Ruedas de prensa

Acceso a la atención de salud reproductiva

Journalists: Get Email Updates

¿Qué son las Ruedas de prensa?

Contents

En el año transcurrido desde que la Corte Suprema anuló la decisión del caso Roe contra Wade, muchos estados han implementado nuevas restricciones a la atención de la salud reproductiva. En la rueda de prensa de SciLine, tres expertos debatieron lo que muestran las investigaciones sobre cómo este tipo de políticas afectan el acceso al aborto, la prestación de servicios prenatales y de planificación familiar y la capacitación médica para los médicos nuevos y los que inician su carrera. Los panelistas hicieron breves presentaciones y luego respondieron directamente las preguntas.

Periodistas: video gratuito para usar en sus historias

Alta definición (mp4, 1920x1080)

Descargar

Introducción

Lo siguiente fue traducido de la rueda de prensa original realizada en inglés.

[00:00:13]

RICK WEISS: Hola a todos. Bienvenidos a la rueda de prensa de SciLine sobre el acceso a la atención de salud reproductiva en los Estados Unidos. Soy el director de SciLine, Rick Weiss, y para aquellos que no nos conozcan, SciLine es un servicio gratuito independiente desde el punto de vista editorial y con financiamiento de fuentes filantrópicas para periodistas y científicos. Somos parte de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, una organización sin fines de lucro. Nuestra misión es bastante simple: ayudar a periodistas como ustedes a incluir una mayor cantidad de evidencia validada científicamente en sus noticias. Y eso significa no solo historias sobre ciencia, sino cualquier historia que pueda fortalecerse con la adición de algo de ciencia. Entre otras cosas, ofrecemos un servicio de búsqueda gratuito que los ayuda a conectarse con científicos que tienen conocimientos en su campo y que son excelentes comunicadores. Solo tienen que visitar SciLine.org y hacer clic en “I Need An Expert” (Necesito un experto). Y, una vez allí, pueden consultar también nuestros otros recursos útiles para reporteros.

Una cosa que quiero señalar sobre SciLine al comenzar esta rueda de prensa en particular es que, por lo general, no nos centramos en la política o políticas en sí. Nos centramos en la evidencia científica sobre los temas de las noticias. Por lo tanto, tal vez se pregunten por qué celebramos una rueda de prensa sobre un tema que hoy está tan sumido en la controversia política y normativa, que implica cuestiones sobre el acceso al aborto, los métodos anticonceptivos y los servicios de salud reproductiva en general. Y la razón, si no es ya obvia, es que, a medida que nos acercamos a este fin de semana, que se cumple el primer aniversario de la decisión Dobbs de la Corte Suprema, a través de la cual se anuló el derecho federal al aborto y se entregó el tema a los estados individuales, sabemos que muchos de ustedes elaborarán historias sobre esto, y lo que impulsa las noticias aquí, por supuesto, son las políticas y la política, pero lo que pretendemos ofrecer hoy son los hallazgos de las investigaciones que puedan fortalecer sus historias. Las diversas opiniones que seguramente se abordarán van acompañadas de algunos hallazgos de investigación relevantes para que sus lectores, oyentes y televidentes los consideren. Así que ese es nuestro objetivo hoy aquí y, justo antes de empezar, permítanme analizar un par de detalles logísticos rápidos.

Tenemos tres panelistas que harán presentaciones breves de hasta 7 minutos cada una, antes de abrir la sesión de preguntas y respuestas. Para hacer una pregunta, ya sea durante o después de sus presentaciones, simplemente coloquen el cursor sobre la parte inferior de la ventana de Zoom, seleccionen la pestaña de preguntas y respuestas e introduzcan su nombre, medio informativo y su pregunta. Si desean hacer una pregunta a un panelista específico, asegúrense de mencionarlo. Un video completo de esta rueda de prensa debería estar disponible en nuestro sitio web, probablemente esta tarde, o mañana por la mañana a más tardar, y la transcripción con marcas de tiempo estará disponible dentro de un par de días. Pero, si quieren una copia sin editar de la grabación de forma más inmediata, solo tienen que enviar una solicitud, nuevamente a través del cuadro de preguntas y respuestas, y les enviaremos un enlace al video antes de que finalice el día de hoy. También pueden usar el cuadro de preguntas y respuestas para alertar al personal de SciLine sobre cualquier dificultad técnica.

Bien, para empezar, no voy a tomarme el tiempo para dar una presentación completa de todos nuestros ponentes, ya que sus biografías están en el sitio web de SciLine. Solo les diré que primero escucharemos a la Dra. Alison Norris, profesora de la Universidad Estatal de Ohio y coinvestigadora principal de la Red de Evaluación de Políticas de Ohio. Ofrecerá un panorama general de cómo ha cambiado el acceso al aborto tras la promulgación de políticas restrictivas en varios estados, algunas de las cuales ocurrieron antes de Dobbs y otras después. A continuación, escucharemos a la Dra. Kari White, profesora titular e investigadora principal del Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas de la Universidad de Texas en Austin, quien hablará sobre cómo ha cambiado el acceso a una amplia gama de servicios de salud reproductiva a raíz de las políticas que restringen el aborto. Y, en tercer lugar, escucharemos a la Dra. Jody Steinauer, médica obstetra y ginecóloga, directora del Centro Bixby para la Salud Reproductiva Global de la Universidad de California en San Francisco y directora del programa de residencia en planificación familiar de dicha universidad. Hablará sobre cómo la educación médica se ha visto afectada por las políticas que restringen el aborto y cómo esos cambios en la educación, a su vez, afectan la seguridad de las mujeres que necesitan atención médica. Y con esas presentaciones, ¿por qué no empezamos? Le corresponde empezar a usted, Dra. Norris.

Acceso al aborto en los Estados Unidos: cambios derivados de la decisión Dobbs

[00:04:42]

ALISON NORRIS: Muchas gracias por la oportunidad de hablar con todos ustedes hoy. Como mencionó Rick, estudio el acceso al aborto en mi región y en los Estados Unidos. La decisión de la Corte Suprema para el caso Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization se emitió hace poco más de un año y anuló la decisión de Roe contra Wade. Con la decisión, por primera vez en 50 años, la legislación estatal puede decidir si permite el aborto en ese estado. Inmediatamente después de la decisión Dobbs, 9 estados prohibieron el aborto por completo; para marzo de 2023, 13 estados lo habían prohibido.

Los estadounidenses tienen una amplia gama de sentimientos sobre el aborto, muchos de ellos complejos. El aborto en los Estados Unidos está altamente estigmatizado, altamente politizado, es muy común y muy seguro. Una de cada cinco mujeres estadounidenses abortará a lo largo de su vida, el aborto es más seguro que la colonoscopia y más de 900,000 personas abortan en los EE. UU. cada año. Las personas con todo tipo de creencias abortan: mujeres conservadoras, personas transgénero, mujeres jóvenes. Ninguna es inmune al fracaso de los anticonceptivos, a las enfermedades que pueden tener los fetos o las personas gestantes, o a la violación, y muchas personas descubren que, independientemente de sus creencias, llevar un embarazo a término no es algo que puedan hacer y, por lo tanto, abortan. Un proyecto de investigación llamado The Turnaway Study reveló que las personas que no se hacen un aborto cuando lo necesitan tienen más probabilidades de vivir en la pobreza, incluso años después. Y es más probable que sigan viviendo con una pareja violenta. Ahora voy a mostrarles los hallazgos de #WeCount, un proyecto de la Sociedad de Planificación Familiar que codirijo, que mide la utilización del aborto mes a mes, estado por estado, durante el año pasado. Recopilamos los recuentos mensuales de abortos del 82 por ciento de todos los proveedores de servicios de aborto en los Estados Unidos y hacemos estimaciones para tener en cuenta las clínicas que no comparten sus datos. Para cada estado, comparamos el número de abortos antes de Dobbs con el número de abortos posterior a Dobbs para observar los aumentos y disminuciones. Y estos son los titulares: en los estados que prohibieron el aborto, hubo 66,000 abortos menos realizados por médicos en los 9 meses transcurridos desde la decisión de Dobbs de lo que cabría esperar en los estados con prohibiciones de 6 semanas de gestación durante los meses en que esas prohibiciones estuvieron en vigor; los médicos practicaron 16,000 abortos menos de lo que cabría esperar.

Por lo tanto, en general, la decisión de Dobbs afectó hasta la fecha a más de 81,000 personas que buscaban abortar, especialmente en los estados donde el aborto está prohibido. Es probable que algunas de estas personas hayan viajado y se hayan hecho un aborto en otro estado y, de hecho, en los estados donde estaba permitido el aborto, vemos un aumento de 56,000 abortos más en comparación con los abortos anteriores a Dobbs. Pero si hacemos los cálculos, 81,000 abortos menos en los estados con prohibiciones, por un lado, 56,000 más en los estados donde está permitido el aborto, en total todavía hay 25,000 abortos menos en los EE. UU. en los 9 meses posteriores a Dobbs de lo que cabría esperar. En otras palabras, los aumentos en algunos estados no son suficientes para compensar las pérdidas en otros estados.

Voy a darles ejemplos de dos regiones del sur de los Estados Unidos para ver cómo se desarrolla esto estado por estado; la primera es la subregión centro-sur, la franja del país desde Texas hasta Kentucky, y este es el panorama más dramático de todo Estados Unidos. A la izquierda está el número de abortos y luego el número de abortos por mes, y pueden ver que, en los meses posteriores a la decisión de Dobbs, todos los estados de la región prohibieron el aborto y el número de abortos practicados por las clínicas se redujo a cero. Entonces, ¿qué pasó con estas pacientes? Voy a mostrarles la subregión del Atlántico Sur, un poco hacia el este, para dar un poco de contexto a los cambios. Este es un panorama mucho más heterogéneo. Llamaré su atención sobre la línea gris, Florida, que es uno de los estados que registró los mayores aumentos después de Dobbs. La línea verde es Carolina del Norte, que también registró aumentos muy grandes, y la línea amarilla, donde se ve una caída en Georgia. Este es uno de los estados que sufrió grandes pérdidas después de Dobbs, una prohibición de 6 semanas de gestación que entró en vigor en julio. Y señalaré que Texas, la línea marrón del gráfico que les mostré antes, ya había sido objeto de una prohibición de 6 semanas, por lo que ya se estaban realizando alrededor de un 50 por ciento menos de abortos en Texas en nuestra cifra anterior a Dobbs. Por lo tanto, todo esto es realmente una subestimación del total de pérdidas. Pueden ver que muchos de estos estados de la subregión del Atlántico Sur tienen una tendencia al alza y, cabe destacar que Florida, Carolina del Sur y Carolina del Norte, que ofrecen muchos abortos a personas en sus propios estados y a personas que vienen de fuera del estado, están considerando la posibilidad de hacer prohibiciones con base en las semanas de gestación y prohibir totalmente el aborto. Habrá enormes impactos si se promulgan estas leyes. Permítanme referirme un poco a los Estados Unidos en conjunto y analizar los aumentos y disminuciones generales. Ya hemos analizado algunos de estos estados y solo quiero señalar que, en los lugares en los que hay aumentos, algunos tienen un acceso protegido al aborto y otros no. Permiten el aborto, pero la característica distintiva entre los que tienen aumentos es que están geográficamente cerca de los estados que prohibieron el aborto por completo. Parece que las personas conducen hacia los estados más cercanos donde pueden recibir atención. Una vez más, la gran conclusión es que los aumentos son insuficientes para compensar las disminuciones que vemos.

Ahora quiero mostrarles datos sobre los viajes para abortar en los Estados Unidos y voy a ver los datos de 2017, que es muy anterior a Dobbs. Evaluamos el entorno político del estado de residencia de las personas que viajaron para abortar y descubrimos que la probabilidad de viajar estaba asociada con restricciones. Cuanto más restrictivas eran las leyes sobre el aborto, mayor el porcentaje de personas que abandonaron el estado. Como puede ver, las personas han tenido que viajar para abortar desde mucho antes de Dobbs. La mayoría de las personas que viajan provienen de estados con leyes restrictivas y más de la mitad de las personas que salen de un estado con leyes restrictivas se fueron a otro estado con leyes restrictivas. Esto tiene sentido, dado que los estados con restricciones están geográficamente cerca unos de otros. Y este panorama crea un castillo de naipes en la era posterior a Dobbs: a medida que los estados pierden el acceso, las pacientes tienen que viajar cada vez más lejos, y cuando vemos que los estados prohíben el aborto, quienes necesitan viajar sufren estas cargas de manera desigual. Las barreras son mayores para las personas jóvenes o que están en desventaja estructural debido a la pobreza y el racismo. Las personas que no pueden viajar para recibir servicios de aborto son aquellas que no pueden obtener los recursos para viajar, incluido el tiempo. Y las que tienen menos probabilidades de viajar para abortar son las que experimentan las mismas desventajas estructurales que las hacen más propensas a tener un embarazo no deseado y más necesitan abortar.

Tras la decisión de Dobbs, calculamos que 25,000 personas parecen no haber viajado para abortar. ¿Qué les pasó? Algunas de ellas habrán autogestionado su aborto comprando pastillas por Internet. Si bien el aborto autogestionado suele ser muy seguro, a muchas personas no les gustaría gestionar su atención médica haciendo algo que les preocupa que pueda ser ilegal. Y muchas otras personas habrán quedado embarazadas y tuvieron un bebé que no tenían la intención de tener. El último punto que quiero establecer es sobre la idea de la pérdida de servicios de aborto. A medida que las leyes y políticas estatales cambian rápidamente dentro de los estados, se crea una sensación, una experiencia de incertidumbre.

Voy a mostrarles una serie de mapas que crearon los colegas de mi grupo de investigación, la Red de Evaluación de Políticas de Ohio. Los estados están codificados por colores según el límite gestacional del aborto en ese estado, y les mostraré los cambios que experimentamos en la región semana tras semana. Este mapa es de justo antes de la decisión de Dobbs. El 1 de julio de 2022 se producen cambios drásticos, ya que los estados tenían prohibiciones y límites que entraron en vigor en el momento de la decisión. Y luego estas leyes comenzaron a ser impugnadas en los tribunales estatales y se promulgaron nuevas leyes, por lo que verán cómo progresaron. El objetivo de estas diapositivas es mostrar lo cambiante que es: el 6 de julio, el 14 de julio, el 21 de julio, el 3 de agosto, el 26 de agosto, el 16 de septiembre y me detendré aquí en el 23 de septiembre. Como pueden imaginar, este entorno legal que cambia rápidamente causa una enorme confusión para las personas que necesitan abortar, para los proveedores de atención médica, las propias clínicas e incluso para las personas como yo, que intentan mantenerse al día con las leyes. Esta última diapositiva contiene enlaces a los estudios de investigación que he citado hoy. Muchísimas gracias.

[00:13:15]

RICK WEISS: Gracias, Dra. Norris, por su excelente presentación. Allí abundan los datos. Les recordaré a los reporteros que estas diapositivas estarán disponibles poco después para que puedan analizarlas más de cerca y ver de manera algo desgarradora lo mucho más confusas que pueden volverse las cosas a medida que continúen estos cambios. ¿Por qué no pasamos ahora a la Dra. White?

Impactos de la prohibición del aborto en la atención relacionada con el embarazo

[00:13:49]

KARI WHITE: Hola, soy Kari White. Estoy en la Universidad de Texas, en Austin, donde dirijo el Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas, y analizaré algunas investigaciones relacionadas con los impactos de la prohibición del aborto en la atención relacionada con el embarazo. Incluso antes de la decisión de Dobbs, los Estados Unidos tenían indicadores de salud materna muy bajos en comparación con otros países ricos y, en particular, las tasas de mortalidad materna eran altas en los estados que se consideraba que podían prohibir o restringir el aborto. Según un análisis reciente de los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los estados que tenían probabilidades de prohibir o restringir el aborto, que se muestran en amarillo en este gráfico, tenían tasas de mortalidad materna más altas que los estados en los que era probable que el aborto siguiera siendo legal, lo que se muestra con barras verdes. En general, hubo 24 muertes maternas por cada 100,000 nacimientos en los estados que era probable que prohibieran el aborto, en comparación con 16 muertes maternas por cada 100,000 nacimientos en los estados donde el aborto probablemente sería legal. Y este patrón fue uniforme para los diferentes grupos raciales y étnicos, pero también es notable que las tasas de mortalidad materna de las personas negras no hispanas y de origen indio americano no hispanas y nativas de Alaska que dieron a luz fueron más de 2 veces más altas que las de las personas blancas no hispanas. Por lo tanto, al reflexionar sobre los puntos que mencionó la Dra. Norris sobre las poblaciones que se verán más afectadas por la prohibición del aborto, podemos ver que algunas de estas son poblaciones que ya tienen indicadores muy deficientes de salud materna. Y podemos esperar que estos indicadores se vean peor tras la decisión de Dobbs.

Si bien muchos estados que han prohibido o restringido el aborto tienen excepciones que permiten el aborto en determinadas circunstancias, estas varían de un estado a otro. Según un análisis reciente de las leyes estatales sobre el aborto realizado por KFF, de los 17 estados que prohíben el aborto a las 15 semanas de gestación o menos, todos tienen excepciones para los casos en que la vida de la persona gestante está en riesgo, 11 tienen excepciones cuando la salud de la persona gestante está en riesgo y solo 3 tienen excepciones para las anomalías fetales que limitan la vida. Sin embargo, el lenguaje que se usa en estas prohibiciones suele ser confuso y no concuerda con la terminología médica, y puedo hablar más sobre eso en la sesión de preguntas y respuestas, pero es importante tener en cuenta que este lenguaje confuso dificulta que los proveedores de atención médica y sus asesores legales sepan cómo proceder en estos entornos prohibitivos y brindar atención a las pacientes cuando la necesitan. Por lo tanto, para comprender algunas de las formas en que estas excepciones al aborto, o la falta de ellas, se practican en los estados que prohíben el aborto, mis colegas del Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas y yo, junto con nuestros colaboradores de la Universidad de California en San Francisco, hemos realizado varios estudios para analizar cómo los proveedores de atención médica y las pacientes sufren estas prohibiciones.

Lo que hemos visto en nuestra investigación es que la prohibición del aborto ha comprometido la atención basada en la evidencia para las pacientes embarazadas. Los médicos que ejercen en estados donde está prohibido el aborto han tenido dificultades para brindar la atención estándar a las pacientes que sufren complicaciones obstétricas, como la ruptura prematura de membranas antes del parto o cuando la bolsa de líquido amniótico se rompe antes de que el feto pueda sobrevivir por sí solo fuera del útero. Para pacientes que tienen afecciones médicas, como hipertensión grave, que hace que continuar con el embarazo sea peligroso, pacientes con diagnósticos fetales graves o cuando uno de los gemelos del embarazo ha fallecido. Si bien el embarazo ectópico y el aborto espontáneo suelen estar exentos de la prohibición del aborto, también hemos recibido numerosos recuentos de proveedores de atención médica, así como de pacientes, que no pudieron recibir la atención estándar para estas afecciones como resultado de la prohibición del aborto. Por eso, para dar algunos ejemplos del tipo de información que obtenemos en nuestra investigación, quiero destacar un par de nuestros estudios: uno es el estudio “Care Post-Roe” que mis colegas y yo llevamos a cabo con nuestros colaboradores de la UCSF, que ofrece una plataforma en línea donde los proveedores de atención médica pueden enviar de forma anónima descripciones de la atención que se desvió del estándar habitual debido a las leyes que restringen el aborto que entraron en vigor después de Dobbs. Recibimos 50 descripciones de este tipo de casos entre septiembre de 2022 y marzo de 2023. Las pacientes que se describieron en estas narraciones que recibimos vivían en alguno de los 14 estados que, en ese momento, habían prohibido o restringido el aborto tras la decisión de Dobbs. Y esos estados se muestran aquí en este mapa con las marcas en forma de cruz.

Voy a destacar solo uno de los ejemplos que recibimos, pero la recopilación de datos está en curso. Lo que escuchamos constantemente a través de las entrevistas y las descripciones que recibimos es que las pacientes con frecuencia deben estar en mayor peligro antes de que los proveedores puedan intervenir y brindarles atención. En una de las descripciones que recibimos de un médico sobre una paciente que sufrió una ruptura prematura de membranas, el médico escribió: “Ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos desde la sala de emergencias con septicemia grave, que es una infección potencialmente mortal, y bacteriemia. Inició el parto del feto, ella pudo sostenerlo y probamos todos los protocolos médicos que pudimos encontrar para ayudar a que su placenta saliera también, pero ninguno tuvo éxito. El anestesiólogo lloraba por teléfono cuando debatía el caso conmigo. Si la paciente debía ser intubada, nadie creía que pudiera salir con vida del quirófano. Realicé una dilatación y un curetaje, y ella sangraba por todas partes, lo cual no es el curso típico de este procedimiento. La paciente sobrevivió y, cuando se recuperó, me preguntó si ella o yo podíamos ir a la cárcel por esto o si contaba como afección potencialmente mortal”.

Mis colegas del Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas y yo también hemos entrevistado a pacientes embarazadas que tuvieron complicaciones médicas y otras pacientes que estaban embarazadas y no pudieron hacerse el aborto que necesitaban. Lo que hemos escuchado constantemente a través de estas entrevistas es que las pacientes se sienten perdidas y asustadas. Una de las pacientes de Texas que entrevistamos que recibió un diagnóstico fetal mortal describe su incapacidad para obtener información de su proveedor de atención médica de la siguiente manera: “Cuando ya una ha recibido noticias como esa y apenas puede gestionar las emociones, la idea de tener que investigar por cuenta propia para determinar dónde obtener esta atención médica y organizar una salida del estado resulta aún más abrumadora”. Otra paciente que entrevistamos y que no pudo abortar como quería era muy consciente de los malos indicadores de salud materna en Texas y nos dijo: “También me da miedo morir. Hay muchas complicaciones y estoy empezando a investigar cómo Texas no es tan buena en lo que respecta a la atención de maternidad y cosas así, al menos por lo que he leído. No sé si las estadísticas han cambiado, pero aquí mueren muchas mujeres durante el parto y eso es algo que me preocupa mucho”. Por lo tanto, anticipamos que la salud materna y los indicadores de morbilidad y mortalidad maternas graves empeorarán tras la decisión de Dobbs porque los proveedores no pueden brindar una atención estándar basada en la evidencia a sus pacientes.

Para obtener más información sobre los resultados de nuestro estudio y mantenerse al día sobre nuestros hallazgos, pueden encontrar nuestra información de contacto para el Proyecto de Evaluación de Políticas de Texas y el estudio “Care Post-Roe” aquí. Gracias.

[00:21:39]

RICK WEISS: Gracias, Dra. White. Historias asombrosas sobre los efectos dominó en los que mucha gente tal vez no piense cuando pensamos en estos cambios legislativos. Pasemos a nuestra tercera oradora, la Dra. Jody Steinauer.

Impacto de las restricciones al aborto en la educación médica

[00:21:57]

JODY STEINAUER: Maravilloso. Como ya escucharon, soy ginecóloga obstetra en California, de la Universidad de California en San Francisco. También viajo a Kansas, donde proporciono servicios de aborto y tengo experiencias de primera mano sobre el cuidado de las pacientes que Kari describió, cuyas historias describió Kari. Voy a centrar mis comentarios de hoy en los impactos de Dobbs sobre la educación médica, que incluye la carrera de medicina, la residencia y, para algunos, la formación con becas de investigación. En primer lugar, me centraré en la carrera de medicina para enfatizar la importancia de educar sobre el aborto a todos los médicos que van a interactuar con personas en edad reproductiva, incluso si no planean brindar servicios de aborto o aborto espontáneo. La Asociación de Profesores de Ginecología y Obstetricia recomienda que todos los estudiantes de medicina se gradúen con un conocimiento profundo y riguroso del aborto y que puedan brindar asesoramiento compasivo y no directivo sobre las opciones de embarazo, incluido el conocimiento necesario para explicar los métodos de aborto y sus complicaciones poco frecuentes.

Y solo quiero hacer hincapié en que esta educación básica es muy importante. Los médicos de todas las especialidades y, en particular, de especialidades como la medicina familiar, la medicina interna, la pediatría y la medicina de emergencia, suelen ser los primeros en decirle a una paciente que su prueba de embarazo es positiva y deben saber cómo derivarla para aplicar esta educación, este asesoramiento de manera compasiva y cómo derivar a atención para aborto, especialmente en los estados donde hay prohibiciones. Además, estos médicos trabajan en centros de atención de urgencia y quienes se encuentran en los estados con prohibiciones, en particular, deben saber cómo atender a las personas que se autogestionan el aborto fuera del sistema médico formal, por ejemplo, accediendo a la atención del aborto a través de farmacias en línea, o que abandonaron el estado para acceder a la atención del aborto. Estas pacientes pueden acudir a sus médicos de cabecera o a estos centros de cuidados agudos con preguntas sobre hemorragias u otros síntomas, y es importante que estos médicos sean competentes para proporcionar esta información y atención, y es muy importante que respeten la confidencialidad de la paciente y no la denuncien a las fuerzas de orden público. Este es un mapa que pueden encontrar en el sitio web del Instituto Guttmacher y muestra los estados con las prohibiciones más restrictivas en rojo oscuro. En este momento, solo para darles una idea de cuántos estudiantes de medicina se están educando en estos estados, hay 30,000 estudiantes de medicina que están aprendiendo en estos estados y que corren el riesgo de no aprender estas habilidades básicas porque no están expuestos clínicamente a pacientes que buscan servicios de aborto. Después de la escuela de medicina, la formación de residencia es la parte de la educación médica en la que los nuevos médicos adquieren las habilidades requeridas para su especialidad. El aborto debe integrarse en muchos programas de capacitación de residencia para garantizar que los graduados tengan las habilidades básicas que mencioné antes, pero también es el momento en que los médicos aprenden las habilidades necesarias para practicar abortos. Y, si bien los médicos dedicados a medicina familiar y otros médicos pueden aprender estas habilidades durante la residencia, quiero centrarme en la obstetricia y la ginecología, mi especialidad, que tiene obligaciones únicas en cuanto a la capacitación sobre el aborto.

Todos los obstetras/ginecólogos deben ser competentes para brindar servicios de aborto. Incluso quienes no planean brindar servicios de aborto, debemos hacerlo, nuestra profesión nos obliga a brindar servicios de aborto en caso de una emergencia si no hay nadie más disponible. Y este es un requisito del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos y, por supuesto, también tenemos que brindar atención a las personas que pierden un embarazo. Y es por eso que el Consejo de Acreditación para la Educación Médica de Posgrado, en 1996, comenzó a exigir que todos los programas de obstetricia y ginecología incluyeran capacitación sobre el aborto. Y volveré a eso por un segundo. El Consejo de Acreditación es el organismo de los Estados Unidos que rige toda la formación de residencia. Por lo tanto, este es un requisito muy importante que hace valer dicho Consejo. Tras la decisión de Dobbs el otoño pasado, el Consejo reafirmó este requisito y ahora tiene este texto adicional, e incluí referencias en mis diapositivas para que puedan leer el documento completo del Consejo si están interesados. Ahora sí especifica que los programas deben brindar acceso a esta experiencia clínica en diferentes jurisdicciones donde sea legal, si el programa se encuentra en un estado en el que es ilegal brindar servicios de aborto.

Por lo tanto, las prohibiciones estatales del aborto significan que muchos residentes de obstetricia y ginecología corren el riesgo de no recibir una capacitación suficiente para brindar de manera segura esta atención de salud reproductiva crítica, y explicaré un poco más por qué es tan importante, pero en los estados con prohibiciones actuales, hay más de mil residentes de obstetricia/ginecología que están recibiendo capacitación. Quiero hacer hincapié en que estos residentes no solo corren el riesgo de graduarse sin las habilidades que necesitan para brindar servicios de aborto, sino que también corren el riesgo de no tener las habilidades necesarias para brindar atención a las personas que están perdiendo un embarazo o lo que también llamamos aborto espontáneo. Por lo tanto, en esta tabla les muestro algunos datos que publicamos con la proporción de residentes que siguen programas de rutina con capacitación en aborto y la proporción de residentes en programas con capacitación opcional o sin capacitación, y esta es la proporción de personas que se sienten competentes en estos aspectos de la pérdida temprana del embarazo. Por lo tanto, es más probable que se sientan competentes si reciben capacitación de rutina sobre el aborto, el asesoramiento sobre la pérdida temprana del embarazo, la prestación del tratamiento médico de la pérdida del embarazo, los diferentes procedimientos que utilizamos para controlar la pérdida del embarazo, dos tipos diferentes de aspiración del embarazo y extracción del útero, e incluso más probabilidades de que se sientan competentes para controlar las complicaciones de la pérdida temprana del embarazo. Este es solo uno de los muchos ejemplos que podría darles sobre los beneficios de la capacitación y por qué es tan importante para los residentes de obstetricia y ginecología.

También quiero hablar sobre los posibles impactos psicológicos y morales de estas leyes, lo que, por supuesto, es una conclusión de lo que han escuchado de las oradoras anteriores. La angustia moral es el estado emocional que se produce cuando una persona no puede llevar a cabo lo que cree que es la acción éticamente apropiada, a menudo debido a circunstancias externas. Y se ha descrito en enfermería y medicina durante mucho tiempo. Lo que estamos viendo ahora es que, en muchos estados, los estudiantes experimentan esta angustia debido a que presencian o se ven obligados a participar en una atención deficiente. Y esta angustia puede provocar agotamiento y daño moral a largo plazo. Me preocupa que esto pueda llevar a que muchas, muchas personas abandonen la medicina o mi especialidad de obstetricia y ginecología, y que haga que menos personas quieran capacitarse y ejercer en los estados con restricciones lo que, por supuesto, podría empeorar las disparidades que ya existen en estos estados con restricciones al aborto. Ya tenemos pruebas que indican que, después de Dobbs, menos estudiantes de medicina que solicitaban una residencia en todas las especialidades, se postularon a programas en estados con restricciones, y diré un poco más sobre quienes solicitaron obstetricia y ginecología, pero definitivamente existe la sensación de que, dado que estas estudiantes de medicina están en una edad en la que podrían estar intentando quedar embarazadas, existe la preocupación de que no quieran capacitarse, independientemente de su especialidad, ya sea ortopedia, cirugía, cualquier cosa, en un estado en el que, si algo sale mal con su embarazo, quedarían atrapadas sin la capacidad para tomar decisiones. Los estadounidenses, al analizar los datos de los solicitantes de obstetricia y ginecología, vieron que, en general, alrededor de un 5 por ciento menos de estudiantes de medicina se postularon en obstetricia y ginecología, pero descubrieron que un 10 por ciento menos lo hicieron en los estados con prohibiciones con respecto al aborto. Así que realmente estamos viendo pruebas preliminares de que esto es cierto, que menos personas quieren capacitarse en los estados en los que está prohibido el aborto.

Por lo tanto, a medida que capacitamos a nuestros alumnos para que satisfagan las necesidades de los futuros pacientes en este panorama, todos empleamos una variedad de estrategias, algunas de las cuales he enumerado aquí. Quiero hablar un poco sobre el apoyo a los residentes para que viajen para obtener atención, ya que dirijo el Programa Ryan de capacitación en residencia sobre aborto y planificación familiar. Tengo este mapa en la parte inferior de la diapositiva que muestra en azul los estados en los que hemos apoyado los programas de obstetricia y ginecología para integrar la capacitación sobre el aborto y donde el Programa Ryan existe desde hace más de 20 años, en los que ya hemos apoyado más de 110 programas para integrar la capacitación sobre el aborto. Después de SB 8 en Texas, comenzamos a apoyar a los residentes de Texas para que viajaran fuera del estado para recibir capacitación sobre el aborto, y pudimos ayudar a más de 50 residentes a viajar a diferentes programas. Como pueden imaginar, esto requiere mucho esfuerzo y trabajo, hay acuerdos formales y requisitos de licencia que requieren entre 6 y 9 meses para organizar todo. Así que empezamos a trabajar con los programas en una estrategia diferente, y es que los programas individuales puedan asociarse con programas, programas de acogida, en estados menos restrictivos para facilitar a muchos residentes viajar. Hasta ahora, hemos trabajado con 12 programas para establecer estas relaciones y tenemos 56 programas en los estados con las prohibiciones más restrictivas en este momento. Tenemos mucho más trabajo por hacer, pero está sucediendo y, hasta ahora, la evaluación preliminar demuestra que es beneficioso. Los residentes lo aprecian y aprenden las habilidades que necesitan para brindar atención a futuros pacientes.

Por lo tanto, terminaré diciendo [inaudible] que la atención del aborto es fundamental, como todos han escuchado desde las perspectivas ética, clínica y de salud pública, y ahora que los estados pueden prohibir el aborto, los médicos se ven obligados a brindar una atención que no se basa en la evidencia ni se centra en el paciente y viola nuestros tres principios del profesionalismo médico tal como se definen en el Estatuto Médico sobre el Profesionalismo Médico, y estos son el principio de primacía del bienestar del paciente, la autonomía del paciente y la justicia social. Nos vemos obligados a brindar una atención deficiente a los pacientes actuales y también a no poder capacitar a nuestros futuros médicos y a nuestros futuros obstetras/ginecólogos para que brinden esta atención que, en mi opinión, sin duda perjudicará a las futuras pacientes. Gracias.

Preguntas y respuestas


¿Qué se está haciendo bien en cuanto a la cobertura periodística de estos temas y dónde hay margen de mejora?


[00:32:26]

RICK WEISS: Gracias, Dra. Steinauer. Una vez más, una perspectiva muy interesante sobre los efectos dominó de algunas de estas sentencias en las que creo que mucha gente tal vez no piense, que se extienden no solo a través de la población de pacientes, sino también a través del departamento de educación médica y luego de regreso a los pacientes. Antes de pasar a la sesión de preguntas y respuestas, quiero recordar a nuestros reporteros en línea que, para enviar una pregunta, vayan a la pestaña de preguntas y respuestas e ingresen su nombre, la organización de noticias y su pregunta. Pero me gusta empezar estas sesiones informativas, en general, primero con una pregunta de SciLine y esa pregunta tiene como objetivo ayudar a los reporteros a escuchar a los expertos sobre cómo creen que cubren el tema en particular del que estamos hablando. Por eso, quiero preguntar a cada una de nuestras presentadoras de hoy si podrían abordar la pregunta: ¿qué ven cuando desempeñan sus funciones no solo en su capacidad profesional, sino también como lectoras y televidentes de las noticias? ¿Qué creen que los reporteros están entendiendo correctamente y haciendo bien mientras cubren este tema, o tienen alguna sugerencia sobre las formas en las que podrían manejar este tema mejor de lo que lo están haciendo ahora? Y empezaré con usted, Dra. Norris.

[00:33:39]

ALISON NORRIS: Muchas gracias. Una cosa que hemos visto es que, con la atención que hay sobre el tema del aborto, ha habido muchos más informes sobre el aborto y, por supuesto, muchas más conversaciones en muchos, muchos espacios sobre este tema. Y creo que el estigma en sí mismo es una de las barreras para obtener un aborto, para la atención del aborto, y hace que sea más difícil acceder a él. Por lo tanto, un buen reportaje que cuente las historias de personas que recurren al aborto, de hecho, saca a relucir historias normales de personas comunes con las que otros se pueden identificar y la conversación en sí misma sirve para desestigmatizar. La conversación que los reporteros están difundiendo en los medios de comunicación en sí es muy importante en términos de desestigmatización y educación de las personas sobre la disponibilidad y lo común que es el aborto. El acceso al aborto brinda a las personas autonomía corporal, lo cual es algo realmente bueno. Con mucha frecuencia, muchos de nuestros reportajes y la forma en que hablamos sobre el aborto son muy, diría yo, muy tristes, como que hablamos de cosas que son difíciles de leer, describen cargas o barreras, y hay otra cara de la atención del aborto, que es que permite a las personas tomar decisiones sobre su cuerpo y su futuro. Lo cual es algo muy positivo. Así que, simplemente, animo a que la información sobre el aborto mire más allá de las cifras, mire más allá del despliegue publicitario y la política y esté dispuesta a contar las historias sobre las personas, y los aspectos positivos y negativos de esas historias. A menudo, hablamos de que, si alguien se hace un aborto, es una gran victoria, ya que ha viajado miles de millas. A menudo, tiene un costo enorme para esa persona, por lo que contar la riqueza de esas historias, creo, es una parte muy importante de este trabajo que pueden realizar los reporteros. Gracias.

[00:35:28]

RICK WEISS: Sí, eso es muy interesante, en SciLine hablamos mucho no solo de cubrir la política y las políticas, sino también la ciencia y la investigación. Pero podría decirse que un tercer aspecto de este tema es el elemento anecdótico que realmente ayuda a sacar a la luz toda la verdad de lo que está sucediendo. Gracias por su comentario, Dra. White.

[00:35:49]

KARI WHITE: Quiero hacerme eco de gran parte de lo que dijo la Dra. Norris y con respecto a incluir algunas de estas narraciones personales en el reportaje. Creo que es realmente poderoso, tanto para tratar de desestigmatizar el aborto como para presentar las complejidades en las que las personas toman sus decisiones. Hay muchas razones por las que las personas toman la decisión de interrumpir su embarazo, hay muchos obstáculos que deben superar para tratar de recibir atención, lo que realmente ilustra las muchas otras deficiencias en materia de políticas que tenemos en los Estados Unidos y que creo que son muy importantes para resaltar y ayudar a comunicar las formas en que la atención del aborto es solo una parte del panorama y del entorno de políticas y servicios en el que las personas toman decisiones sobre su salud.

[00:36:43]

RICK WEISS: Bien, gracias. Dra. Steinauer.

[00:36:46]

JODY STEINAUER: Estoy de acuerdo con lo que dijeron la Dra. Norris y la Dra. White, y simplemente añadiría algo parecido, creo, bueno, es por mi pasión por la educación médica, por las historias que están viviendo los estudiantes. Estoy escuchando mucha angustia de los estudiantes, por ejemplo, de los residentes de último año que se dan cuenta de que sus nuevos pasantes que acaban de llegar con la visión de capacitarse para ser médicos sobresalientes y tener relaciones estrechas, éticas, positivas con los pacientes y de apoyar la autonomía están absolutamente angustiados y están tan preocupados de que estos pasantes vayan a aprender una atención que no sea la atención estándar. También han escuchado estas historias sobre obligar a las personas a retrasar el tratamiento del aborto espontáneo, el tratamiento del embarazo ectópico, y están muy preocupados de que vayan a terminar la residencia y no puedan brindar una buena atención. Hay muchos cambios emocionales y filosóficos que están experimentando estos alumnos. Así que creo que también es necesario contar historias de los alumnos y los cuidadores. Y la experiencia de tener que viajar a otro estado para recibir capacitación y también escucho historias sobre cómo, en cierto modo, eso es genial, desestigmatiza el aborto, estos estudiantes de Texas van a California para capacitarse y no pueden creer que sea parte de la atención médica normal. Y luego tienen que volver a un lugar donde está restringido y eso está causando muchos desafíos. Pienso en contar las historias y no olvidar a la generación futura.


¿Hay datos sobre el impacto de la decisión de Dobbs en las distancias de viaje para abortar?


[00:38:14]

RICK WEISS: Es fascinante escuchar eso. Gracias. Bien, abordaremos algunas preguntas aquí y tengo una de Helen Thompson de Science News. En este momento, ¿tenemos datos sobre el impacto de Dobbs en las distancias de viaje y si las mayores distancias de viaje impiden que las personas viajen para abortar aún más que antes de Dobbs?

[00:38:44]

ALISON NORRIS: Me encantaría que la Dra. White lo abordara, porque sé que el trabajo de algunos de sus grupos realmente se centra en esto, en términos de algunos puntos de datos específicos sobre esta pregunta. Es un entorno muy complejo en todo el país y una de las cosas que ha cambiado a lo largo de los meses transcurridos desde la decisión de Dobbs es que hay más información disponible para las personas sobre dónde abortar que está disponible en línea, hay más información sobre la autogestión del aborto, de modo que las personas no viajan, gestionan su aborto en su propia casa tomando pastillas y también hay mejores redes de los tipos de apoyo práctico que están disponibles para las personas que sí necesitan viajar; dinero para pagar la gasolina o los hoteles. O la atención del aborto en sí misma. En todo ese tipo de entornos dinámicos, creemos que las personas viajan y pueden viajar con mayor éxito y, por otro lado, seguramente hay miles y miles de personas para las que esos apoyos prácticos son insuficientes para superar las barreras. Y el viaje es demasiado lejos y no viajan.

[00:40:08]

RICK WEISS: Dra. White, ¿quiere añadir algo?

[00:40:12]

KARI WHITE: Claro, creo que la Dra. Caitlin Myers, de Middlebury College, ha realizado algunas estimaciones que han demostrado que, para muchas personas, una distancia de viaje de más de 200 millas de ida puede hacer que las personas continúen con su embarazo o se autogestionen el aborto si tienen información sobre cómo hacerlo. Sabemos por nuestra investigación en Texas que hay muchas personas que pueden viajar más de 200 millas, pero ciertamente muchas personas no pueden y algunas de las cosas que dificultan que las personas viajen esa distancia son las muchas cosas que tienen que lograr para hacer el viaje, como encontrar ayuda financiera de fondos de aborto sin fines de lucro, programar una cita, organizar un viaje, todas estas son llamadas telefónicas diferentes, realmente está suponiendo una gran carga para la paciente tratar de averiguar adónde ir, obtener estos recursos, en un período de tiempo muy limitado cuando están haciendo malabares con muchas otras cosas que están sucediendo en su vida: el trabajo, el cuidado de los niños, el cuidado de alguien más en su familia. Creo que otra cosa que también estamos viendo aquí en Texas, es decir, que es exclusiva de este estado en particular y de algunos otros estados a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, es que hay puestos de control fronterizos internos que se encuentran a menos de 100 millas al norte, del lado estadounidense de la frontera, y eso hace que sea muy difícil o imposible para las personas que no tienen autorización legal para estar en los Estados Unidos o cuyo compañero de viaje no tiene autorización, lo que hace que sea demasiado arriesgado o imposible para ellas cruzar esos puestos de control fronterizos internos y obtener atención en otro estado.


¿Cómo afectan las restricciones estatales sobre el aborto a la acreditación de los programas de capacitación en obstetricia y ginecología?


[00:42:05]

RICK WEISS: Ese es un elemento muy interesante, los hemos escuchado mucho hablar sobre algunas de las desigualdades que se ven amplificadas por este problema, pero no había pensado en ese aspecto por el lado de la inmigración. Gracias. Tenemos una pregunta de Kate Payne, de WLRN Public Media en Miami: “Por lo que he leído, simplemente no hay suficiente capacidad en los estados con derecho al aborto para dar lugar a los médicos residentes de los estados en los que se restringe el aborto. ¿Qué importancia tiene ese cuello de botella para los estudiantes que no reciben esa formación y qué significa para la acreditación de esos programas de obstetricia y ginecología?”

[00:42:48]

JODY STEINAUER: Sospechamos que habrá un cuello de botella. Definitivamente, estamos trabajando activamente junto con el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología y el Consejo de Educación de Residentes de Obstetricia y Ginecología para tratar de conciliar los programas en los estados restringidos con los programas de los estados no restringidos. La expectativa es que sí nos resulte difícil conciliarlos todos, pero estamos trabajando activamente en ello. Una cosa que hay que recordar es que obstetricia y ginecología es solo una especialidad, una subespecialidad, y los médicos de familia también desean viajar para capacitarse, y luego tenemos estudiantes de medicina que desean pasar tiempo en entornos donde se brindan servicios de aborto. Tenemos enfermeras, médicos de práctica avanzada, asistentes médicos, comadronas y enfermeras practicantes, que también pueden brindar servicios en muchos estados. Por lo tanto, hay muchos profesionales de la salud que necesitan capacitarse, educarse y entrenarse en la atención del aborto y estamos trabajando en este gran acertijo. Hemos descubierto que, incluso cuando existen esas relaciones, en las que un programa tiene relación con otro programa anfitrión, que, por supuesto, algunos residentes no pueden viajar, tienen responsabilidades familiares y, por lo tanto, ya sabes, no vamos a poder capacitar a todos y cada uno de los residentes, por lo que también estamos trabajando en muchas estrategias en los programas, desarrollando mejores planes de estudio, desarrollando simulaciones para el asesoramiento y los procedimientos, tratando de mejorar la atención que brindamos a las personas con pérdida de un embarazo, que da mucho lugar para las habilidades transferibles abiertamente. Se están empleando muchas estrategias y todos estamos intentando trabajar juntos en ellas.


¿Por qué las tasas de aborto en las Carolinas parecieron aumentar ligeramente después de que se anulara el caso Roe contra Wade?


[00:44:23]

RICK WEISS: Gracias. Aquí hay un par de preguntas de Kari Beal de Fox Carolina News en Greenville, Carolina del Sur. En primer lugar, cuando la Dra. Norris habló, en un gráfico mostró que las tasas de aborto en las Carolinas en realidad parecían aumentar ligeramente después de la revocación del caso Roe contra Wade. ¿Puede explicar por qué pudo haber sido así? En segundo lugar, Carolina del Sur ha tenido algunas idas y vueltas para la aprobación de prohibiciones más estrictas al aborto, los legisladores aprobaron una prohibición y luego un juez suspendió la decisión. ¿Qué confusión y desafíos puede causar esto en el campo de la medicina?

[00:45:01]

ALISON NORRIS: Muchas gracias. Es necesario que muchos estados, como las Carolinas, que tienen múltiples restricciones al aborto, por ejemplo, períodos de espera, a veces períodos de espera muy largos, límites gestacionales de 15 o 18 semanas, la incapacidad de las personas de usar el seguro médico estatal para abortar; existen varios tipos diferentes de restricciones que dificultan la obtención del aborto, pero no prohíben rotundamente abortar. Es todo un tema tener que lidiar con esto con bastantes complicaciones, pero hay clínicas abiertas y se ofrecen abortos hasta sea cual sea el límite gestacional, y la gran mayoría de los abortos ocurren antes de las 15 o 18 semanas de gestación. Y así, en un estado como Carolina del Norte o Florida, que tienen muchas restricciones diferentes, pero que aún tienen clínicas abiertas, y en el caso de Florida, muchas clínicas que están abiertas, se ofrecen muchos abortos en esos lugares y, como los estados cercanos prohíben el aborto por completo, las pacientes van a esos estados, porque están cerca, no porque el aborto sea fácil de conseguir allí, van allí porque es posible abortar y está al alcance de la mano.


¿Qué desafíos se enfrentan en el campo de la medicina cuando los legisladores y los jueces van y vienen respecto de la aprobación y la suspensión de las normas sobre el aborto?


[00:46:24]

ALISON NORRIS: Y es necesario, para responder su segunda pregunta sobre esta experiencia de idas y vueltas, sí, no es posible, no es fácil dejarlo totalmente claro porque, día a día, la información cambia en términos de lo que está permitido, lo que se ha aprobado en la legislatura, cuándo los jueces toman una decisión, cuándo esa decisión de ese juez se materializará en la práctica, y esas incertidumbres afectan a las pacientes, porque es muy difícil para ellas saber qué es legal; esto afecta a los cuidadores que intentan mantenerse al día con la ley, ya que esta cambia día a día; y realmente afecta a los proveedores de servicios de aborto adyacentes, como dijo la Dra. Steinauer, realmente cualquier persona que tenga una paciente embarazada tendrá la oportunidad de consultar con esa persona sobre lo que debería pensar con respecto a ese embarazo. Y nosotros, todos los que participamos en este asunto, hemos participado en una investigación con los médicos adyacentes que brindan abortos adyacentes, y es muy, muy angustiante para ellos tratar de brindar una atención de alta calidad, clara y correcta a las pacientes en estos entornos tan inciertos en los que las instituciones en las que trabajan les están dando información contradictoria, al igual que lo hacen los tribunales. Por lo tanto, tiene razón en que esa incertidumbre crea todo un conjunto de barreras adicionales más allá de las que exigen las leyes.


¿Algún estado ha prohibido totalmente el aborto, en todas las circunstancias?


[00:48:03]

RICK WEISS: Una pregunta de Nancy Berrian, reportera independiente con sede en Easton, Pensilvania: “¿Escuché correctamente que algunos estados han prohibido el aborto por completo o entendí mal que algunos estados solo tienen restricciones más estrictas que otros?” Hay una segunda parte de esta pregunta que guardaré, pero solo para aclarar ese hecho, ¿hay algún estado que haya prohibido rotundamente el aborto en todos los casos?

[00:48:34]

KARI WHITE: Hay estados que han prohibido el aborto en casi todas las circunstancias. Texas es uno de esos estados que tiene exenciones muy, muy limitadas para las circunstancias en las que se puede practicar el aborto. Tennessee e Idaho son otros estados en los que casi no hay exenciones para la atención y, de hecho, si los médicos brindan atención a las pacientes que sufren una emergencia médica, son responsables de defender sus acciones ante los tribunales para demostrar que la atención que brindaron era absolutamente necesaria desde el punto de vista médico. Estas son algunas de las prohibiciones de aborto más extremas que estamos viendo en los Estados Unidos, en algunos de estos estados.


En los estados donde hay exenciones basadas en la salud de la madre, ¿cómo se define “salud”? ¿Se incluyen los factores de salud mental?


[00:49:20]

RICK WEISS: Y en relación con eso, se mencionaron algunas exenciones relacionadas con la salud de la madre. ¿Cómo se define eso? ¿Incluye la salud mental?

[00:49:32]

KARI WHITE: Realmente depende del estado. Y, a menudo, la interpretación de estas exenciones dependerá de una institución específica y de la orientación legal que los proveedores reciben en el lugar en el que trabajan. Hay lenguaje sobre si existe o no un riesgo sustancial para la salud de una persona, o una discapacidad física grave, y la forma en que eso se interpreta, qué constituye “grave”, qué constituye “importante”, está abierto a la interpretación y puede ser muy difícil de llevar a la práctica.

[00:50:19]

RICK WEISS: Bueno, parece difícil para un médico tener que seguir la definición judicial de una palabra.

[00:50:25]

JODY STEINAUER: Sí, ¿y puedo añadir algo más? Respecto a la segunda parte, pensé que la pregunta de la reportera era sobre que los médicos se unieran, pero no es exactamente la pregunta que hicieron, y como no lo fue, no se orienta tanto a la política a nivel estatal, pero en muchos de estos estados, estamos viendo un trabajo increíble en el que médicos que son especialistas en medicina interna, neurólogos, cardiólogos y también especialistas en medicina materno-fetal, que es la subespecialidad en obstetricia y ginecología que cuida de personas embarazadas con afecciones médicas complicadas, están trabajando juntos muy estrechamente para intentar asegurarse de que las personas que tengan complicaciones reciban la atención que necesitan durante el embarazo y, de hecho, ha sido extraordinario. Al igual que los grupos estatales que se reúnen y la Sociedad de Medicina Materno Fetal ha estado a la vanguardia en este trabajo para tratar de asegurarse de que las personas obtengan los abortos que necesitan dentro de lo que marcan las leyes estatales, y eso es algo realmente positivo que ha surgido de esto. Veo, estamos viendo mucha más colaboración y trabajo entre todas las especialidades para tratar de apoyar la atención de las pacientes y prevenir la muerte.


A nivel nacional, ¿cuál es el impacto de proyectos de ley como el de “protección de sobrevivientes del aborto nacidos vivos” de Kansas en la atención del aborto?


[00:51:41]

RICK WEISS: Es interesante que eso sea parte del impacto que está surgiendo de este movimiento. Muy interesante escucharlo. Una pregunta aquí en el foro de Rachel Mipro de Kansas Reflector: aquí en Kansas hemos visto la aprobación, entre comillas, del “Proyecto de ley de protección de sobrevivientes del aborto nacidos vivos y proyecto de ley de anulación del aborto”, en los últimos meses. A nivel nacional, ¿cuál es el impacto, si lo hay, de este tipo de proyectos de ley en la atención del aborto? Y puede una de ustedes describir lo que está pasando allí y si se está extendiendo.

[00:52:15]

ALISON NORRIS: No tengo ni idea de si alguna ley en particular en un estado tiene un impacto nacional, salvo por el hecho de que sí vemos un fenómeno en el que las legislaturas estatales toman prestadas leyes que se han aprobado en un estado y luego las aprueban en otros estados, y de esa manera, algunos de estos proyectos de ley que son un poco confusos y aumentan la pérdida de servicios de aborto y esta incertidumbre, pueden usarse en otros espacios que no se habían utilizado antes. Creo que una función realmente clave que desempeñan los reporteros es aclarar y hablar con expertos para que las palabras que utilizan para hablar sobre los proyectos de ley reflejen la forma en que los proveedores de atención médica y las personas en el ámbito de la salud pública piensan que esos proyectos de ley tendrán un impacto, en contraposición al lenguaje que utilizan los legisladores, muchos de los cuales no están en los campos de la salud pública o la medicina y pueden tener un lenguaje que agrega más confusión a la situación.


¿Cómo ha afectado la escasez de médicos al acceso a la atención en los estados donde el aborto es legalmente más accesible?


[00:53:26]

RICK WEISS: Genial. Aquí hay otro tipo de pregunta específica para un estado de la que quizás alguna de ustedes tenga información: se trata de la reportera independiente Cecilia Nowell en Nuevo México, con sede en Nuevo México: “Me sorprendió el aumento relativamente bajo de abortos realizados aquí desde Dobbs, en comparación con Illinois, Florida y Carolina del Norte. Tengo curiosidad por saber si hay datos sobre el impacto de la escasez de médicos en el acceso a la atención en estados como el nuestro”. ¿Algún consejo o algún sitio al que puedan referir a Cecilia?

[00:54:03]

KARI WHITE: Le respondo y luego Alison, tal vez, pueda intervenir después. Creo que una de las razones por las que Nuevo México no muestra un aumento tan grande como podríamos haber anticipado tras la decisión de Dobbs es porque ya había registrado un aumento considerable tras la implementación del Proyecto de Ley 8 del Senado de Texas. Vimos que cientos y miles de residentes de Texas estaban recibiendo atención en Nuevo México después de septiembre de 2021, cuando entró en vigor el Proyecto de Ley 8 del Senado. Por lo tanto, el aumento que vemos en Nuevo México no es tan pronunciado como podría haber sido si no hubiera existido esa tendencia anterior. También agregaré que solo recientemente algunos proveedores nuevos comenzaron a ofrecer servicios de aborto en Nuevo México y, por lo tanto, es posible que esas cifras aumenten con el tiempo, pero dejaré que Alison intervenga con cualquier información adicional que quiera proporcionar.

[00:55:02]

ALISON NORRIS: Ya se estableció el punto principal y es que en los datos que tenemos, solo tenemos 2 meses de datos anteriores a Dobbs, por lo que, si analizamos Texas, el declive en Texas ya incluía ese 50 por ciento de las pacientes que necesitaban atención en Texas y que no la recibían en nuestro valor inicial anterior a Dobbs. Del mismo modo, nuestro valor inicial de Nuevo México incluye todo tipo de pacientes que ya llevaban un año ingresando al estado, por lo que el dinamismo que se observa en algunos estados justo después de la decisión, básicamente ya se había producido antes de que comenzara el estudio. Algo que voy a señalar es que algunos estados han registrado aumentos, pero son más lentos y constantes, y esto se debe, en parte, a que las clínicas tardan en llegar al estado, establecerse y empezar a recibir pacientes. Otras son clínicas que ya existen y que están aumentando su capacidad para atender a más pacientes. Y no debería ser así, no quiero inducir al error de pensar que un estado que tiene un pequeño aumento, tal vez, haya hecho solo un pequeño aumento en sus esfuerzos por brindar atención. Porque los médicos nos han dicho que, cuando atienden a pacientes de otros estados, estas tienden a llegar en etapas más avanzadas de la gestación, están más enfermas y están muy angustiadas. Por lo tanto, se necesita mucho trabajo para brindar una atención excelente a una paciente más angustiada. Por lo tanto, aunque las cifras no cambien en gran medida, es posible que descubramos que las clínicas realmente están haciendo todo lo posible para brindar una atención excelente a esas pacientes, y que las pacientes de Nuevo México también forman parte de la experiencia de una clínica en sí misma que experimenta un aumento, ya sea en cifras o en complicaciones de las pacientes.


¿Las pacientes estadounidenses que buscan servicios de aborto van a Canadá para obtenerlos?


[00:56:42]

RICK WEISS: Genial. Estamos casi al final de la hora, quiero hacer una pregunta rápida y dar una oportunidad rápida para cada una de nuestras panelistas de hoy, para dar un mensaje que se lleven a casa los reporteros que están en línea hoy. Así que les pido que esperen, pero tengo una pregunta rápida para la Dra. Steinauer: en 30 segundos o menos, ¿qué pasa más allá de las fronteras? ¿Los médicos de los EE. UU. colaboran con los de Canadá, por ejemplo, porque noté que estaba en azul en uno de esos mapas, y las pacientes van a Canadá? ¿Se trata de un esfuerzo internacional o realmente se centra en los Estados Unidos?

[00:57:11]

JODY STEINAUER: No sé la respuesta a esa pregunta, pero apuesto a que estas personas sí, sí cruzan las líneas estatales, es decir, las fronteras.

[00:57:19]

ALISON NORRIS: Supongo que no está ocurriendo demasiado en el norte porque las personas pueden abortar en los estados, principalmente del norte, o van a otros estados sin tener que cruzar la frontera.


¿Cuál es un mensaje clave para los reporteros que cubren este tema?


[00:57:28]

RICK WEISS: Muy bien, genial. Lo último que me gustaría hacer aquí es pedirle a cada una de ustedes que responda en 30 segundos o menos, ¿hay algún mensaje que quieren que se lleven estos reporteros hoy? ¿Cuál es el mensaje central si van a llevarse solo uno, qué quieren que sepan, a quién quieren que presten atención? Y Dra. Norris, empezaré con usted.

[00:57:46]

ALISON NORRIS: En realidad, el aborto es muy normal, es muy importante. Quienes somos investigadores y reporteros tenemos muchos recursos para lidiar con problemas de salud complicados; sin embargo, muchas de las personas que necesitan abortar no tienen todos esos recursos, por lo que les insto a que sigan centrándose en las personas más afectadas por la pérdida de la atención del aborto.

[00:58:05]

RICK WEISS: Gracias. Dra. White.

[00:58:07]

KARI WHITE: Creo que es clave vigilar realmente los impactos regionales que está teniendo este cambio de política a nivel federal. Como pueden ver en parte de la información que proporcionó la Dra. Norris, los cambios respecto a dónde las personas pueden recibir atención se concentran, en gran medida, en diferentes regiones y creo que es muy importante estar atentos a eso.

[00:58:31]

RICK WEISS: Dra. Steinauer.

[00:58:33]

JODY STEINAUER: Solo diría que muchos educadores y profesionales de la salud y la educación están muy preocupados por los impactos de Dobbs en la educación médica y de enfermería, y estamos trabajando arduamente para asegurarnos de capacitar a la próxima generación para que los impactos de Dobbs no lleguen a los estados en los que las personas son atendidas por médicos con una formación inadecuada, dondequiera que terminen ejerciendo.

[00:58:57]

RICK WEISS: Muy bien, con eso quiero dar las gracias a las panelistas de hoy, a las expertas que hablaron hoy y a todos los reporteros que han estado en línea para obtener información y compartir parte de ella en las historias que escribirán. Quienes están presentes, reporteros, no olviden seguirnos en Twitter en @realsciline y visitarnos en SciLine.org. Esperamos verlos en la próxima rueda de prensa. Cuando cierren la sesión hoy, reporteros, notarán que hay una encuesta rápida, son solo tres preguntas. Nos sería muy útil si nos proporcionaran algunas respuestas a esas preguntas y les agradeceríamos que se tomaran los 30 segundos que lleva hacerlo. Gracias a todos y nos vemos en la próxima rueda de prensa.

Dr. Alison Norris
Ohio State University

Dr. Jody Steinauer
University of California, San Francisco

Dr. Kari White
University of Texas at Austin

Diapositivas de la Dra. Alison

Descargar

Diapositivas de la Dra. Jody Steinauer

Descargar

Diapositivas de la Dra. Kari White

Descargar