Expertos ante la cámara

Dra. Robin Gurwitch: Cómo hablar con los niños sobre la guerra y la violencia

SciLine lleva a cabo entrevistas con expertos y pone material audiovisual a disposición de los periodistas para que lo usen en sus historias.

Journalists: Get Email Updates

¿Qué es Expertos ante la cámara?

Experta ante la cámara

Las imágenes gráficas y las historias de violencia de las guerras en el Medio Oriente, Ucrania y otros conflictos están dominando las estaciones de radio y las redes sociales, y los niños de las comunidades de todo Estados Unidos están viendo y escuchando lo que sucede.

El viernes 27 de octubre de 2023, SciLine entrevistó a la Dra. Robin Gurwitch, psicóloga y profesora del departamento de psiquiatría y ciencias de la conducta del Centro Médico de la Universidad de Duke. Debatió acerca de temas como: el impacto de las imágenes e historias relacionadas con la guerra y la violencia sobre la salud mental y emocional de los niños; consejos para los padres (y otros adultos) sobre cómo hablar con niños de todas las edades o responder a sus preguntas sobre la guerra y la violencia, incluidos los temas de odio; cómo ayudar a los niños a sobrellevar la situación cuando están expuestos a noticias e información perturbadoras; cómo ayudar a los padres y cuidadores a hacer frente a los acontecimientos recientes para que puedan apoyar y ayudar mejor a sus hijos; y el reconocimiento de las señales y síntomas que pueden indicar que los niños/adolescentes pueden tener dificultades con los acontecimientos recientes.

Periodistas: video gratuito para usar en sus historias

Alta definición (mp4, 1280x720)

Descargar

Introducción

Lo siguiente fue traducido de la entrevista original realizada en inglés.

[0:00:19]

ROBIN GURWITCH: Soy la Dra. Robin Gurwitch. Soy profesora y psicóloga en el Centro Médico de la Universidad de Duke. Desde el ataque terrorista en Oklahoma City en el edificio federal Murrah en el año 1995, he participado en el servicio, la investigación, el desarrollo de materiales y la capacitación relacionados con brindar ayuda a los niños, las familias y las comunidades a sanar y recuperarse de los desastres, la violencia masiva y los eventos terroristas.

Entrevista con SciLine


¿Cómo afectan las imágenes y las historias sobre la guerra y la violencia a la salud mental y emocional de los niños?


[0:00:56]

ROBIN GURWITCH: La respuesta muy breve es que no les hace bien. Estos eventos afectan a nuestra juventud. Gracias a mucho, mucho trabajo en esta área, sabemos que hay un aumento de la ansiedad, las preocupaciones, los miedos, la depresión y, a veces, un aumento de la ira. Vemos una mayor sensación de desesperanza y, en casos extremos, si no hay esperanzas en el futuro, entonces aumenta el riesgo de suicidios. Por lo tanto, el impacto de estos eventos en la salud mental de nuestros hijos no es bueno.


¿Cómo deben abordar los padres las conversaciones con los niños sobre el odio y los crímenes motivados por el odio, la guerra y la violencia?


[0:01:44]

ROBIN GURWITCH: Cuando hablamos de odio y crímenes de odio, guerra y violencia, a menudo nos resulta difícil, como adultos, entenderlo y decir cómo nos sentimos y qué pensamos acerca de estos eventos. Por lo tanto, creo que lo primero que tenemos que hacer antes de empezar a hablar con nuestros hijos es determinar cómo estamos, cómo nos sentimos. ¿Cuáles son nuestros pensamientos? ¿Cuáles son los valores y creencias que tenemos ante este tipo de eventos? Hable con amigos y otros familiares de confianza para asegurarse de que puede gestionar sus emociones. Una vez hecho esto, hable de verdad con sus hijos. Inicie la conversación. Ha habido un ataque terrorista en Israel y ahora hay una guerra allí. Hubo un tiroteo en Maine. Hubo un huracán en México. Así que, sea lo que sea que vaya a hablar con ellos, asegúrese de que usted esté lidiando correctamente y luego hable con ellos. Es muy importante que inicie esa conversación.


¿Qué consejos específicos tiene para hablar con niños pequeños?


[0:03:04]

ROBIN GURWITCH: Con niños muy pequeños, de edad preescolar o menores, es probable que no sepan ni entiendan lo que está sucediendo. Sin embargo, sí pueden sentir su angustia. Por lo tanto, será útil asegurarse de mantener sus rutinas lo más constantes posible. Cuando empezamos a hablar con niños en edad escolar, hay que suponer que ya lo saben. Se enteraron en el autobús escolar. Escucharon a sus amigos hablar al respecto. Lo vieron en la televisión cuando pasaban por la sala de estar. Así que, con los niños en edad escolar, creo que uno comienza la conversación diciendo que pasó algo y luego da los detalles del evento del que va a hablar. Ha habido un ataque terrorista en Israel y ahora hay una guerra, y eso es muy difícil, pero quiero hablarte al respecto. Dime lo que has oído al respecto. Permítales tener la oportunidad de decirle lo que han escuchado. Escuche y corrija con delicadeza la información errónea, los rumores y las malas interpretaciones. Y luego continúe con “¿y cómo te hace sentir eso?” Es difícil pensar en esas cosas. Y, cuando compartan sus sentimientos con usted, acéptelos en lugar de tratar de convencerlos de que no deben sentirse así. No funciona para los adultos y no funcionará para los niños.


¿Qué consejos específicos tiene para hablar con preadolescentes y adolescentes?


[0:04:31]

ROBIN GURWITCH: A veces, cuando hablamos o intentamos hablar con nuestros preadolescentes y adolescentes, se encogen de hombros o dicen: “Estoy bien, no pasa nada”. O, ya saben, “¿por qué tengo que decirte lo que pienso?” Por lo tanto, a veces podemos abordarlo de manera algo diferente. Tal vez, podemos decir: “Dime lo que sabes sobre la guerra que está sucediendo en Israel y Gaza”. Pero, a veces, se puede expresar un poco distinto y decir: “Ya sabes que desde hace semanas hay una guerra en Israel y Gaza. ¿Qué están comentando tus amigos al respecto? ¿De qué han estado hablando? ¿Qué has visto en las redes sociales al respecto?” Esto le da a usted o a ellos un poco de distancia. “Estoy dispuesto a compartir información sobre mis amigos. Estoy dispuesto a compartir información sobre las redes sociales”. Y le brinda una idea de lo que entienden, lo que creen y, nuevamente, le brinda a usted la oportunidad de verificar cualquier percepción errónea o información errónea que puedan tener.


¿Qué consejos específicos tiene para hablar con estudiantes universitarios?


[0:05:43]

ROBIN GURWITCH: Por fin tienes tu nido vacío con al menos un hijo. Sin embargo, cuando están lejos, ellos están emocionados de haberse ido, pero todavía hay un vínculo que los une a los dos a medida que ellos siguen creciendo hasta convertirse en personas independientes. Por lo tanto, es importante comunicarse y mantenerse en contacto. “¿Cómo les está yendo? Cuéntame qué está pasando en el campus o en las cercanías en relación con la guerra en Israel y Gaza. Dime qué pasa en el campus. ¿Qué dicen los profesores? ¿Qué dicen tus compañeros de clase sobre lo que está pasando?” Mantenerse en contacto para asegurarnos de que se sientan seguros y apoyados. Y para hacerles saber que uno está ahí si tienen alguna duda o inquietud sobre cualquier cosa, para que lo llamen y hablen con usted y se asegure de que juntos puedan elaborar un plan.


¿Cómo pueden los padres monitorear lo que sus hijos consumen en los medios de comunicación y el uso que dan a las redes sociales, al mismo tiempo que se respeta su privacidad?


[0:06:43]

ROBIN GURWITCH: Cuando hablamos de niños en edad escolar, los padres y cuidadores realmente necesitan saber qué está pasando en sus redes sociales. Tienen que mirarlo. Tienen que asegurarse de que sea adecuado, pase lo que pase. A medida que los niños crecen, sí esperan tener un poco más de privacidad. Pero creo que es importante que los padres digan: “Escuché que otros padres (puede decir que fueron otros padres) dijeron que hay muchas cosas en las redes sociales sobre la guerra en Israel (o sobre el tema que sea). ¿Qué dicen en tus redes sociales sobre esto?” Pídales que compartan con usted algunas de las cosas que están viendo. Y hágales saber que, muchas veces, hay cosas en las redes sociales que simplemente no son ciertas. Que pueden acudir a usted si tienen alguna pregunta sobre lo que ven o escuchan, y les dirá lo que sabe que es cierto. Además, hábleles sobre el hecho de que, a veces, hay imágenes que nadie debería ver. Que, si las ven y les preocupa, nuevamente, pueden acudir a usted para hablar al respecto con ellos. Reconocer que, si bien sus amigos las ven y pueden sentirse atraídos hacia ellas, verlas puede interferir con su sueño, con su concentración, porque es difícil borrar esas imágenes de nuestra mente.


¿Qué pueden hacer los padres y los cuidadores en lo personal para asegurarse de que puedan ayudar y apoyar a sus hijos?


[0:08:10]

ROBIN GURWITCH: Es absolutamente esencial que practiquemos un buen cuidado personal, si no lo hacemos por otro motivo, que sea porque nuestros niños y adolescentes nos ven como modelos a seguir. Si ellos no ven que nos cuidamos, entonces cuando les digamos que necesitan tomarse un descanso o hacer algo divertido, van a decir: “¿Por qué? Tú no lo haces, ¿por qué debería hacerlo yo?” Por eso es importante que los padres piensen en su propio cuidado personal. Si algo positivo tuvo el COVID, fue que pudimos reforzar las estrategias de afrontamiento que nos funcionaron y desarrollar nuevas. Así que, si durante la pandemia de COVID, cuando estaba angustiado salía a caminar, jugaba con sus mascotas, horneaba, hacía jardinería o encendía ESPN para ver deportes, sea lo que sea que le haya ayudado a reducir parte de su estrés, ahora haga algunas de esas actividades todos los días. Tal vez sean diferentes cada día, pero hacer algo por usted, para aumentar sus habilidades de afrontamiento no solo sirve de modelo de cuidado personal para sus hijos, sino que también asegura que esté en una mejor posición para ayudarlos a aprovechar sus estrategias de afrontamiento.


¿Cuáles son algunos de los signos y síntomas que indican que los niños o adolescentes pueden estar teniendo problemas con los acontecimientos recientes?


[0:09:33]

ROBIN GURWITCH: Cuando pensamos en las señales y reacciones que pueden tener los niños que nos pueden decir: “Oye, la estoy pasando mal, me siento afligido”, entre otras cosas, podemos ver problemas para dormir. Problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormidos, por lo que es posible que estén más cansados. Por eso y por otras reacciones al estrés, los niños pueden estar más irritables. Es posible que los niños más pequeños tengan más crisis y berrinches, e incluso los preadolescentes y adolescentes, de quienes de por sí se espera que incurran un poco en estas conductas, pueden ir más allá. Es posible que veamos más conflictos entre usted y sus hijos, pero también entre sus hijos y sus pares. Es posible que veamos que ya no disfrutan las cosas que antes realmente deseaban o querían hacer. A veces, vemos problemas con la atención, el enfoque y la concentración. Eso puede provocar dificultades con las tareas escolares. No es que no estén estudiando con ganas. No es que no estén haciendo su mejor esfuerzo. Es que poder procesar y retener nueva información se vuelve muy difícil. Así que hay que tener un poco más de paciencia, quizás darles un poco más de ayuda, aunque en el pasado no hayan necesitado mucha. Y un poco más de atención y amor realmente servirá de mucho en estos días.


Tras de una conversación sobre un tema difícil, ¿qué deben hacer los padres a continuación?


[0:11:07]

ROBIN GURWITCH: Hemos hablado mucho sobre hablar con sus hijos sobre temas difíciles, pero reconocemos que no es algo que se resuelve a la primera. Se intenta una vez y luego volvemos a consultar cómo va todo tal vez en unos días, quizás en una semana, según lo que cambie en el ciclo de noticias. Pero no deje de volver a hablar con ellos para que sus hijos sepan que usted es un recurso con el que pueden contar.