familias o algunos estudiantes se vean muy afectados negativamente por el horario escolar. Sin embargo, a varios padres y comunidades les gustaron mucho estas semanas escolares de cuatro días. Si ven encuestas realizadas a padres, profesores y alumnos, suelen ser muy positivas en lo que respecta a la semana escolar de cuatro días y muy pocas comunidades optan por volver a un modelo de cinco días una vez que han hecho el cambio.


¿Cómo podría beneficiar a los estudiantes aumentar el tiempo fuera del aula?


[0:08:40]

PAUL THOMPSON: Permite más oportunidades de aprendizaje experiencial. Los estudiantes no tienen que estar atrapados en un aula cinco días a la semana. Esto abre oportunidades de pasantías o de seguimiento laboral para los estudiantes mayores. Creo que tratar de ofrecer más oportunidades de aprendizaje experiencial también en los niveles de los más jóvenes sería clave para que este tipo de versión sea la más exitosa posible.


¿Las semanas escolares de cuatro días afectan a los estudiantes de manera diferente según la edad?


[0:09:13]

PAUL THOMPSON: Hemos analizado el rendimiento en todo el espectro etario y lo que hemos observado es que estos efectos negativos en el rendimiento son más prominentes en los estudiantes de primaria y secundaria, que, a menudo, son los más afectados por las reducciones en la cantidad de horas que asisten a la escuela. En Oregón, vimos reducciones de tres o cuatro horas por semana en el tiempo que pasan en la escuela. Y los estudiantes de primaria y secundaria se enfrentaban a toda esa disminución en el tiempo de enseñanza. Compare eso con los estudiantes de secundaria, donde, especialmente en Oregón, muchas escuelas están haciendo este cambio por cuestiones relacionadas con las ausencias de los estudiantes. Donde las escuelas secundarias dicen que la mitad de la escuela ya de por sí no está presente un viernes porque se fueron a un evento deportivo, por ejemplo, se piensa que la semana escolar de cuatro días es una forma de recuperar parte de ese tiempo perdido.


¿Tiene sentido que todos los distritos escolares implementen semanas escolares de cuatro días?


[0:10:13]

PAUL THOMPSON: Durante los próximos años, podrían surgir algunas preguntas como: ¿Cuál es la forma óptima de estructurar la semana escolar de cuatro días? ¿Es el tipo de implementación en todo el distrito que hemos visto casi universalmente hasta ahora? O hay dudas sobre si esto funciona mejor como modelo exclusivo para la escuela secundaria, donde los estudiantes pueden aprovechar la oportunidad de recuperar el tiempo perdido o hacer una pasantía o tener otras oportunidades de aprendizaje experiencial en ese quinto día.