Ruedas de prensa

Inundaciones costeras

Journalists: Get Email Updates

¿Qué son las Ruedas de prensa?


In English

Coastal flooding

Contents

Treinta estados de los EE. UU. tienen algún tipo de costa y la mayoría de las áreas costeras están experimentando un aumento de las inundaciones. En esta rueda de prensa de SciLine, los científicos debatieron sobre qué regiones costeras son más vulnerables a los diferentes tipos de inundaciones; los efectos de las inundaciones en los sistemas locales de tratamiento de aguas residuales y otras infraestructuras municipales; los riesgos para los acuíferos y los cultivos derivados de la intrusión de agua salada; y las proyecciones de los patrones de inundaciones regionales para el futuro cercano.

Periodistas: video gratuito para usar en sus historias

High definition (mp4, 1920x1080)

Descargar

Introducción

Lo siguiente fue traducido de la rueda de prensa original realizada en inglés.

[00:00:25]

RICK WEISS: Hola a todos y bienvenidos a la rueda de prensa de SciLine sobre las inundaciones costeras, un riesgo relacionado con el clima que, de hecho, es de interés para más de la mitad de los estados de los EE. UU. si tenemos en cuenta nuestras extensas costas oceánicas y de los Grandes Lagos. Soy el director de SciLine, Rick Weiss. Para aquellos de ustedes que no nos conocen, SciLine es un servicio gratuito, con un comité de redacción independiente y financiamiento de fuentes filantrópicas, dirigido a periodistas y científicos y con sede en la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, una organización sin fines de lucro. Nuestra misión es simplemente facilitar a los periodistas como ustedes la incorporación de más datos con validación científica en sus noticias. Y eso significa no solo historias sobre ciencia, sino cualquier historia que pueda reforzarse con un poco de ciencia. Entre otras cosas, ofrecemos un servicio de búsqueda gratuito que los ayuda a conectarse directamente con científicos con amplio conocimiento en su campo y cuyas habilidades de comunicación hemos verificado. Están disponibles para ustedes y es posible establecer una fecha. Solo hay que ir a Sciline.org y hacer clic en “Necesito un experto”. Una vez allí, consulte nuestros otros recursos útiles para informar. Un par de detalles logísticos rápidos antes de empezar: hoy tenemos tres panelistas, como de costumbre, que harán breves presentaciones de 5 a 7 minutos. Estas se realizarán antes de abrir la sesión de preguntas y respuestas. Si quieren hacer una pregunta, háganlo durante la presentación o después de esta, colocando el cursor por encima de la parte inferior de la ventana de Zoom, la pestaña de preguntas y respuestas, y escriba su nombre, el medio informativo y su pregunta. Y si desea hacerle esa pregunta a un panelista en particular, asegúrese de indicarlo. Al final del día de hoy, habrá un video completo de esta sesión informativa en nuestro sitio web, o tal vez mañana por la mañana. La transcripción con sello de tiempo estará disponible en un par de días. Sin embargo, si quiere una copia sin editar de esta grabación de forma más inmediata, solo tiene que enviar una solicitud con su nombre y correo electrónico en el recuadro de preguntas y respuestas y se la enviaremos con seguridad antes de que acabe el día de hoy. También puede usar el recuadro de preguntas y respuestas para alertar al personal sobre cualquier dificultad técnica.

Muy bien, ahora no voy a presentar en detalle a nuestros ponentes, sus biografías están en el sitio web de SciLine. Solo voy a decirles que escucharemos primero al Dr. William Sweet. Es oceanógrafo en la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), donde encabeza los esfuerzos para predecir y rastrear los cambios en el nivel del mar y el riesgo de inundaciones costeras para respaldar la toma de decisiones fundamentadas. Y, por supuesto, ese es exactamente el tipo de toma de decisiones que queremos que faciliten nuestros funcionarios públicos. Así que, como exmiembro de la Administración federal, permítame decir sencillamente: Dr. Sweet, gracias por su servicio en ese sentido. El Dr. Sweet ofrecerá una visión general de las inundaciones costeras, incluida una descripción de lo que puede deparar el futuro dadas las proyecciones climáticas actuales. En segundo lugar, escucharemos a la Dra. Michelle Hummel, profesora adjunta del departamento de ingeniería civil de la Universidad de Texas en Arlington, quién se centrará en los efectos de las inundaciones costeras en los sistemas de tratamiento de aguas residuales y otras infraestructuras locales. Lo cual es algo en lo que no todos pensamos mucho, pero que, en realidad, representa un riesgo importante aquí. Y, en tercer lugar, escucharemos a la Dra. Holly Michael, directora del Instituto Ambiental de Delaware de la Universidad de Delaware, quien se centrará en el problema de la intrusión de agua salada en las aguas subterráneas costeras y sus efectos en los acuíferos de agua dulce y en la agricultura. Bien, empecemos y le cedo la palabra, Dr. Sweet.

[00:03:54]

WILLIAM SWEET: Genial. Muchísimas gracias. Me alegro de estar aquí. Compartiré mi pantalla. Muy bien. Bueno, como se mencionó, hablaré sobre el nivel del mar y las inundaciones pasadas y futuras debido a la marea alta.

[00:04:08]

RICK WEISS: Todavía no veo tu pantalla.

[00:04:18]

WILLIAM SWEET: Volvamos a intentarlo. Pido disculpas.

[00:04:27]

WILLIAM SWEET: ¿Qué tal ahora?

[00:04:28]

RICK WEISS: No se ve. También podemos mostrar esas diapositivas nosotros mismos.

[00:04:36]

WILLIAM SWEET: Hagamos eso entonces.

[00:04:39]

RICK WEISS: Bien, ahí está. Lo veo en la pantalla de alguien. Así que estás listo para empezar.

Panorama general de las inundaciones costeras

[00:04:42]

WILLIAM SWEET: Muy bien, estupendo. Hola. Me llamo William Sweet, trabajo para el Servicio Oceánico Nacional de la NOAA. Hablaré hoy sobre el nivel del mar y las inundaciones pasadas y futuras debido a la marea alta. El nivel del mar está aumentando a lo largo de la costa de los Estados Unidos. En promedio, ha aumentado alrededor de un pie en los últimos 100 años, y ese ritmo se ha acelerado en los últimos 50 años. Y eso es preocupante. El pasado no es el indicador del futuro. ¿Hacia dónde se dirige este aumento? Eso es lo que queremos ayudar a responder aquí. Formo parte de un grupo de trabajo federal dedicado a proporcionar información sobre el aumento del nivel del mar a los organismos federales estadounidenses, así como a los estados, municipios y profesionales de todo tipo. Acabamos de publicar nuestro último informe el año pasado con hincapié en tres resultados principales. ¿Cuánto podría aumentar el nivel del mar en los próximos 30 años? ¿Podemos dar respuestas más claras, concisas y seguras sobre cuánto aumento debemos esperar? Pero ¿cuánto podría subir el nivel del mar a finales de este siglo? ¿Podemos establecer metas, teniendo en cuenta las incógnitas conocidas? Podría ser tan alto como esto, podría ser tan bajo como aquello. Depende del calentamiento y las emisiones futuras, cosas para las que no tenemos una bola de cristal para determinar lo que haremos colectivamente como seres humanos. En tercer lugar, y lo que es más importante, ¿qué significa eso para nosotros como seres humanos que vivimos a lo largo de la costa y los ecosistemas? ¿Cuál es el riesgo ahora? Y para el año 2050, con ese aumento previsto del nivel del mar, ¿qué significa eso en términos de tres tipos de inundaciones? Menores, por lo general, perturbadoras. Moderadas, por lo general, que causan daños. Y graves, que, a menudo, son destructivas. ¿Cómo van a cambiar esos riesgos?

Si volvemos a analizar esto, a nivel de los EE. UU., en el informe, los conjuntos de datos que obtenemos se reducen a niveles muy locales, pero, a grandes rasgos, el nivel del mar, esa línea negra, son los últimos 50 años del mismo gráfico que acabo de mostrar. El verde es la trayectoria. ¿Hacia dónde nos dirigimos? Bueno, nos dirigimos a un aumento del nivel del mar de alrededor de un pie en los próximos 30 años, lo que igualaría el aumento de los últimos 100 años. Las líneas coloridas son estos mismos escenarios del futuro nivel del mar. De emisiones altas y alto calentamiento o bajas emisiones y bajo calentamiento. Quizás algunas inestabilidades en las capas de hielo, rápida desintegración del apodado “Glaciar del Fin del Mundo”, digamos. Pero hay que tener en cuenta que, en los próximos 30 años, no habrá mucha diferencia. Tenemos un impulso térmico, un camino que estamos atravesando. Después de esta mitad de siglo, las emisiones sí importan y hay mucha incertidumbre. Pero para los próximos 30 años, es mucho más: podemos hablar con claridad y confianza de hacia dónde nos dirigimos en términos del aumento del nivel del mar. Y si analizamos esto en términos de los tipos de inundación mencionados (menores, moderadas o graves), utilizamos los umbrales establecidos por el Servicio Meteorológico Nacional de la NOAA y los administradores de emergencias locales, que se utilizan para pronosticar los efectos en el día a día. El Servicio Meteorológico Nacional ha emitido una advertencia de inundación costera o alerta de inundación costera, con efectos en el suelo muy ajustados y calibrados. Realmente estamos intentando graduar el riesgo dentro de la llanura aluvial de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA). Entonces, una inundación menor es aquella que está aproximadamente 2 pies por encima del promedio de la marea alta. Una moderada es de alrededor de 3 pies por encima del promedio de la marea alta. Y una inundación grave está aproximadamente 4 pies por encima del promedio de la marea alta. Podría ser más alta, pero ese es más o menos el umbral de estas clasificaciones. Y cuando analizamos esto, ¿qué ha hecho el aumento del nivel del mar? Lo vemos como SLR en la diapositiva. En el eje de abscisas, en la parte inferior, está esa altura, por encima de la altura media del agua. Así que la inundación menor es de aproximadamente 2 pies, la inundación grave es de aproximadamente 4 pies. El área bajo la curva es de 365 días en promedio. Y lo que vemos es que, a lo largo del tiempo, el nivel del mar sigue aumentando y haciendo estragos en nuestra infraestructura terrestre. Y las vulnerabilidades, que acabo de mostrarles en estas definiciones de inundaciones, es que las inundaciones graves son cada vez más probables, pero siguen siendo algo que ocurre quizás cada 5 años, cada 10 años. No es algo que suceda todos los años. Sin embargo, se producen inundaciones menores todos los años, y estamos empezando a ver muchas veces decenas de ellas en las comunidades, y están pasando por debajo del grueso de la media de la curva y se están acelerando. Un pequeño aumento del nivel del mar contribuye enormemente a los tipos de efectos que realmente están empezando a crecer a pasos agigantados.

Y he aquí un ejemplo. Hoy en día realizamos advertencias. En los próximos días, ¿qué debemos esperar? Si parpadea, es probable que se inunde. ¿Qué aspecto tiene esa inundación? El verde aquí sería una medición del mareógrafo. Cuando se llega a cerca de 2 pies por encima de la marea alta promedio, empezamos a recibir los efectos. En una comunidad en la que vivo, los pozos para hogueras están en peligro. Y, lo que es más importante, los muelles están comenzando a cubrirse de agua. Esto es costoso. Pero el centro de la ciudad también se está inundando. La gente no va de compras. El agua llega a las calles. Es un problema. No solo agobia la mente de las personas, sino que también influye en el comercio y los desplazamientos dentro de las comunidades. Y estas cifras están creciendo, como ya mencioné, a pasos agigantados. Este es el número de días al año en los que se produce una inundación en Annapolis. Por lo tanto, no es un cambio lento y gradual. Está creciendo, se está acelerando. Cuando analizamos esto, los tres tipos de inundaciones actuales (menores, moderadas y graves), a la izquierda lo que mostramos aquí es el promedio en los Estados Unidos. Alrededor de 3 eventos al año. Tal vez 2 días por evento en 2020. Moderado, alrededor de 0.3 eventos por año. Tal vez haya una probabilidad de 1 en 3 en un año determinado y así sucesivamente.

La inundación grave, con una probabilidad del 4 %, 0.04. Por lo tanto, aproximadamente una vez cada 25 años. En el año 2050, en los lugares más destacados del interior con el aumento del nivel del mar que se espera que se produzca, lo que encontramos es que las inundaciones moderadas, aquellas que generan daños, se producen con una frecuencia incluso mayor que la de las menores. Así que, en esencia, vamos a tener un cambio en el esquema de inundaciones. Las inundaciones moderadas reemplazarán la frecuencia de las inundaciones menores. Por lo tanto, las inundaciones perturbadoras se volverán dañinas. Las inundaciones dañinas se volverán más destructivas. Todavía no es algo que suceda todos los años, pero va en esa dirección. Así que, rápidamente, algunos mapas que muestran estas capas. Las de color rojo se inundan durante las inundaciones menores. El moderado se inunda durante las inundaciones moderadas. Y con las graves se inunda alrededor de 4 pies. El rojo siempre está inundado, por eso le damos la definición en rojo. Pero pueden ver una zona como Norfolk, la base naval más grande del mundo. Hay muchas zonas que están en riesgo ahora. Números del año 2020, inundaciones menores, alrededor de 5 eventos por año. Para el 2050, se producirán inundaciones moderadas de 5 a 10 veces al año. Las inundaciones menores se convertirán en un acontecimiento normal. Por lo tanto, si miramos esta inundación moderada en Norfolk, por ejemplo, 8 o 9 pulgadas de agua en la carretera que conduce a la base naval más grande del mundo, es difícil para los militares llegar a la base a este nivel. En 1990, esto representaría alrededor de un 20 % de probabilidades de que se produjera este tipo de inundación en un año determinado. Ahora, es aproximadamente una vez al año. En el 2050, de 5 a 10 eventos por año. Es un problema. Así que, con esto, terminaré y cederé la palabra a nuestra próxima ponente.

[00:11:43]

RICK WEISS: Gracias, Dr. Sweet. Muy buena introducción, aunque un tanto aterradora. Pasamos a usted, Dra. Hummel.

[00:11:50]

MICHELLE HUMMEL: Gracias. Bien, ¿pueden ver todo?

[00:12:00]

RICK WEISS: Se ve bien.

Efectos de las inundaciones costeras en el tratamiento de aguas residuales y otras infraestructuras

[00:12:01]

MICHELLE HUMMEL: Genial. Hola a todos. Hoy quiero dedicar unos minutos a analizar los desafíos que plantean las inundaciones costeras, en particular para nuestros sistemas críticos de infraestructura. Y, en particular, quiero centrarme en los aproximadamente 16,000 sistemas centralizados de tratamiento de aguas residuales en los EE. UU. Aproximadamente el 74 % de la población estadounidense depende de estos sistemas para tratar y limpiar el agua usada antes de que sea devuelta a nuestros ríos y costas. Y esto ayuda a garantizar que tengamos agua de buena calidad y adecuada para el uso en actividades recreativas y para mantener la salud del ecosistema. En las regiones costeras, muchas de estas plantas de tratamiento de aguas residuales están ubicadas en elevaciones bajas cerca de la costa, porque esto permite que las aguas residuales se desplacen por gravedad a esas plantas de tratamiento y, por lo tanto, disminuye la necesidad de bombeo. Si bien este método ha resultado económico para el funcionamiento de estos sistemas de aguas residuales en el pasado, también los hace susceptibles a las inundaciones costeras. Cuando las plantas se inundan, esto puede provocar fallas en los sistemas mecánicos y eléctricos, lo que podría detener las operaciones de la planta. E incluso si esos componentes permanecen secos, el agua de la inundación que entra en otras partes de la planta de tratamiento puede superar la capacidad de la planta y, potencialmente, requerir que las aguas residuales no tratadas se descarguen directamente a las vías fluviales cercanas, lo que puede provocar un deterioro de la calidad del agua.

También quiero señalar aquí que el otro 26 % de la población estadounidense que no recibe servicios de estas plantas de tratamiento centralizadas depende, en gran medida, de los sistemas sépticos in situ para tratar sus aguas residuales, y estos sistemas sépticos, que están enterrados bajo tierra, también son muy susceptibles a las fallas provocadas por las inundaciones. Y pueden requerir reparaciones costosas por parte de los propietarios después de una inundación. Por eso, en el pasado, las marejadas ciclónicas y las lluvias provocadas por huracanes han provocado graves inundaciones en los sistemas de aguas residuales, como la instalación que pueden ver aquí en Houston, Texas, que se inundó durante el huracán Harvey. Si bien muchas interrupciones en las instalaciones de aguas residuales duran relativamente poco, algunos de los efectos de las inundaciones pueden prolongarse durante semanas o, posiblemente, meses, lo que provoca importantes problemas logísticos para los encargados de los sistemas. En el eje horizontal del gráfico que pueden ver aquí, se muestra el tiempo que pasó después de que el huracán Harvey tocara tierra en Texas a finales de agosto de 2017. Y, en el eje vertical, el número de plantas de tratamiento de aguas residuales no operativas. Por lo tanto, vemos que un total de 40 plantas de tratamiento de aguas residuales en Texas estuvieron fuera de servicio durante al menos un tiempo a principios de septiembre. La mayoría de estas plantas se recuperaron y volvieron a funcionar en aproximadamente una semana. Sin embargo, algunas plantas seguían sin funcionar hasta cuatro meses después. Así que esto realmente resalta la influencia duradera que las inundaciones pueden tener en estos sistemas.

De cara al futuro, las inundaciones provocadas por el aumento del nivel del mar son una preocupación creciente para muchas de estas plantas de tratamiento de aguas residuales costeras ubicadas a baja altitud. Mi equipo llevó a cabo un análisis del número de plantas de tratamiento de aguas residuales en los estados costeros de EE. UU. que sufrirían inundaciones durante la marea alta. Y los resultados se resumen aquí con los estados en la primera columna y la cantidad de plantas que se inundaron con un aumento del nivel del mar de entre 1 y 6 pies que se muestra en las columnas posteriores. Descubrimos que, con solo un pie de aumento del nivel del mar, aproximadamente 60 plantas de tratamiento de aguas residuales que prestan servicio a más de 4 millones de personas en 18 estados de los EE. UU. podrían sufrir riesgos de inundación. Y si analizamos un escenario de aumento del nivel del mar de 6 pies, esto aumenta a 394 plantas que dan servicio a casi 32 millones de personas que ya no podrían depender de servicios confiables de aguas residuales, a menos que se implementen medidas de mitigación sustanciales. Las inundaciones costeras causadas por las marejadas ciclónicas y el aumento del nivel del mar también amenazan otros tipos de infraestructuras críticas, como se puede ver aquí. Como nuestras carreteras, aeropuertos e instalaciones de producción de energía eléctrica. Y, al igual que ocurre con las plantas de tratamiento de aguas residuales, las interrupciones en estas instalaciones relacionadas con las inundaciones pueden provocar fallas generalizadas y potencialmente en cascada que pueden afectar a comunidades enteras o tener consecuencias económicas regionales o incluso nacionales. Estas fallas en cascada pueden ocurrir dentro de una sola red de infraestructura, como la red de carreteras, donde, si una carretera se inunda, esto puede provocar retrasos por embotellamientos en el resto de la red de transporte. Sin embargo, este tipo de interrupciones también pueden ocurrir entre dos o más redes de infraestructuras críticas. Por ejemplo, una falla en una subestación eléctrica podría provocar una pérdida de energía eléctrica en una planta de tratamiento de aguas residuales cercana, lo que podría provocar interrupciones en los procesos de tratamiento si no se cuenta con las fuentes de alimentación de respaldo adecuadas.

Entonces, ¿qué podemos hacer para abordar estos peligros y mitigar los efectos de futuras inundaciones en los sistemas de infraestructura crítica? Podemos considerar esto en dos escalas diferentes. A nivel de la instalación individual, normalmente tenemos tres opciones para elegir. La primera opción y la que más se utiliza es proteger la instalación. Por lo general, se utilizan estructuras de ingeniería, como rompeolas o diques, o sistemas naturales, como las dunas. Una segunda opción es adaptarse a las inundaciones modificando nuestra infraestructura para disminuir los efectos de estas. Así, por ejemplo, podríamos elevar estructuras o carreteras para que las inundaciones puedan pasar por debajo de ellas sin causar daños. Sin embargo, es probable que esta no sea una opción viable para la infraestructura de aguas residuales debido a las extensas redes de tanques, tuberías y componentes eléctricos, muchos de los cuales están enterrados bajo tierra. Por último, la reubicación de las instalaciones vulnerables en terrenos más altos probablemente proporcionaría la mayor reducción de la exposición a las inundaciones a largo plazo, ya que esto podría ayudar a retirar por completo las instalaciones de la zona de riesgo de inundación costera. Sin embargo, encontrar y obtener los permisos para nuevas ubicaciones para algunas de estas instalaciones podría tener un costo prohibitivo. Por lo tanto, es importante que consideremos el riesgo de inundación de manera integral a lo largo de la vida útil prevista de nuestros sistemas de infraestructura para determinar cuál de estas soluciones es la mejor para una instalación determinada. Y, en segundo lugar, también podemos considerar esto a nivel de red.

Por lo tanto, teniendo en cuenta estas redes de infraestructura en su conjunto, una opción de adaptación importante que tenemos es tratar de incorporar redundancia en estos sistemas. Un sistema redundante ofrece múltiples vías para mover materiales, ya sea que hablemos de aguas residuales, energía o tráfico. De esa forma, si una instalación o vía se interrumpe debido a una inundación, otras instalaciones o vías aún están disponibles para continuar brindando los servicios necesarios. En el contexto de los sistemas de aguas residuales, proporcionar interconexiones entre las plantas de tratamiento permitiría desviar las aguas residuales a otra planta si una deja de funcionar debido a inundaciones u otras interrupciones. Un ejemplo reciente de esto es la planta de tratamiento de aguas residuales de Cedar Bayou, cerca de Houston, que se inundó con más de 6 pies de agua durante el huracán Harvey. Sin embargo, esta instalación pudo bombear sus aguas residuales a una alcantarilla cercana que se conectaba a otra planta de tratamiento que aún estaba en funcionamiento en la ciudad de Baytown. Y eso permitió el tratamiento continuo de las aguas residuales del distrito, a pesar de las catastróficas inundaciones que se produjeron. Por lo tanto, soluciones como esta pueden proporcionar beneficios sustanciales al mantener la funcionalidad de nuestros sistemas de infraestructura crítica durante las inundaciones. Y tengo un par de materiales aquí en caso de que deseen leer más. Ahora le daré la palabra a nuestra próxima ponente.

[00:19:21]

RICK WEISS: Gracias, Dra. Hummel. Hay tantas historias e ideas geniales aquí. Quiero saber de inmediato cuál es la elevación de mi planta local de tratamiento de aguas residuales en relación con el riesgo de inundación. La posibilidad de que decenas de millones de personas en todo el país sean vulnerables a este tipo de averías por unos pocos pies de agua es abrumadora. Dra. Michael, pasamos con usted.

[00:19:43]

HOLLY MICHAEL: Perfecto, gracias. Compartí mi pantalla. OK. ¿Pueden ver la pantalla completa?

[00:19:55]

RICK WEISS: Perfecto.

El problema de la intrusión de agua salada en las aguas subterráneas costeras

[00:19:57]

HOLLY MICHAEL: Muy bien. Gracias por invitarme. Espero poder hablar con todos hoy. Soy Holly Michael. Trabajo en la Universidad de Delaware, donde soy profesora de hidrogeología y directora de nuestro instituto ambiental. A ver si avanza. Quizá no. Ahí vamos. Cuando pienso en los recursos hídricos costeros y, en particular, en los recursos de aguas subterráneas, pienso en ellos como si estuvieran atrapados entre la tierra y el mar. Entre fuentes de contaminación. Por lo tanto, en la tierra tenemos fuentes de contaminación provenientes de la agricultura. Los fertilizantes y los pesticidas, tenemos la contaminación municipal, la contaminación industrial, los sistemas sépticos, etcétera, que pueden infiltrarse en nuestros recursos hídricos. Y luego, en el lado del mar, tenemos esta fuente infinita de contaminación, que es el agua de mar. Así pues, este diagrama representa una comunidad costera. Espero que puedan ver mi cursor. Aquí tenemos el océano y el lado terrestre, y luego atravesamos el subsuelo y mostramos el sistema de aguas subterráneas. El agua subterránea normalmente existe en los poros del suelo y las arenas de los acuíferos. Está en todas partes bajo nuestros pies. A veces, la gente piensa que son ríos subterráneos, pero en realidad, en su mayor parte, el agua subterránea solo está en los poros y puede moverse lentamente. En tierra tenemos agua subterránea dulce y es un recurso importante, especialmente para las comunidades costeras. Y luego, bajo el mar, tenemos agua subterránea salina. Por lo tanto, el fondo del océano no está endurecido. El agua continúa bajo tierra. Y eso es algo natural. Y el agua de mar es más densa que el agua dulce. El agua dulce normalmente flota sobre ella y, naturalmente, el agua de mar, el agua subterránea salina, llega tierra adentro.

Pero cuando hablamos de la intrusión de agua de mar, es cuando esta agua subterránea salina natural se mueve tierra adentro y saliniza las fuentes de agua dulce. Entonces, ¿qué causa esto? Bueno, hay varios mecanismos diferentes. Y ahora estoy mostrando solo una sección transversal. Un diagrama sencillo. Una vez más, en azul está el agua subterránea dulce. Y lo verde es el agua del mar. Y debajo hay agua subterránea salina. Y aquí, solo he dibujado una interfaz sencilla entre el agua dulce y el agua salada. Cuando el nivel del mar sube, podemos imaginarlo como lo que sucede cuando se mueve abruptamente un sube y baja. Entonces, cuando el nivel del mar sube, en la orilla del mar, las presiones aumentan y eso mueve esta interfaz hacia el interior. Y saliniza las aguas subterráneas dulces. Además, a medida que la costa migra, puede producirse una infiltración vertical de esa densa agua salada hacia abajo. Si en la tierra las cosas cambian, por ejemplo, tenemos menos precipitaciones o más evapotranspiración, eso puede provocar que los niveles freáticos bajen. Y, de nuevo, eso hace que esta agua salada se desplace tierra adentro. Bombeo: utilizamos agua subterránea y, cuando la usamos, la bombeamos. Eso reduce la presión en la tierra, lo que permite que el agua salada vuelva a moverse tierra adentro. Y se producen marejadas ciclónicas. Por lo tanto, con el cambio climático, se prevé que las marejadas ciclónicas sean más frecuentes e intensas. Por lo tanto, esperamos más inundaciones salinas. Y, de nuevo, la infiltración vertical de agua salada. Por último, las aguas superficiales también experimentan la intrusión de agua salada. Por lo tanto, a medida que aumenta el nivel del mar o se agota el caudal de los arroyos, el frente de agua salada puede moverse tierra adentro. Y solo se necesita una pequeña cantidad de agua de mar, solo un 2 % o menos, para arruinar una fuente de agua dulce usada tanto para beber como para regar.

La intrusión de agua marina se produce en todas las costas de los EE. UU. Resalté algunos lugares aquí. También hablaré de algunos más adelante. Y esto ocurre en todo el mundo. Nuevamente, solo seleccioné algunos estudios aquí. Más de 600 millones de personas viven a menos de 10 metros del nivel del mar en el plano vertical. Y 2,400 millones de personas viven a menos de 100 kilómetros de la costa. Hay muchísimas personas en todo el mundo que pueden verse afectadas. Y este es un gran problema para los recursos hídricos, pero también la intrusión de agua salada y el aumento del nivel del mar están provocando cambios ecológicos. Por lo tanto, quiero hablar un poco sobre eso. Y esto se debe tanto a que los suelos y el agua se están salinizando, pero también a que el aumento del nivel del mar provoca un aumento del nivel del agua en la tierra. Y eso puede ahogar la zona radicular de los sistemas costeros. Por lo tanto, se producen efectos en los primeros ecosistemas. Y así, vemos el surgimiento de lo que llamamos bosques fantasmas, que son árboles muertos donde las marismas se mueven tierra adentro o migran. Y esto está siendo noticia particularmente en la región del Atlántico Medio de los EE. UU. Lo mismo ocurre con los efectos en la agricultura. Hay porciones de campos agrícolas que simplemente se están quemando por la salinidad o se están inundando.

Entonces, ¿qué hacemos con estas amenazas a nuestros recursos hídricos y ecosistemas? Como investigadora, creo que necesitamos investigar más para entender el alcance del problema. Para entender lo que está sucediendo, los mecanismos, las implicaciones económicas, las reacciones sociales. Y agrupar todas estas cosas e intentar predecir mejor lo que sucederá en el futuro para que podamos evitarlo. La comunicación y la concientización son muy importantes. Y eso es lo que están haciendo todos ustedes, así que gracias por ello. Vigilancia. Necesitamos saber cuáles son los niveles del agua, cuáles son las salinidades, qué tipo de contaminación hay. Así, por ejemplo, si tenemos un pozo de bombeo, podemos instalar pozos más pequeños frente a él para verificar y detectar de manera temprana la intrusión de agua salada. También podríamos hacer cosas realmente interesantes, como volar un helicóptero con electromagnetismo y ver realmente el subsuelo. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) lo ha hecho en varios lugares, uno de los cuales recientemente fue a lo largo de las costas de la bahía de Delaware. Y luego están las soluciones. Una es la administración. Debemos tener mucho cuidado con la forma en que utilizamos el agua. Porque una vez que el agua subterránea se saliniza, es muy difícil eliminar esa sal. Soluciones de ingeniería, algunas de las cuales mencionó la Dra. Hummel. Por lo tanto, hay barreras hidráulicas y una infraestructura reforzada. Daré un par de ejemplos de estas. Creo que una muy importante es la infraestructura ecológica, que puede reducir las repercusiones del cambio climático. De hecho, puede extraer algo de carbono de la atmósfera. Y lo más importante, creo, es asegurarnos de que nuestras políticas se basen en la ciencia.

Así que, solo un par de ejemplos rápidos. Este es un ejemplo de una solución de ingeniería, que es la desalinización del agua. Esto está ocurriendo en Cape May, Nueva Jersey. Y en este caso, en 1998 se instaló una planta desalinizadora. Una cosa a tener en cuenta es que la desalinización requiere mucha energía y mantenimiento, y encontré este artículo del año pasado que indica que Cape May está buscando financiamiento para una nueva planta. Porque, por supuesto, la infraestructura envejece. Otra solución para la intrusión de agua de mar en las aguas subterráneas es algo llamado recarga artificial. Esto ha existido en Los Ángeles durante mucho tiempo. Si se trata de un pozo de bombeo y hay agua salada que se mueve tierra adentro debido al bombeo, se puede inyectar agua más cerca de la costa. Y eso hace que el agua salada salga. Por supuesto, se necesita agua salada para esto y, a veces, se trata de aguas residuales tratadas. También requiere energía. Infraestructura ecológica. Esto se refiere a cosas como costas vivas. Por ejemplo, la acuicultura de ostras protege las costas. O los humedales boscosos y con mareas que mitigan las inundaciones. Etcétera. Por lo tanto, esas son opciones, pero, por supuesto, también hay opciones para endurecer la costa. Sin embargo, hay estudios que muestran que esas costas endurecidas pueden tener repercusiones ecológicas. Por lo tanto, afectan a los peces y los crustáceos, y tampoco fijan carbono como lo harían, por ejemplo, los humedales. Además, este es un estudio de mi grupo en el que demostramos que permitir que las marismas se desplacen tierra adentro, por ejemplo, hacia tierras agrícolas, en realidad protegerá de las inundaciones a las tierras agrícolas que hay detrás de ellas. Así que terminaré diciendo que la intrusión de agua salada es un problema complejo y creciente en los EE. UU. y en todo el mundo. Y la mitigación y la prevención requerirán la colaboración entre las autoridades responsables de formular políticas, los científicos y las comunidades. Gracias, espero sus preguntas y aquí también encontrarán algunos materiales.

Preguntas y respuestas


¿Qué se está haciendo bien en la cobertura periodística de las inundaciones costeras y dónde hay espacio para mejorar?


[00:29:02]

RICK WEISS: Fantástico. Un problema muy interesante. Quiero recordarles a los periodistas que estas diapositivas estarán disponibles en el sitio web para que las vean más de cerca después de la sesión informativa. También recordarles que pueden enviar sus preguntas por medio del ícono de preguntas y respuestas en la parte inferior de la pantalla. Y, para empezar: siempre hago la misma pregunta en estas ruedas de prensa solo para empezar, porque quiero ayudar a los periodistas a hacer su trabajo lo mejor posible. Y lo que me gustaría preguntar es qué es lo que cada uno de nuestros panelistas aquí presentes hoy, según su propia lectura de las noticias sobre sus temas de especialización, piensa que los periodistas han estado haciendo bien al cubrir este tema y qué cosas podrían hacer mejor. Hay espacio para mejorar. Por qué no iniciamos la rueda y comenzamos rápidamente con usted, Dr. Sweet.

[00:29:51]

WILLIAM SWEET: Bueno, creo que una de las cosas en que los medios de comunicación podrían seguir trabajando es en informar para eliminar los efectos del aumento del nivel del mar en términos de dar más relevancia a eventos menores. Por lo general, gran parte de la atención se centra en los grandes eventos. El huracán Sandy y su influencia en el cambio climático. Pero diría que, probablemente, no sea el mejor momento para hablar sobre el cambio climático cuando suceden acontecimientos tan importantes. Ocurren grandes eventos y ambientes y climas pasados, climas actuales y climas futuros. Pero son los efectos, diría yo, menos destacados del aumento del nivel del mar, las inundaciones por marea alta, que llamamos en NOAA la socavación de la infraestructura, los sistemas de aguas pluviales, los sistemas de aguas residuales, las aguas subterráneas, cosas de las que acabamos de hablar hoy. Son los efectos que simplemente no son desastres multimillonarios, pero que realmente están empezando a acumularse. Y sospecho que será el motivador del cambio en la costa para motivar realmente a la gente a invertir dinero, a decir: “Houston, tenemos un problema”. Estamos teniendo inundaciones como nunca antes y eso está causando todo tipo de problemas. Y creo que ese es un enfoque que creo que podría seguir siendo el centro de atención de los medios de comunicación.

[00:31:01]

RICK WEISS: Es un punto muy interesante. Y, a menudo, es una deficiencia del periodismo esperar a que suceda algo importante cuando, en realidad, las noticias son las cosas que empeoran cada día más. Muy buen punto. Adelante, Dra. Hummel.

[00:31:13]

MICHELLE HUMMEL: Claro, creo que una de las cosas que los periodistas hacen bien es darle un giro local a este tipo de problemas de escala mundial y nacional. Muchas veces, como investigadores, informamos sobre números grandes y pueden dar un poco de miedo o ser difíciles de comprender para las personas. Especialmente cómo eso podría afectarlos a nivel local. Pero he visto mucho periodismo excelente en el que se habla realmente con los residentes individuales que se están viendo afectados o con los operarios de sistemas de infraestructura para que piensen cuáles son las cosas que están viendo sobre el terreno ahora y qué tipo de enfoques y soluciones están considerando. Y creo que eso realmente ayuda a tomar este problema que es a gran escala y hacerlo más relevante para las personas, y hacerlas pensar realmente en cómo podrían verse afectadas y cómo podrían, en última instancia, adaptarse en el futuro.

[00:32:00]

RICK WEISS: Genial, gracias. ¿Dra. Michael?

[00:32:04]

HOLLY MICHAEL: Sí. Definitivamente estoy de acuerdo con el Dr. Sweet y la Dra. Hummel. De hecho, Dr. Sweet, lo que decía sobre estos eventos más pequeños, lo estamos descubriendo en nuestra investigación, que esos son en realidad los que impulsan la mayor parte del cambio. Especialmente el cambio ecológico que vemos. Pero iba a decir que una cosa que creo que los medios de comunicación están haciendo bien es cubrir las inundaciones en eventos extremos y tratar de relacionarlas con el cambio climático y el panorama completo. Pero creo que, en mi opinión, se presta mucha atención a las inundaciones superficiales. Porque eso es lo que todos vemos. Y eso es lo que afecta nuestros hogares. Pero creo que también deberíamos preocuparnos por las inundaciones subterráneas y la salinización de las aguas subterráneas. Creo que eso es algo que el público tal vez no comprenda, así como los efectos que están ocurriendo sobre la superficie terrestre.


¿Es reubicar la infraestructura de aguas residuales para que esté más lejos del agua una estrategia de mitigación sostenible?


[00:33:09]

RICK WEISS: Muy bien. Empezar a buscar bajo tierra. OK. Eso fue muy útil para empezar. Tenemos algunas preguntas pendientes, así que permítanme empezar por aquí. La primera pregunta es de Douglas Glass de Associated Press. Esto va dirigido a la Dra. Hummel. Sin embargo, alentaremos a otros a que intervengan si quieren. “¿Hay alguna evolución o revolución que incite a la infraestructura de aguas residuales a alejar esas instalaciones del agua, o simplemente no es práctico y la mitigación tiene que ocurrir de otras maneras?”

[00:33:43]

MICHELLE HUMMEL: Creo que gran parte de esto también se hace en función de los eventos. Por ejemplo, en Florida, tengo conocimiento de al menos una planta de tratamiento de aguas residuales que se inundó durante un huracán a principios de la década del 2000. Como resultado de ello, en el esfuerzo de planificación para decidir si reconstruir o reubicar, finalmente decidieron que, dada la posibilidad de que la marejada ciclónica pudiera causar daños en el futuro y la amenaza del aumento del nivel del mar, sería mejor reubicar esa instalación tierra adentro. Por lo tanto, cerraron la instalación dañada original y construyeron una instalación completamente nueva. Pero, repito, eso fue después de un evento. Por lo tanto, no creo que haya tanto de este tipo de planificación preventiva. Incluido un enfoque basado en el clima para pensar en cómo gestionar estos sistemas de infraestructura. Creo que gran parte de ello se hace en respuesta a eventos dañinos individuales.

[00:34:45]

RICK WEISS: Dr. Sweet o Dra. Michael, ¿tienen alguna idea de si las personas piensan en el futuro al momento de pensar en nuevos proyectos o en el uso de la tierra?

[00:34:57]

WILLIAM SWEET: Bueno, los organismos federales sí. Los ingenieros, por ejemplo, definitivamente han estado considerando el aumento del nivel del mar en sus esfuerzos de reducción de riesgos y en la planificación de proyectos desde hace una o dos décadas. Pero, obviamente, no se trata de una política federal uniforme sobre cómo los estados y los municipios se prepararán para el futuro. Por lo general, los efectos son locales, al igual que las soluciones, que se encuentran y financian localmente. Por lo tanto, normalmente es un desafío. Las comunidades que tienen los recursos para responder lo harán. Y aquellas que no lo hagan, esperemos que reconozcan que el cambio está cerca. Eso es algo que estamos intentando hacer, que los gobiernos se aseguren de que las personas tengan igual acceso a los datos para que no tengan que gastar su tiempo y energía en averiguar para qué deben prepararse, y que puedan usar sus activos y dinero para hacer algo realmente.

[00:35:49]

RICK WEISS: Entendido.

[00:35:51]

HOLLY MICHAEL: Y encontramos lo mismo en las comunidades con las que trabajamos en la península de Delmarva. Que es local y muy variable. Y hay algunas comunidades que realmente están planificando con anticipación y cambiando sus regulaciones y otras que no lo están haciendo.


¿Cómo afecta el aumento del nivel del mar a las vías navegables interiores?


[00:36:13]

RICK WEISS: Bueno, creo que la buena noticia de esto desde el punto de vista del periodismo es que significa que los reporteros locales tienen un papel que desempeñar en este sentido. Es una gran oportunidad para destacar exactamente dónde debe darse la solución. Por lo tanto, hay una buena oportunidad. Pregunta aquí de David Mitchell de The Advocate en Baton Rouge. “Trabajo en una zona del sur de Luisiana que tiene muchas vías navegables interiores vinculadas a las fluctuaciones costeras y de las mareas. ¿Cómo afecta el aumento del nivel del mar a estas vías navegables interiores? ¿Cómo se traduce una elevación de 2 pies en las aguas más altas a un río corriente arriba? ¿Ha tenido en cuenta FEMA el aumento del nivel del mar y su calificación de riesgo 2.0?” Dr. Sweet, para empezar, parece que lleva su nombre.

[00:37:00]

WILLIAM SWEET: Haré lo mejor que pueda. La calificación de riesgo 2.0, por lo que sé, definitivamente es un riesgo más gradual. Que yo sepa, todavía no estamos en el componente de aumento del nivel del mar con proyecciones futuras. El riesgo de inundación es difícil, ya sea por una marejada ciclónica en oleadas o por una inundación compuesta entre el río y la costa. Eso es un elemento científico, es decir, no se observa ni modela o cuantifica muy bien como calificación. Por lo general, FEMA se centra en las inundaciones fluviales en el interior y en las marejadas costeras. Y estos dos elementos no están muy bien modelados en los conjuntos de probabilidad desarrollados. Lo que significa que se produce una gran marejada ciclónica, caen las lluvias, se encuentran, se inunda, pensamos en Houston y algunos de esos grandes eventos. Eso no está muy bien cuantificado. Por lo tanto, un aumento del nivel del mar de 2 pies definitivamente afectará la descarga. La hidráulica del sistema va a tener que ser dependiente. Sabemos de las grandes caídas o subidas del mar, las caídas en la hidrogeología, tuvimos problemas en el Misisipi porque la intrusión de agua salada iba mucho más río arriba y las fuentes de agua dulce estaban en peligro. Por lo tanto, hay un equilibrio ahí. Cada sistema va a ser algo diferente. Pero una cosa es segura: un aumento del nivel del mar de 2 pies en el sureste de Luisiana, que está más o menos cerca de lo que se proyecta para el año 2050, hará que mucha tierra desaparezca. A menos que estés junto a un muro, te mojarás.


¿Hay pruebas de que las inundaciones del subsuelo son el resultado de la afluencia de agua de mar?


[00:38:28]

RICK WEISS: Eso es muy conciso. Gracias. Pregunta de Janet Babin de Bloomberg News. “Con las inundaciones subterráneas y el fenómeno de los bosques fantasmas, ¿existe una medida definitiva o una forma de demostrar que el problema proviene de la afluencia de agua de mar? ¿Qué métricas se utilizan para determinar esto además de lo que es evidente?”

[00:38:54]

HOLLY MICHAEL: Puedo tomar esta pregunta. Gracias por esa pregunta. Es buena. De hecho, tenemos un proyecto que analiza exactamente esta cuestión. Por lo tanto, diría que parte de esto es medirlo. Tenemos instrumentos a lo largo de la zona de transición de las tierras altas pantanosas, donde monitoreamos los niveles del agua y la salinidad, por lo que sabemos que cuando vemos la salinización de los suelos de los bosques, ya sea que provenga de las marismas, de las inundaciones costeras o del océano u otra fuente, en las zonas que estamos estudiando, las dos razones principales para ver bosques fantasmas son el agua salada que proviene del océano o del lado del pantano y este aumento del agua. Por lo tanto, el nivel del agua, incluso en el agua dulce, está aumentando en respuesta al aumento del nivel del mar. Todo el nivel hidrológico de base aumenta y eso provoca inundaciones incluso con agua dulce. Lo que también matará árboles. Hay interrogantes sobre lo que está causando el cambio. Y para saber realmente lo que sucede en zonas localizadas, necesitamos medirlo.


¿Realmente funciona la regeneración de las playas para mitigar los daños de las inundaciones costeras?


[00:40:09]

RICK WEISS: OK. Hay una pregunta aquí. “¿Funciona realmente la regeneración de las playas, donde se agrega arena a las playas costeras en erosión, para mitigar los daños de las inundaciones costeras?”

[00:40:27]

WILLIAM SWEET: Tomaré esta. Creo que mucha gente piensa que el aumento del nivel del mar es el aumento del agua en una playa arenosa. Y eso es cierto. En realidad, eso no es lo que afecta a las comunidades en su mayor parte. Claro, vemos casas derrumbándose en la playa de Rodanthe; yo crecí en Carolina del Norte, y es triste. Está cambiando. Se trata de una ola oceánica geomorfológica o un proceso oceánico, el aumento del nivel del mar definitivamente está desempeñando su papel. También la socavación, creando nuevos equilibrios que se mueven, traspasan y se mueven tierra adentro. Sin embargo, la mayor parte de nuestras inundaciones que realmente están causando problemas en este momento son producto de estos entornos urbanizados. No son necesariamente de la playa de arena en la que alquilas tu casa de playa. Es Miami, es Charleston, es Savannah, es Norfolk, es Atlantic City, es Annapolis. Son zonas urbanas que durante 50 o 100 años ganaron terreno al mar, construyeron a lo largo de la costa para el comercio marítimo. Tenía sentido entonces. Ahora empieza a inundarse con más frecuencia. Una de las razones comunes para las inundaciones es que el nivel del mar sube lentamente y la marea alta se acerca a nuestra infraestructura. Regeneración de las playas, claro. Podría ayudar en la playa. Definitivamente, esa es probablemente una de las principales soluciones disponibles. De hecho, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército construirá una solución multimillonaria para ayudar a prevenir la marejada ciclónica. Pero, en realidad, no se pueden construir muros en todas partes de estas comunidades. Relleno y elevación, muros de retención, rompeolas, son un comienzo. Cuando tiene sentido proteger. Pero, en su mayor parte, como hemos escuchado, ya sea que se trate de la fluencia de las aguas subterráneas lo que está aumentando o sistemas de aguas pluviales que se están rellenando e inundando nuestro entorno urbanizado, la regeneración de las playas no es realmente el tema del debate en estas importantes comunidades marítimas urbanas. Eso no tiene que ver solamente con el entorno en que se encuentran.

[00:42:16]

RICK WEISS: Interesante.

[00:42:17]

HOLLY MICHAEL: Quisiera añadir un poco más a eso si pudiera. Que en las zonas rurales que estamos estudiando también vemos la intrusión de agua salada. Y viene principalmente a través de los canales de las mareas, los estuarios. Por lo tanto, no es un gran desbordamiento sobre una duna. Bueno, lo es. Como ha dicho mi colega, en algunas zonas. Pero también en las zonas rurales se está introduciendo poco a poco. Y no hay una forma clara de crear una barrera para detenerlo.


¿Cómo pueden los periodistas entender la vulnerabilidad a las inundaciones de las instalaciones de tratamiento de aguas residuales en su localidad?


[00:42:50]

RICK WEISS: Aquí tengo una pregunta para la Dra. Hummel. “¿Algún otro consejo para los periodistas locales para que averigüen qué tan vulnerable a las inundaciones es la estructura de tratamiento de aguas residuales de su localidad? ¿Hay algún organismo público que normalmente esté a cargo?”

[00:43:07]

MICHELLE HUMMEL: Creo que, en términos de obtener esta información de un proveedor de servicios de aguas residuales, una vez más, se administran de forma muy local. Por lo tanto, podría hablar con el proveedor local de servicios de aguas residuales para ver si están pensando en el cambio climático o el aumento del nivel del mar en sus esfuerzos de planificación. La NOAA produce muchas herramientas que podrían ayudar a determinar cuáles son los posibles niveles de inundación y los riesgos de inundación en diferentes lugares a lo largo de la costa. Sin embargo, creo que está muy localizado en términos de los tipos de información que mantienen estos operarios de infraestructura, así como del tipo de información que utilizan para su planificación. Y creo que este es otro desafío para entender más ampliamente el riesgo para nuestros sistemas de infraestructura, ya que gran parte de esta información es en cierto modo confidencial y no queremos revelar la ubicación de la infraestructura crítica. Por lo tanto, eso hace que sea un desafío para el público comprender ese riesgo e incluso para los investigadores tratar de cuantificar cuál podría ser el riesgo.


¿Qué tan lejos hacia el interior llegan los efectos de las inundaciones costeras?


[00:44:16]

RICK WEISS: De hecho, ese es un conflicto fascinante. Los periodistas pueden averiguar si las solicitudes de información bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA), por ejemplo, no son tan productivas como cabría esperar si la seguridad está en duda. Vamos a ver. Tenemos otra pregunta aquí. “¿Qué tan lejos hacia el interior llegan los efectos de las inundaciones costeras? ¿Son realmente solo las ciudades de la costa las que tienen que preocuparse? ¿Qué pasa con los suburbios o las zonas rurales que están cerca pero no justo en la costa?”

[00:44:50]

WILLIAM SWEET: La elevación importa. Simple y llanamente. Todo depende de la topografía del lugar. En Luisiana, 2 a 3 pies recorren un largo camino tierra adentro. En Nueva Inglaterra, 2 o 3 pies no van tan lejos tierra adentro. Por lo tanto, el agua subterránea es otro tema del que hemos oído hablar y que es aparte. Pero repito, cada accidente geográfico tendrá una topografía ligeramente diferente, una interacción diferente para ver qué tan lejos tierra adentro podrían llegar estos efectos. Sin embargo, los impactos, dado que estamos vinculados financieramente a ello, son otros costos físicos, tal vez no directos. Pero quién paga por las soluciones en la costa a veces es más una discusión a nivel estatal. Quién paga la base imponible de la regeneración de las playas, la generación de ingresos, los turistas. Por lo tanto, los efectos del aumento del nivel del mar definitivamente se filtran mucho más tierra adentro que los efectos, digamos, económicos propiamente dichos. Más que los efectos físicos reales, de por sí. Pero quizás haya otra respuesta aquí en el panel.

[00:45:52]

MICHELLE HUMMEL: Bueno, también quiero destacar que la infraestructura se vuelve muy importante cuando se piensa en esto. He trabajado mucho en la zona de la Bahía de San Francisco. Y hay comunidades ubicadas justo a lo largo de la costa de la bahía que tienen un alto riesgo de inundación. Hay comunidades en las colinas que no corren el riesgo de inundación a causa de las inundaciones costeras. Sin embargo, todo el mundo utiliza la misma red de transporte para desplazarse, la red eléctrica está muy entrelazada allí. Por lo tanto, cuando pensamos en soluciones para este problema, no son solo las personas cuyas propiedades se están inundando las que, en última instancia, se verán afectadas y, en última instancia, tendrán que pagar. Si una planta de aguas residuales se inunda, eso afectará a las personas que viven en tierra firme o en terrenos altos, así como a las personas que viven cerca de la costa.


¿Son las plantas de tratamiento de agua y de aguas residuales igualmente vulnerables a las inundaciones costeras?


[00:46:38]

RICK WEISS: Ese es un punto muy importante. Las colinas de Berkeley no son inmunes solo porque estén un poco elevadas. Genial. Vamos a ver. Tenemos aquí una pregunta de Bob Mudge del Venice Gondolier en Florida. “¿Son las plantas de tratamiento de agua igualmente vulnerables? Nuestra planta de tratamiento de aguas residuales se reubicó lejos del golfo, pero nuestra planta de tratamiento de agua, que la ciudad empieza a hablar de trasladar, se encuentra en una zona inundable”. Lo siento. Entonces, nuestras aguas residuales… si es que leí correctamente. “El tratamiento de aguas residuales se reubicó, pero el tratamiento del agua se encuentra en una zona inundable”.

[00:47:15]

MICHELLE HUMMEL: Bueno, no he investigado las plantas de tratamiento de agua. Pero, si están ubicadas en estas zonas de inundación, entonces tienen vulnerabilidades similares en términos de tipos de infraestructura. Por lo tanto, podría haber interrupciones mecánicas y eléctricas, así como solo interrupciones en la capacidad de la planta. Creo que lo que hace que las plantas de tratamiento de aguas residuales sean especialmente vulnerables es que, como dije en mi presentación, a menudo están ubicadas en estas zonas costeras para que el agua pueda moverse por gravedad hacia esas plantas. Y luego, cuando el agua se trata y descarga, no es necesario bombearla muy lejos, simplemente se puede descargar a la vía fluvial cercana. Y eso ha hecho que la ubicación de esas plantas en las regiones costeras o justo a lo largo de la costa sea económica. No creo que haya necesariamente los mismos beneficios desde la perspectiva del agua. La perspectiva de tratamiento del agua. Sin embargo, sería interesante analizar también el riesgo para esas plantas.


¿Hay alguna comunidad en la zona de Delmarva que destaque en su planificación para el aumento del nivel del mar?


[00:48:15]

RICK WEISS: Muy bien. He aquí una pregunta para la Dra. Michael. “Usted mencionó que las comunidades de la zona de Delmarva están planificando correctamente. ¿Podría decirnos cuáles de ellas son y qué están haciendo que le ha llamado la atención?”

[00:48:30]

HOLLY MICHAEL: Sí. Supongo que no quería sugerir que algunas comunidades están haciendo las cosas bien o mal. Pero una comunidad que me viene a la mente y que está intentando activamente incorporar el aumento del nivel del mar en su planificación es la ciudad de Oxford, Maryland. Tienen un comité de planificación urbana, un urbanista y están considerando activamente cambiar sus normas de construcción. Y sí, eso es lo que me viene a la mente.


¿Qué tan efectiva es la infraestructura ecológica frente a la infraestructura gris para mitigar las marejadas ciclónicas y las inundaciones costeras?


[00:49:05]

RICK WEISS: Genial. Eastern Shore, ¿es correcto? Oxford. Correcto. OK. Una pregunta de Marlowe Starling, reportera independiente con sede en Nueva York. “¿Tenemos datos concretos o estudios de casos sobre la eficacia de la infraestructura verde o ecológica frente a la infraestructura gris para mitigar las marejadas ciclónicas y las inundaciones costeras? ¿Cuándo es más valiosa la infraestructura gris que la verde y viceversa?” Bueno, sabemos que se mencionaron los beneficios con respecto al carbono de la infraestructura ecológica. Pero supongo que más allá de eso, ¿qué pasa con la eficacia en sí misma?

[00:49:43]

HOLLY MICHAEL: No sé si esta pregunta es para mí. No sé si el Dr. Sweet quisiera responderla. O la Dra. Hummel. Pero tengo entendido que hay muchos estudios al respecto. Esta no es mi área de especialización. Sin embargo, creo que ciertamente hay estudios que analizan la eficacia de todas las diversas opciones de mitigación. Pero tengo la impresión de que es en gran medida una cuestión local, ¿verdad? No hay una solución única para todos. Probablemente dependerá casi por completo de cómo sea el sistema. Por lo tanto, siempre hay ventajas e inconvenientes en las distintas opciones. En términos de infraestructura verde, una importante, como usted ha dicho, es la fijación de carbono, donde hay costas vivas y cosas así. Y también los beneficios de, por ejemplo, las ostras y otros diversos servicios ecosistémicos de diferentes tipos de infraestructura verde. Pero, por supuesto, eso se equilibra con los costos, la eficacia y todos los demás aspectos.

[00:50:54]

WILLIAM SWEET: Sí, y solo añadiré un punto. Creo que no se planteó necesariamente en la pregunta, pero en cuanto a las diferencias entre la infraestructura verde y la gris para las inundaciones costeras relacionadas con el aumento del nivel del mar, sabemos que la infraestructura verde proporciona grandes barreras contra las marejadas ciclónicas. Pero a medida que el nivel del mar sigue aumentando, creo que se mencionó anteriormente, las mareas van a ir a donde quieran ir. Suben por arroyos, por estuarios, cualquier cuerpo de conectividad que esté conectado a él se va a expandir a medida que las mareas suban cada vez más. Por lo tanto, en realidad no estás proporcionando barreras. Es más bien una elevación. Así que una vez que realmente empieces a descubrir las zonas que están empezando a inundarse, es mejor dejar que estas vuelvan a ser una zona verde y natural. De lo contrario, la zona urbana, tal como la hemos creado, estará bastante sucia. Por lo tanto, es mejor tener un entorno verde que un entorno gris, inundado y sucio. Así que creo que hay razones para tener ambos con infraestructura verde para mitigar las marejadas ciclónicas, reducir la velocidad del agua y los efectos de fricción de cualquier manera posible. Pero luego, con el aumento del nivel del mar, la fluencia y las inundaciones durante la marea alta, hay otras formas de abordarlo con infraestructura verde en lugar de gris, pero en última instancia todo se reduce a un aumento de altitud. A menudo simplemente el hábitat no tiene ningún lugar al que pueda ir como parte de esa transición sucesiva. Así que, con el tiempo, empiezas a sentirte presionado y, lamentablemente, empiezas a perder la capacidad de mantener un ecosistema verde alrededor de estas zonas urbanas.

[00:52:25]

HOLLY MICHAEL: Sí, estoy de acuerdo con eso. Posiblemente con la excepción de las marismas saladas. Porque las marismas saladas pueden, hasta cierto punto, acumularse o aumentar su elevación con el aumento del nivel del mar. Pero solo hasta cierto punto, depende del pantano en sí, pero ese es un ecosistema que puede crecer. Pero, por supuesto, lo que sea que esté detrás de esto, todavía no puede, así que…


¿Por qué las proyecciones del aumento del nivel del mar varían tanto de una zona costera a otra?


[00:52:49]

RICK WEISS: Claro. OK. Tengo una pregunta más aquí que parece que necesita la respuesta de un oceanógrafo. Esta es de Penelope Overton del Portland Press Herald. “¿Por qué las proyecciones del aumento del nivel del mar varían tanto de una zona de la costa principal a otra? ¿No sube el océano de manera uniforme? Puedo entender por qué varían las proyecciones de inundaciones costeras, pero ¿por qué variaría el aumento del nivel del mar?”

[00:53:15]

WILLIAM SWEET: Bueno, el agua no sube como si estuviera en una bañera. Así que gracias por la pregunta. Actualmente, sin proyecciones futuras, sabemos que el aumento se debe básicamente, en dos tercios, al derretimiento del hielo terrestre y, un tercio, a la expansión térmica. Pero no es uniforme. Lo vemos desde el espacio. Sabemos que la costa este y del Golfo están subiendo el nivel más rápido que la costa oeste. Y esto se debe al calentamiento del océano [inaudible]. Por lo tanto, si agregas calor a un océano que ya es más cálido, se expandirá y tendrá un coeficiente de expansión mayor. Cuando hacemos proyecciones, también hay cambios en el calentamiento circulatorio, desaceleración de la corriente del Golfo, lo que es de esperar, que provoca un aumento adicional del nivel del mar en la costa este en comparación con la costa oeste. El lugar donde se derrite el hielo es realmente importante, y si estás cerca de una fuente de… no voy a entrar en detalles. Pero la última pieza muy importante es ¿qué hace la tierra? ¿Se hunde? O es esto… gran parte de la costa este y del Golfo se está hundiendo por razones naturales y no naturales. Es natural la compactación de sedimentos en el delta del río Misisipi. Podría ser un ajuste respecto a la última Era de Hielo en el Atlántico Medio. Sin embargo, la extracción de combustibles fósiles y aguas subterráneas para el consumo está provocando un gran hundimiento de la tierra. No es realmente un problema en la costa oeste. Se producen terremotos, cambios muy puntuales. Pero esa es una de las principales razones por las que el nivel relativo del mar no es uniforme. No lo ha sido y no esperamos que lo sea.


¿Cuál es un mensaje clave para los reporteros que cubren este tema?


[00:54:44]

RICK WEISS: Bueno. Muy buen punto. La tierra se está hundiendo en algunos lugares, lo que no ayuda. Creo que la costa del Golfo, definitivamente, es uno de ellos, a medida que extraemos combustibles fósiles. Así que estamos casi al borde del abismo. Y quiero dar a todos nuestros panelistas la oportunidad de dejar claro un punto final. Me gustaría preguntar en este momento si hay algún mensaje para recordar. Suele ser el resumen más conciso y claro de un punto que podemos ayudar a transmitir a los periodistas. Antes de dar la vuelta por el panel y hacerlo, solo quiero recordar a los periodistas que participan en esta sesión informativa que, cuando cierren la sesión, se les presentará una encuesta muy breve. Son solo tres preguntas. Nos es de gran ayuda. Agradeceríamos si pudieran tomarse medio minuto y darnos su opinión para que podamos hacer que estas sesiones informativas les sean lo más útiles posible. Pero ahora, vamos a dar una vuelta. Y me gustaría preguntar a cada uno de nuestros panelistas si hay un mensaje para recordar, si hay algo que quieren que los periodistas hoy se lleven en sus mentes y usen en sus reportajes, ¿cuál sería? Y empezaré con usted, Dr. Sweet.

[00:55:45]

WILLIAM SWEET: Bueno, yo diría que un umbral no sirve para todos. Por lo tanto, los sistemas con los que vivimos en nuestras comunidades, ya sean carreteras, aguas residuales, agricultura, energía o propiedades, tienen diferentes elevaciones. Y todos estamos conectados, pero cada sistema tendrá una tolerancia máxima. ¿Qué tan húmedo puede estar y durante cuánto tiempo? ¿Con qué frecuencia? Así que, con el aumento del nivel del mar, lo que realmente estamos intentando hacer en la NOAA es tratar de establecer algunos umbrales viables que tengan algún sentido para la gente sobre el terreno. Así podemos contextualizar el aumento del nivel del mar con impactos que tengan sentido. Pero creo que, desde el punto de vista de los medios, ciertas cosas van a fallar y nuestra funcionalidad se degradará más rápido que otras. Hemos oído hablar de los sistemas de aguas pluviales. Podríamos oír hablar de la energía. Zonas afectadas que necesitan zonas de enfriamiento a lo largo del agua a medida que aumenta el nivel del mar. Así que creo que es un problema que realmente hay que analizar y entender. Los sistemas en los que vivimos, todos se ven afectados a medida que aumenta el nivel del mar. Se trata simplemente de maneras diferentes, pero entender las tolerancias de los umbrales y poder informar al respecto es clave.

[00:56:48]

RICK WEISS: Genial. Gracias. Dra. Hummel.

[00:56:51]

MICHELLE HUMMEL: Me limitaré a reiterar lo que surgió con una de esas grandes preguntas: si vive en una comunidad costera o en una región costera, es probable que sienta los efectos incluso si su propiedad no está justo a lo largo de la costa. Por lo tanto, dado que tenemos este sistema de infraestructura interconectado, si una carretera o una subestación se inunda, es probable que tenga repercusiones más amplias. Por lo tanto, debemos pensar estratégicamente en estos sistemas en su conjunto para entender qué componentes podemos proteger, cuáles necesitamos reubicar y cómo podemos gestionar esos sistemas de manera integral para que puedan seguir funcionando durante las interrupciones a corto plazo causadas por huracanes u otros tipos de tormentas, y luego mirar a más largo plazo durante todo el proyecto con el aumento del nivel del mar.

[00:57:40]

RICK WEISS: Gracias. Y la Dra. Michael.

[00:57:43]

HOLLY MICHAEL: Solo diría que debemos tener en cuenta que nuestros recursos hídricos costeros son valiosos y frágiles. Y una vez que se ven comprometidos, es muy difícil dar marcha atrás. Y no solo nosotros dependemos de los recursos de agua dulce, sino que nuestra agricultura también depende de ellos. Y nuestros ecosistemas dependen de ellos. Por lo tanto, debemos tener en cuenta los efectos del cambio climático y luego revisar la forma en que gestionamos y pensamos sobre nuestros recursos de agua dulce en ese sentido.

[00:58:23]

RICK WEISS: Fantástico. Debo decir que creo que ha sido una sesión informativa muy interesante. Dado que gran parte de nuestra información sobre el clima en el periodismo actual se centra en los fenómenos meteorológicos extremos y en estos acontecimientos tan notables, al menos he escuchado hoy un panorama de algo, en su mayor parte, un poco más lento y un poco más sutil, pero también sumamente peligroso y perjudicial. Y un gran espacio de oportunidades para que los periodistas locales investiguen y averigüen lo que sucede en sus comunidades. Quiero dar las gracias a nuestros panelistas por la sesión tan informativa e interesante de hoy. Gracias, periodistas, por el trabajo que están realizando para cubrir estos temas. Y les recomiendo que visiten nuestro sitio web SciLine.org. Sígannos en Twitter en RealSciline. Y, por favor, completen la encuesta cuando cierren sesión hoy y ayúdennos a seguir haciendo que estas sesiones informativas sean lo más útiles posible. Gracias a todos. Nos vemos en la próxima sesión informativa de SciLine Media Briefing.

Dr. Michelle Hummel
University of Texas at Arlington

Dr. Holly Michael
University of Delaware

Dr. William Sweet
National Oceanic and Atmospheric Administration

Diapositivas de la Dra. Michelle Hummel

Descargar

Diapositivas de la Dra. Holly Michael

Descargar

Diapositivas del Dr. William Sweet

Descargar