Ruedas de prensa

Depresión y ansiedad en adultos jóvenes

Journalists: Get Email Updates

¿Qué son las Ruedas de prensa?

Contents

Las investigaciones muestran que la mitad o más de los adultos jóvenes de entre 18 y 25 años experimentaron depresión o ansiedad durante la pandemia de la COVID-19. Y este grupo etario tiene la mayor prevalencia de enfermedades mentales entre los adultos. La rueda de prensa de SciLine abordó las causas y las manifestaciones de los trastornos de ansiedad y depresión en los adultos jóvenes; las barreras que les impiden acceder a la atención de salud mental o buscarla; y el papel de la psicoterapia (incluidas las herramientas de salud digital y las opciones de teleterapia cada vez más disponibles) en el tratamiento de los adultos jóvenes con estos trastornos. Tres expertos científicos informaron a los periodistas y luego respondieron a las preguntas de manera oficial.

Periodistas: video gratuito para usar en sus historias

Alta definición (mp4, 1920x1080)

Descargar

Introducción

Lo siguiente fue traducido de la rueda de prensa original realizada en inglés.

[00:00:27]

RICK WEISS: Hola a todos y bienvenidos a la rueda de prensa de SciLine sobre la depresión y la ansiedad en los adultos jóvenes, un tema que no hace más que crecer en estos días. Y creo que, como aprenderán, realmente merece la atención de los medios de comunicación en prácticamente todas las localidades del país. Así que, gracias a todos por unirse. Soy el director de SciLine, Rick Weiss. Para aquellos de ustedes que no nos conocen, SciLine es un servicio gratuito, con un comité de redacción independiente y financiamiento de fuentes filantrópicas, dirigido a periodistas y científicos y con sede en la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, una organización sin fines de lucro. Nuestra misión es simplemente facilitar a los periodistas como ustedes la incorporación de más datos con validación científica en sus noticias. Y eso significa no solo historias que traten sobre ciencia, sino cualquier historia que pueda reforzarse con un poco de ciencia; lo que, en nuestra opinión no imparcial, es casi cualquier historia que a uno se le pueda ocurrir. Entre otras cosas, ofrecemos un servicio de búsqueda gratuito que los ayuda a conectarse con científicos que tienen un profundo conocimiento y son excelentes comunicadores con un plazo determinado. Solo tiene que visitar sciline.org, hacer clic en “Necesito un experto” y, ya que está allí, echar un vistazo a nuestros otros recursos útiles para informar.

Un par de detalles logísticos rápidos antes de empezar: tenemos tres panelistas que harán presentaciones breves de hasta 7 minutos aproximadamente cada una antes de abrir el debate para preguntas y respuestas. Para hacer una pregunta, ya sea durante o después de estas presentaciones, simplemente coloque el cursor sobre la parte inferior de la ventana de Zoom, seleccione “Preguntas y respuestas” y escriba su nombre, el medio informativo y su pregunta. Y si desea plantear su pregunta a un panelista específico, asegúrese de indicarlo. Un video completo de esta sesión informativa debería estar disponible en nuestro sitio web más tarde hoy o mañana por la mañana, y una transcripción con sello de tiempo estará disponible aproximadamente un día después. Sin embargo, si quiere una copia sin editar de esta grabación de forma más inmediata, solo tiene que enviar una solicitud con su nombre y correo electrónico en el recuadro de preguntas y respuestas, y podemos enviarle un enlace al video hoy mismo. También puede usar el recuadro de preguntas y respuestas para informarnos sobre cualquier dificultad técnica.

Muy bien. No voy a presentar en detalle a todos nuestros ponentes. Sus biografías están en el sitio web de SciLine. Solo les diré que escucharemos primero a la Dra. Anne Marie Albano, profesora de psicología médica y psiquiatría en la Universidad de Columbia. Y nos dará una visión general de los trastornos de depresión y ansiedad, especialmente cuando se manifiestan en adultos jóvenes, prestando cierta atención a las posibles causas y las tendencias recientes. Luego, escucharemos a la Dra. Melissa Bessaha, profesora adjunta de la Escuela de Bienestar Social de la Universidad de Stony Brook, quien hablará sobre algunas de las barreras y, me refiero a las barreras internas, psicológicas y externas, que podrían impedir que los adultos jóvenes busquen u obtengan ayuda. Y, en tercer lugar, escucharemos al Dr. Adrián Aguilera, de la Escuela de Bienestar Social de la Universidad de California en Berkeley y del Departamento de Psiquiatría de la UCSF, quien hablará sobre el rápido crecimiento del campo de las intervenciones digitales, como las aplicaciones de apoyo y las teleterapias, y lo que sabemos sobre su eficacia y sus posibles beneficios y deficiencias. Muy bien. Para empezar, pasemos a usted, Dra. Albano.

Depresión y ansiedad en adultos jóvenes

[00:03:32]

ANNE MARIE ALBANO: Muchas gracias por invitarme hoy aquí, y me alegra estar aquí para hablar con todos ustedes sobre un tema que nos preocupa mucho a todos los que trabajamos en este campo. Y nos referimos al aumento de la ansiedad y la depresión en los adultos jóvenes y en los jóvenes. Así que, solo quiero empezar… Espero que no vean esta pantalla compartida. Perfecto, ya lo quité. Solo quiero empezar por orientarnos hacia el hecho de que emociones como la ansiedad y la depresión son realmente normales. Tienen sus raíces en nuestro sistema nervioso central. Tienen su base en la evolución, en el sentido de que están ahí para ayudar a alertarnos sobre un peligro que puede ser inmediato o en el futuro. Eso es lo que hace la ansiedad por nosotros. Y luego, en realidad, la depresión desde un punto de vista evolutivo, la depresión nos orienta a centrar nuestra atención en una cosa y a reflexionar sobre cómo resolver problemas.

Ahora, eso es cuando la ansiedad y la depresión trabajan a nuestro favor. Una respuesta saludable de nuestro sistema nervioso, que incorpora nuestra corteza e incluso algunos de los sistemas de alarma en lo profundo de nuestro cerebro, significa que obtenemos una respuesta razonable para la situación en cuestión. Es manejable. Podemos afrontarlo. Nos activa y nos moviliza para hacer frente al problema. Y sencillamente se desvanece con un poco de tiempo. Ahora compare eso con cuando estas emociones que todos experimentamos en la vida cotidiana se vuelven problemáticas. Es decir, cuando son excesivas. La ansiedad que no se detiene. Es la preocupación de estar pensando “y qué pasaría si…, y qué pasaría si, y qué pasaría si…, algo puede salir mal…”; los ataques de pánico que ocurren cuando entras en una habitación y conoces gente nueva. Presentar una prueba o un examen si estás en la escuela, y así. O depresión, simplemente no puedes seguir adelante y hacer frente a las cosas. Estás cada vez más triste y molesta y te sientes desesperada. En estos trastornos, la ansiedad y la depresión, los síntomas son incontrolables. Pareciera como que surgen de la nada. Y paralizan y restringen a la persona. Y la característica distintiva, en ambos casos, es que te aíslas o evitas cosas. Es decir, situaciones de la vida cotidiana que, de otro modo, son parte de tu papel en la vida y de ser parte del mundo. Y simplemente no se pasan con el tiempo. Por lo tanto, se vuelven problemáticas. Y siempre surge la pregunta de cómo y por qué estas cosas son tan difíciles para la gente. Y lo que tengo que decir aquí es que es posible que escuchemos un poco más sobre esto más adelante.

Sin embargo, si nos fijamos en esta cargada diapositiva, vemos que todos nacemos con algún talón de Aquiles; esos son algunos de los principales factores de riesgo. Y podrían ser los determinantes sociales de la salud los que frenan a una persona y hacen que su ansiedad o depresión sean más prominentes. Y eso sería la pobreza, pertenecer a una minoría, los problemas económicos y las cosas que suceden. Pero también hay factores de protección clave, y esos podrían ser tener un entorno con más recursos, un sistema familiar más cálido y comprometido. Por lo tanto, observamos que hay muchas variables diferentes en la ecuación que pueden poner a una persona en mayor riesgo de experimentar ansiedad o depresión problemáticas, o que pueden protegerla de las cosas que están sucediendo y que causan este tipo de emociones. Pero no les permite entonces abrumar a la persona. Y, por supuesto, les proporcionaremos esta diapositiva para que la vean y la analicen detenidamente. Ahora, cuando pensamos en estos trastornos, en lo que está pasando en el mundo con los niños y en los adultos jóvenes… Y lo primero que hay que entender es que los trastornos de ansiedad son trastornos de aparición inicial y comienzan muy temprano. Diagnosticamos a más del 6 al 9 % de los niños en edad preescolar con trastornos de ansiedad. Pero fíjense aquí, ya en la adolescencia, vemos que alrededor del 15 % de los adolescentes sufren un trastorno de ansiedad. Trastorno de pánico, trastorno de ansiedad social, trastorno de ansiedad generalizada, ansiedad por separación, fobias específicas. Hay un montón de ellas que están ahí. Y los niños no los superan cuando obtienen un diploma de escuela secundaria. De hecho, verá que el 22 % de los adultos jóvenes de 19 a 29 años recibieron un diagnóstico de ansiedad genuino durante el último año. Por lo tanto, es fundamental que comprendamos que estas afecciones comienzan temprano y que continúan si no se tratan. Y resulta que la ansiedad es una de esas afecciones que la mayoría de las veces no se trata, sino solo para quienes necesitan alguna intervención.

La segunda cosa que hay que saber, y estos son datos muy nuevos, es que en lo que respecta a la depresión, se debe entender que, en términos de adolescencia, la depresión ha ido en aumento. Por lo tanto, a lo largo del eje de abscisas, tenemos desde 2009 hasta 2019, y este es el porcentaje acumulado. Y estamos viendo que prácticamente desde el 2013 y 2014, ha habido un aumento constante de los episodios de depresión mayor, que es una depresión clínicamente importante con un alto deterioro del funcionamiento. No poder funcionar como estudiante, como amigo, cuidar de sí mismo dentro de la familia, un aumento muy constante de la depresión entre los adolescentes. Y si desglosamos estos datos, lo que vemos entonces es que las mujeres, las niñas, están realmente agobiadas, hay mucha más depresión en las chicas que en los chicos en este país. La razón por la que les muestro esto es porque nos lleva a entender estos datos de última hora de la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) de que, cuando se trata de adultos jóvenes, esta línea a lo largo del eje de abscisas es solo para adultos de 25 a 49 años. Sus tasas de depresión, tasas acumuladas por cada 100 personas en un año. Esta es una encuesta que se hace anualmente. Y es bastante estable para los adultos de mediana edad. Sin embargo, en lo que respecta a los adultos jóvenes, una vez más, a partir de 2015, hemos visto este aumento significativo y constante de la depresión con discapacidad en la población de adultos jóvenes. Y, de nuevo, la mayoría de estas personas que necesitan ayuda no reciben ningún tipo de ayuda para ello.

Ahora, cuando analizamos la ansiedad y la depresión juntas, y menciono de nuevo, la ansiedad comienza temprano. Se conoce como un trastorno predisponente. Si una persona ha tenido ansiedad en la infancia y durante la adolescencia, es más probable que padezca depresión. Lo que vemos es que, si una persona no tiene ansiedad ni depresión aquí a lo largo del eje horizontal, entonces se presentan muy pocas ideas suicidas, muy pocos intentos de suicidio. Si la persona solamente tiene ansiedad, tendemos a tener algunas ideas suicidas, muy pocos intentos. Con la depresión es cuando comienzas a tener muchas ideas suicidas, que la vida no vale la pena vivirla. ¿Por qué estoy aquí? Ojalá ya no estuviera vivo. A nadie le importaría si yo desapareciera. Y llegan más intentos a la sala de emergencias. La combinación mortal se produce entonces cuando la ansiedad y la depresión están presentes al mismo tiempo, cuando hay un aumento constante, un enorme aumento en las ideas de que la vida no vale la pena vivirla. Y más visitas a la sala de emergencias debido a los intentos de suicidio y también a suicidios que efectivamente se completan. Y cuando agregas el consumo de sustancias a la mezcla, eso realmente desinhibe a una persona, y se puede observar, una vez más, un aumento en tasas más altas de personas que acuden a la sala de emergencias por intentos. Por lo tanto, estas no son afecciones benignas. Se merecen que les prestemos bastante atención. ¿Y cuando preguntamos qué es lo que lo empeora? ¿Por qué es que desde 2015… de hecho, un poco antes, 2009, por qué vemos este aumento? Solo tenemos que pensar en todas las cosas que afectan a los niños hoy en día. Hoy y en los últimos 20 años, en realidad. Estas son encuestas recientes que se hicieron sobre qué es lo que preocupa a los jóvenes. Y la preocupación es parte de la ansiedad, así como la rumiación de la depresión. Y se preocupan por su futuro. ¿Es propicio el medio ambiente para que vivamos, criemos familias y tengamos una vida saludable ahí fuera? La tecnología, lo negativo. Y sabemos que el acoso, especialmente el ciberacoso, ha contribuido enormemente a que la salud mental de las niñas se desplome, como vimos en ese gráfico.

Los jóvenes de hoy se preocupan por las cuestiones políticas. Aquí en los Estados Unidos, ¿por qué no nos podemos llevar bien? Además de lo que está sucediendo a nivel mundial. Además del hecho de que hay especialmente… y esto es exclusivo de los Estados Unidos, tiroteos en las escuelas y los recintos universitarios. Esto es algo… su seguridad, simplemente la seguridad diaria, es algo que les preocupa bastante. Y luego vemos estas otras cosas que están realmente presentes, los problemas de deportación, el acoso de los compañeros. Y lo que la economía significa para ellos hoy en día para conseguir un trabajo, tener que ir a la escuela o la universidad, y cuánto tienen que obtener entonces en términos de títulos y demás. ¿Y podrán sobrevivir? ¿Podrán costearse un futuro? ¿Y habrá trabajo allí para ellos? Entonces, creemos que estas son las cosas que contribuyen a lo que está sucediendo con los jóvenes. Y lo dejaré ahí entonces para que mis colegas puedan continuar.

Barreras para el tratamiento de la depresión y la ansiedad en adultos jóvenes

[00:13:04]

RICK WEISS: Gracias, Dra. Albano. Fantástica introducción por deprimente que sea. Y a la Dra. Bessaha que hablará sobre lo que pasará después.

[00:13:29]

MELISSA BESSAHA: Hola, gracias. Colocaré mi pantalla aquí. Muy bien, ¿todos pueden verla?

[00:13:36]

RICK WEISS: Genial.

[00:13:38]

MELISSA BESSAHA: Muy bien, gracias, Dra. Albano. Soy la Dra. Melissa Bessaha. Mi presentación aquí continuará con esta conversación tan importante sobre la salud mental de los adultos jóvenes. Pero abordaré específicamente las barreras para el uso de los servicios mentales. Mi colega, la Dr. Albano, ya habló sobre la depresión y la ansiedad. Quería hablar un poco, destacando más sobre los hallazgos sobre la salud y el bienestar de los adultos jóvenes y analizando claramente el período de transición a la edad adulta y la etapa de desarrollo aquí. Normalmente nos fijamos en 18 a 29 y hasta 32 años. Realmente depende del estudio que estés explorando. Pero en general, estamos hablando de 18 a 32 años cuando somos adultos jóvenes. Realmente es un momento de grandes oportunidades en la vida, en el trabajo, en las relaciones, pero también de desafíos.

Los efectos del estrés y las enfermedades mentales pueden incluir tasas más altas de depresión y ansiedad, incluso soledad en la edad adulta joven, lo que realmente puede alterar los hitos críticos del desarrollo, la formación de la identidad y las relaciones, el ámbito académico si uno está cursando estudios superiores. Logros profesionales y diversas cosas que están ocurriendo durante este momento tan especial de la vida de una persona. Muchas transiciones durante este período también pueden ser un posible motivo de interrupción en las relaciones existentes, lo cual es realmente preocupante, especialmente en este grupo de edad. Durante la necesidad psicológica de relaciones sociales. Así que, cuando eso se interrumpe, empezamos a ver muchos problemas psicológicos diferentes. Por lo tanto, además de ver diferentes problemas de salud mental, depresión y ansiedad, también estamos viendo una marca cada vez mayor en la soledad y el aislamiento social. Además, un gran estudio de Cigna realizado en 2018, antes de la pandemia, analizó las diferentes tasas de casos de soledad y aislamiento social y la conexión con diferentes problemas de salud mental, y descubrió que los adultos jóvenes de los Estados Unidos clasificaron como la generación más solitaria que otros adultos de diferentes generaciones, incluidos los de la generación de la posguerra. Los hallazgos de este estudio realmente analizaron diferentes cuestiones sobre por qué esto es así. Y algunos de los problemas que se reportaron fueron no tener suficiente apoyo social, muy pocas interacciones sociales significativas, mala salud física y mental. Así que podemos ver esa conexión ahí. Y no hay suficiente equilibrio en nuestras vidas. Por lo tanto, aquí vemos esa conexión entre los problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad, con nuestras interacciones sociales. Y la influencia de las relaciones sociales en la vida de los jóvenes es realmente importante. Además, en términos de salud mental y grupos desatendidos o marginados, como las poblaciones LGBTQ+, aquellos que son grupos minoritarios. Empezamos a ver, o hemos visto a lo largo de los años, un problema creciente. Ansiedad, depresión y soledad, aislamiento social, conexión con el uso de los servicios mentales, y eso tiende a tener más vulnerabilidades, más posibilidades de un nivel socioeconómico más bajo, sentimientos antiinmigrantes y falta de conexión con una atención médica confiable y constante. Todo esto puede realmente estar agravando los problemas con el tiempo. Así que los investigadores…

[00:16:37]

RICK WEISS: Dra. Bessaha, solo quiero interrumpir un momento. No estoy seguro de si quería estar en su primera diapositiva todavía o si estamos atrasados.

[00:16:43]

MELISSA BESSAHA: Sí, estoy haciendo la transición a la siguiente. Lo siento. Siguiente diapositiva. Entonces, posibles barreras para buscar atención. Observamos que los adultos jóvenes tienen la mayor prevalencia de problemas de salud mental, pero también la tasa más baja de uso de los servicios, y ese es otro estudio de la SAMHSA, la SAMHSA hizo un gran trabajo sobre este mismo tema. Estas tasas se han vuelto aún más pronunciadas debido a la pandemia. Ya hay tasas bajas en el uso de los servicios de salud mental entre los adultos jóvenes o incluso más bajas entre los que provienen de entornos de bajos ingresos y grupos étnicos raciales minoritarios. A pesar de la prevalencia real de los problemas de salud mental, los adultos jóvenes no buscan realmente atención. Se muestran reacios a hacerlo. De hecho, en un estudio reciente del que fui coautora con mis colegas en mayo, JAMA Network Open, analizamos algunos datos de la SAMHSA a lo largo del tiempo entre 2011 y 2019, y descubrimos que alrededor del 53 % de los adultos jóvenes que habían sufrido un episodio de depresión mayor el año anterior no recibieron ningún tratamiento. Había muchas razones para ello, y voy a analizar algunas de ellas.

Entonces, ¿qué está pasando aquí? ¿Por qué? Una de las principales razones surgió y, a partir de otros estudios clínicos que se exploraron, se empieza a ver un estigma en las actitudes negativas hacia el tratamiento de las enfermedades mentales y considerables barreras para el uso de los servicios de salud mental y la recuperación. Muchos han identificado el impacto del estigma de las enfermedades mentales, incluidos los usuarios de los servicios, los médicos y los investigadores, como yo, como nosotros, los responsables de formular políticas del determinante fundamental de la salud, y una barrera persistente para los problemas de salud mental y el bienestar psicosocial en realidad ha sido el estigma, así como el sentirse estigmatizado. Entonces, uno busca atención. Por lo tanto, es importante tener en cuenta las características clínicas para comprender el estigma. Así, por ejemplo, los estudios han encontrado asociaciones entre una mayor gravedad de la depresión y niveles más altos de estigma, incluido el estigma previsto, el autoestigma y el estigma percibido entre los adultos. Así que, en realidad, sabes que tienes sintomatología, sientes que no eres tú mismo, pero, de igual forma, algo te impide buscar ayuda y eso realmente se ha relacionado con el estigma. Y la desventaja está en buscar atención.

Otra posible barrera es que los sistemas de salud mental a menudo no comprenden adecuadamente las necesidades de desarrollo de los adultos jóvenes. Acabo de pasar a la otra diapositiva, a este período característico de la vida. Por lo tanto, si bien ya no están en la adolescencia, es posible que no se identifiquen como adulto o adulto como tal. Comprender las transiciones que se están produciendo durante este período y sus cualidades particulares, incluidas las transiciones en las relaciones, los estudios, el trabajo, la independencia y las decisiones importantes de la vida que deben tomar. Por lo tanto, la capacitación es fundamental para la prestación de servicios de salud mental. Otro, uno importante, y volviendo al estudio al que me referí y a JAMA, analizar las barreras de los servicios de salud mental. El costo asociado con el tratamiento de salud mental y el acceso al seguro de salud mental estaba en primer plano, y es un problema creciente que vimos entre 2011 y 2019. Y me imagino que aún lo es ahora. Hay un sinnúmero de razones, y la razón principal ha sido el costo. Por lo tanto, la razón principal del costo y la falta de un seguro satisfactorio fue una de las razones por las que evitaron el tratamiento y no sentían que realmente podían pagar el tratamiento que querían. Y sentir que tal vez no tengan acceso al apoyo que necesitan. Entonces, buscar posibles apoyos sociales.

El posible efecto del apoyo social y el aumento del uso de los servicios de salud mental destacan la importancia de desarrollar intervenciones que realmente puedan alentar a los jóvenes a establecer redes de apoyo sólidas y estimular a los adultos jóvenes a considerar realmente diferentes medidas que prevengan o reduzcan los problemas de salud mental a lo largo de la vida. Por lo tanto, se perciben niveles bajos de apoyo social, o las interacciones sociales poco frecuentes pueden contribuir realmente a aumentar las enfermedades mentales y la soledad a lo largo del tiempo. Por lo tanto, quiero terminar con una transición a mi próximo colega. Vemos que está surgiendo un trabajo cada vez más prometedor sobre la expansión de la telesalud. Eso es un aspecto positivo de la pandemia en términos de atención médica, donde hay una expansión creciente de la telesalud y los servicios de telesalud mental. Se ha encontrado que… un pequeño y creciente número de trabajos han encontrado que es una forma eficaz de tratamiento de la depresión, la ansiedad y otros problemas de salud mental. El costo era una de las principales razones por las que los adultos jóvenes no buscaban atención. Esto es un poco más asequible. Definitivamente ahorra tiempo en términos de no tener que buscar atención fuera de su hogar. Uno puede tener el control de hacia dónde va, y eliminar la logística del desplazamiento y el estacionamiento puede ser algo realmente prometedor. Entonces, en términos del futuro y las direcciones futuras: analizar el papel de los apoyos sociales, las intervenciones y qué otras investigaciones realmente pueden resultar de este trabajo. Ahora le cederé la palabra a mi próximo colega.

Eficacia, beneficios y deficiencias de las intervenciones digitales para la salud mental

[00:21:39]

RICK WEISS: Gracias. Obviamente, hay trabajo por hacer para ayudar a las personas a superar sus propios sentimientos internos de estigmatización, para que busquen ayuda. Y queda mucho trabajo por hacer a nivel institucional externo para que este tipo de ayuda tenga más éxito. Y para referirnos un poco a eso, pasamos al Dr. Adrián Aguilera.

[00:22:01]

ADRIAN AGUILERA: Genial. Muchísimas gracias. Bueno, continuaré con la conversación que mis colegas han fundamentado tan bien para hablar un poco más sobre el papel de las tecnologías digitales y la salud mental. Entonces, primero, para darles una idea de cuáles son algunas de las diferentes opciones para usar las tecnologías de salud digital. A la izquierda pueden ver algunas de las categorías. En primer lugar, las aplicaciones de autoayuda móvil o en Internet, estos serían otros programas que se pueden encontrar en línea o una aplicación que pueden descargar las personas para obtener información sobre cuáles son los desafíos de salud mental y cómo abordarlos. Muchos de ellos se basan en cosas como la terapia cognitiva conductual, que es un tratamiento basado en la evidencia para la depresión y la ansiedad. O la consciencia plena, llamada mindfulness, también es muy popular, por ejemplo. Y ya se aludió a la telesalud.

Básicamente, se trata de tomar lo que era la terapia tradicional individual o incluso de grupo y cambiar el medio para que sea mediante video o audio. Se mezcla una combinación de atención en vivo con tecnología, digamos, usar una aplicación y obtener ayuda con eso. Las redes sociales también son una gran fuente de información tanto formal como informal. Y, por último, las tecnologías interactivas. Estas son cosas que están un poco más a la vanguardia, pensando en los chatbots o la inteligencia artificial, los juegos e incluso la realidad virtual cabrían en esta categoría. Solo quería darles una idea de esto, de algunas de las empresas privadas que se ocupan de la salud mental. Como pueden ver, se clasifican de varias maneras. Algunas son de autoayuda, otras se basan más en la telesalud. La terapéutica digital, de hecho, utiliza el modelo de recetar, digamos, medicamentos. En este caso, su proveedor le recetará una aplicación. Y algunos otros también. Hay algunas empresas que se dirigen específicamente a adolescentes y adultos jóvenes. Estos son algunos ejemplos. Debo aclarar que he prestado cierta asesoría a Be Me y Big Health.

Y luego, aquí hay algunos datos que muestran la cantidad de jóvenes y adultos jóvenes que se conectan a Internet para obtener información sobre salud mental mediante aplicaciones, etcétera. Como pueden ver, lo que no es sorprendente es que las personas en este grupo de edad se sienten bastante cómodas al buscar recursos. Y más aún cuando hay una necesidad, cuando tienen muchos síntomas. Los jóvenes LGBTQ son aún más propensos a buscar en Internet información relacionada con la depresión, la ansiedad y el estrés. Lo que sabemos es que, en términos generales, los investigadores indican que las intervenciones digitales que usan métodos basados en la evidencia son eficaces. El desafío consiste en traducir eso a la eficacia en el mundo real. Y uno de los mayores desafíos es la participación. La participación siempre ha sido un desafío en la salud mental, incluso en la atención presencial tradicional. Lo que sabemos es que la prestación de apoyo aumenta la participación y, por lo tanto, aumenta la eficacia. El apoyo llega en forma de familiares, compañeros y médicos, por ejemplo.

Uno de los desafíos de las empresas de salud digital, dado que gran parte de esto está dirigido por la industria privada, es que no siempre se centran en los trastornos de mayor carga o costo. Por lo tanto, es posible que estén trabajando con personas a las que les va bien y tal vez puedan ayudar a las personas a mejorar un poco. Sin embargo, no necesariamente abordan la necesidad más urgente. Aquí es donde entran en juego las cuestiones de equidad. También vemos, por ejemplo, que la adopción de la tecnología es un poco variable. Los teléfonos inteligentes son algo a lo que la mayoría de la gente tiene acceso. Pero si analizamos el servicio de banda ancha en el hogar, por ejemplo, es un poco más variable. Así que, si necesitas usar videos o cosas así, es posible que las personas tengan un acceso variable. Algunas formas de hacer que la salud mental digital sea más inclusiva implican el desarrollo de herramientas con una variedad de comunidades. Yo diría que hay que centrarse en los que más lo necesitan y tienen menos recursos. Hay un gran impulso para que los adultos jóvenes se concentren en la universidad, lo cual es genial. Es un excelente lugar para llegar a la gente. Pero también debemos pensar en aquellos que no están en la universidad, que también tienen bastante necesidad. Las poblaciones rurales también tienen dificultades para el acceso a los servicios. Necesitamos aumentar el apoyo a los compañeros y a los médicos. Esto incluye diversificar la fuerza laboral y mejorar el acceso de diversas maneras, por ejemplo, el idioma. Estamos viendo a muchos refugiados, por ejemplo, o inmigrantes, cuyo idioma materno no es el inglés. Y proporcionar tanto el acceso en términos de conexión a Internet como de costo.

Y, por último, algunos de los desafíos del uso de la telesalud y la tecnología digital serían que recién los estamos empezando a conocer, ¿verdad? Por lo tanto, estos podrían estar relacionados con cuestiones de estigma, como se mencionó anteriormente. O simplemente estar enterado de los recursos. Limitaciones de banda ancha y datos, problemas de privacidad. Esto tiene que ver con la privacidad de las aplicaciones, pero también con la privacidad en el hogar. Ya sea la privacidad de, digamos, los padres o si vives en un hogar con mucha gente, incluso con varias familias en el hogar, conseguir espacio para la privacidad es un desafío. Una cosa a tener en cuenta es si estas tecnologías fomentan la evitación. Así, por ejemplo, si la persona no quiere salir en video, pero está ansiosa, eso podría ser perjudicial para su progreso. Y, por último, hay una menor participación si no hay algún tipo de apoyo. Muchísimas gracias.

Preguntas y respuestas


¿Qué se está haciendo bien en la cobertura periodística de estos temas y dónde hay espacio para mejorar?


[00:28:41]

RICK WEISS: Gracias. Obviamente, se percibe un área enorme de crecimiento en el sector privado, y veremos cómo funciona esto en términos de eficacia. Así que gracias a los tres por esta magnífica introducción a la situación actual. Quiero recordar a los periodistas que pueden enviar sus preguntas a través del icono de preguntas y respuestas en la parte inferior de la pantalla. Y también que estas diapositivas estarán disponibles inmediatamente después de la rueda de prensa para que puedan examinar más detalladamente algunos de los datos que se mostraron. Para dar inicio, suelo empezar con mi propia pregunta, la misma pregunta para la mayoría de las ruedas de prensa. Es una pregunta en la que se le pide a cada uno de nuestros expertos aquí presentes que aborden algo directamente para los periodistas. Es decir, desde su propia visión de cómo se trata este tema en las noticias en estos días. ¿Qué es lo que los periodistas están haciendo bien o quizás no tan bien y qué podrían hacer mejor? Así que algunos consejos directos para aquellos de ustedes que incluyan esto en sus temas especializados. Así que me encantaría hablar con ustedes tres para empezar y ver si tienen algún consejo con el visto bueno o el visto malo sobre cómo debe avanzar el periodismo sobre este tema. Y regresamos a usted, Dra. Albano, para empezar.

[00:29:51]

ANNE MARIE ALBANO: Siempre ha sido difícil que tanto mi nombre como mi apellido comiencen con A; no importa de qué manera lo hagan, soy la primera. Una de las cosas que aprecio mucho es cuando recibimos llamadas de periodistas que nos preguntan, porque si no puedo responder a una pregunta, la enviaré a un epidemiólogo de alguien que conozca. Creo que lo que están haciendo muy bien es cuando encuentran a alguien que ha tenido la experiencia de enfrentarse a un obstáculo, como hemos oído hablar de algunas de ellas. O ha tenido éxito en la terapia. Pero creo que de lo que tenemos que hacer mucho más es obtener datos precisos para disipar los mitos que existen sobre lo terribles que son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), digamos, o los medicamentos. Así que eso es algo importante. El obtener datos realmente precisos cuando escuchen que esta es la forma de tratar la ansiedad. Tome estas vitaminas o cualquier otra cosa similar. Búsquennos, por favor. Lo dejaré hasta aquí.

[00:30:51]

RICK WEISS: Gracias. Dra. Bessaha.

[00:30:54]

MELISSA BESSAHA: Estoy totalmente de acuerdo. Yo diría que, además de eso, algo bueno o un beneficio o que se está haciendo bien, es adaptarse al cambio en términos de comunicación de noticias o información importante. Hay tantos medios de comunicación. Incluso estoy aprendiendo sobre algunos de ellos. No conozco mucho de esto. Me encanta la tecnología. Intento estar al tanto de las cosas. Pero hay muchas aplicaciones y diferentes formas de compartir recursos. Cada vez que me entero de algo nuevo digo: “Vaya, eso es realmente innovador”. Por lo tanto, lo aprecio porque hay diferentes personas, diferentes estilos de aprendizaje, diferentes formas de retener o absorber información. Por lo tanto, diría que es un beneficio enorme. Y creo que algo que ha mejorado son los temas de actualidad. Algo como esto. Por ejemplo, vemos un problema, vemos un problema creciente, escuchamos cosas. Ahora estamos buscando información e información realmente confiable. Por lo tanto, diría que lo que hacen bien es que tratan temas oportunos y que están mejorando, los temas candentes que realmente tienen que ver con la salud y el bienestar de las personas.

[00:31:48]

RICK WEISS: Muy bien, y el Dr. Aguilera.

[00:31:53]

ADRIAN AGUILERA: Me hago eco de mis colegas. Creo que probablemente lo más importante que veo es el equilibrio entre las historias personales y los datos más amplios y cómo esos dos se combinan. Porque creo que, a veces, las historias son emotivas y son excelentes, pero podrían o no reflejar los números en general. Lo que creo que luego lleva al último punto es… creo que tener un poco más de humildad, creo que, para nosotros, los científicos, los investigadores, siempre tenemos mucho cuidado con nuestras conclusiones. Porque sabemos que hay más datos y esto es solo una parte del panorama. Así que creo que debemos tener eso en cuenta. Eso no siempre se convierte necesariamente en el tipo de historias más excitantes, pero supongo que se trata de equilibrar teniendo cuidado con las conclusiones que sacamos.


¿Qué recursos pueden incluir los reporteros en sus historias para ayudar a dirigir a los adultos jóvenes a los servicios de salud mental?


[00:32:47]

RICK WEISS: Genial. Gracias por eso. Pasaremos ahora a responder algunas preguntas que están entrando. Y voy a empezar con una pregunta de Renata Hill de Moodfuel News en Colorado. ¿Qué tipo de noticias o información le han dicho los adultos jóvenes que necesitan para ayudarse a sí mismos a tener una buena salud mental o para acceder a la atención de salud mental? Creo que lo que queremos decir aquí es qué deberían incluir los reporteros en sus historias para ayudarlos a dirigirlos a sus servicios o a las formas en que pueden obtener ayuda. ¿Alguien quiere abordar esto primero?

[00:33:28]

ANNE MARIE ALBANO: Bueno, trataré. Creo que una de las cosas que es muy útil es incluirlo en la historia o, al menos, tener un recuadro de texto en el que puedas poner no solo los recursos locales. De hecho, esto requiere un poco más de trabajo preliminar porque hay que investigar si en esos recursos locales tienen espera, si tienen grandes listas de espera o si pueden atender nuevas personas. Por lo tanto, diferentes tipos de recursos locales, terapia individual, grupal, de apoyo y autoayuda. Al mismo tiempo, ¿cuáles son algunos de los métodos de telesalud en línea? Si puede haber alguna forma de, al menos, dirigirlos a un lugar donde puedan satisfacer algunas de sus necesidades inmediatas.

[00:34:16]

MELISSA BESSAHA: Estoy de acuerdo con eso. Además, definitivamente, proporcionaría breves fragmentos de información. Es posible que no tengan la capacidad de atención más larga. Puede que estén ocupados. Tienen diferentes aspectos sensibles a la atención, el trabajo, los estudios, probablemente la prestación de cuidados. O sea, fragmentos de información breves y rápidos. Y me gusta esa casilla de referencias en el lateral. Me encanta la inclusión de los números 1-800 o las líneas directas nacionales informativas que también son importantes. Pero creo que tal vez dedicarle más tiempo y esfuerzo a poner rápidamente cosas que hayan escuchado de nosotros o de otros. Creo que las noticias breves podrían ser muy útiles.


¿Cómo afectan la depresión y la ansiedad a los jóvenes que se identifican como LGBTQIA?


[00:34:54]

RICK WEISS: Muy bien. Esta es una pregunta que tal vez te pida ampliar un poco, Adrián, en algunas de las cosas de las que hablabas antes. Esto es de Noah Glick de Sierra Nevada Ally en Reno. Dice que esperaba que alguien hablara brevemente sobre cómo la depresión y la ansiedad afectan particularmente a los jóvenes que se identifican como LGBTQIA.

[00:35:21]

ADRIAN AGUILERA: Sí, creo que ese es un panorama en evolución, pero sí vemos que los jóvenes LGBTQ buscan información, buscan acceder a más información sobre la salud mental. En general, tienden a tener tasas más altas de depresión y ansiedad. Por lo tanto, existe la necesidad. Y esto habla, una vez más, de la necesidad de establecer servicios y recursos para estas poblaciones y todas las diversas cosas con las que están luchando. Así que es bueno que estén ahí fuera buscándolo. Ahora tenemos que asegurarnos de que haya algo que se adapte a sus necesidades.


¿Qué más pueden hacer las universidades para prevenir los intentos de suicidio y otras crisis de salud mental en sus recintos?


[00:36:04]

RICK WEISS: Y una pregunta de Cindy Goodman, de South Florida Sun-Sentinel, en Fort Lauderdale. ¿Qué más pueden hacer las universidades para prevenir los intentos de suicidio y otras crisis de salud mental en sus recintos?

[00:36:21]

ANNE MARIE ALBANO: Bueno, si no te importa, la responderé. Creo que los tres podemos decirles que este es el tema número uno en todas las universidades. Y hay fundaciones como la Fundación Jed que trabajan específicamente con las universidades. Healthy Minds es otra. Y todo está orientado a la prevención del suicidio. Por lo tanto, una de las cosas que pueden hacer las universidades es primero realizar una encuesta interna de necesidades y también analizar cuáles son los recursos que tienen en sus centros de asesoramiento universitario. ¿Qué tipo de equipos de respuesta a emergencias tienen? ¿Qué están haciendo con la divulgación dirigida a los estudiantes sobre cómo obtener ayuda, cómo reconocer cuando alguien que conoces tiene dificultades? Aquí en Columbia también estamos trabajando con nuestros profesores para saber cómo reconocer y responder a los estudiantes que puedan estar buscando ayuda. Así que realmente significa una inmersión profunda en los datos. Para ver lo que sucede en su propio recinto y los recursos que haya ahí y en la comunidad. Tener maneras de brindarles a los estudiantes la ayuda que necesitan. Creo que en Stony Brook, por ejemplo, hay un grupo que envía… que lleva a los jóvenes que tienen ideas suicidas a un lugar tranquilo, seguro y privado del campus para que una ambulancia los recoja. Por lo tanto, no estigmatiza al estudiante. Así que, hay diferentes cosas que tenemos que hacer en ese sentido. Y la Fundación Jed es solo uno de esos lugares, y les dejo saber que formo parte del Consejo Asesor Científico, que realmente ayuda a las universidades a analizar y ver lo que necesitan sus estudiantes.

[00:37:55]

MELISSA BESSAHA: Y puedo agregar a eso. Sí, el campus de la Fundación Jed en Stony Brook es uno de esos sitios en los recintos, hay muchos en todo el país. Están haciendo un trabajo increíble. Proporcionan muchas sugerencias a las universidades. Por lo tanto, diría que es un gran recurso. Compañeros, hay mucho trabajo y datos que respaldan que las intervenciones entre compañeros funcionan. Excelente capacitación para los compañeros, para reconocer las necesidades, a quién contactar para obtener apoyo y también cómo abogar por la capacitación de las personas que acompañan. Y estas son todas cosas que mi propio campus ofrece y de las que puedo hablar. Conozco a muchos otros que también lo hacen. Por lo tanto, se ha determinado que todas estas cosas funcionan. Solo hay que proporcionar ese tiempo, una capacitación eficiente, contratar personal que pueda hacer esto. Conocemos las limitaciones de personal en los recintos universitarios; hay una gran necesidad, pero no suficiente personal. A veces hay largas listas de espera para buscar apoyo y servicios. ¿Cómo apoyamos al personal para que haga el trabajo que es necesario? Estamos viendo la crisis. Sabemos que hay una necesidad. ¿Cómo hacemos llegar esa información y ese apoyo?


¿Cómo afectó la pandemia de la COVID-19 la salud mental de los adultos jóvenes?


[00:38:52]

RICK WEISS: Genial, de acuerdo. Pregunta aquí de Kelly Gordon, Minnesota Public Radio News. Estoy segura de que todavía estamos esperando datos sólidos, pero ¿cuánto de esto se vio afectado y posiblemente incluso exacerbado por la pandemia? Según indicios aislados, los adultos jóvenes, en particular los que llegaron a finales de la adolescencia en 2020, parecen estar experimentando niveles extremadamente altos de ansiedad, depresión y desconexión. Creo, Adrián, que tenías un gráfico que mostraba un aumento allí que parecía sincronizado con la pandemia. ¿Qué podemos decir sobre la causa y el efecto allí?

[00:39:28]

ADRIAN AGUILERA: Bueno, diría que la respuesta corta es sí, claro. Creo que sabemos que la edad adulta temprana es un período sensible desde el punto de vista del desarrollo en el que están ocurriendo muchos asuntos relacionados con la biología en los que las cosas se están consolidando un poco más. Y hay una necesidad de socialización y una variedad de cosas que faltaron durante la pandemia. Por lo tanto, creo que probablemente todos podamos tener una idea de cómo nos impactó. Y creo que todo lo que puedo decir es que probablemente afectó mucho más a las personas en esos períodos críticos. Porque es cuando comienzan a encontrarle sentido a algunas de estas cosas y no estaban en lugares donde poder hacerlo. Pero estoy seguro de que mis colegas pueden añadir un poco más de matices.

[00:40:19]

RICK WEISS: Sí, de hecho, creo que esos datos eran tuyos, Anne Marie, así que también debería pasártelo a ti.

[00:40:25]

ANNE MARIE ALBANO: Sí, bueno, los matices y los datos que hay ahí, en primer lugar, los datos aún están surgiendo porque los estamos estudiando. La cohorte de adolescentes y adultos jóvenes, niños en edad escolar y adultos jóvenes. Pero lo que se ha demostrado ante todo es que, una persona que ha tenido COVID, y se trata de niños, adolescentes y adultos jóvenes, si han tenido el virus, hay una mayor probabilidad de que tengan problemas de salud mental o corran más riesgo de padecerlos que las personas que tenían algún tipo de afección médica que parecía ser COVID, pero no lo era, y que las que no se vieron afectadas en absoluto. Así que tenemos que ser conscientes de ello. Lo segundo es que, con los cierres y esas cosas, sí, todo se sacudió. Hay hitos del desarrollo que estos jóvenes tienen que alcanzar a lo largo de la escuela secundaria y la universidad, en lo que respecta a diferentes tipos de habilidades. Cognitivas, sociales, de resolución de problemas personales, etc. Y estaban un poco cerrados. Y los jóvenes perdieron la percepción de control o la ilusión de control, de que tienen más libertades y opciones de las que realmente tienen. Ya sea por parte de los padres o por la forma en que son los sistemas en las universidades o en la fuerza laboral. Y eso los sacudió y los descalificó un poco. Y están saliendo datos sobre eso y también sobre cómo trabajar con eso. Y como escuchamos de Adrián y también Melissa, los jóvenes que son más vulnerables, los chicos LGBTQ, los niños inmigrantes, especialmente los que son de primera generación o los llamados “dreamers”, los jóvenes nativos estadounidenses y demás, los niños BIPOC (personas negras, indígenas y de color), son más vulnerables porque pueden haber estado aislados o solos en un sistema escolar. Y luego, estaban en Zoom y estaban realmente fuera de lugar. Entonces, esos son los jóvenes que están teniendo más dificultades ahora. Pero el lado positivo, en cierta forma, es que la mayoría de las personas se recuperan de este tipo de traumas pandémicos, por así decirlo. Pero la otra cosa es que la telesalud y el teletrabajo, como dijo Adrián, han florecido. Descubrimos que podemos tratar a la gente de esta manera. Hay matices, pero al menos eso está ahí para que podamos intentar llevar a las personas a pedir ayuda. Perdón por la larga respuesta.


Más allá de la telesalud, ¿se han producido otros avances o innovaciones útiles en materia de salud mental durante la pandemia?


[00:42:37]

RICK WEISS: Eso es genial, muy útil. ¿Por qué no continuamos con el tema de la telesalud aquí con una pregunta de Kate Walters de la radio pública KUOW de Seattle? Más allá de la telesalud, ¿qué cambio o innovación ha visto en su campo durante la pandemia que le gustaría que continuara?

[00:42:58]

ADRIAN AGUILERA: Esa es una gran pregunta. Creo que la telesalud es una de esas cosas. Cuando pensamos específicamente en la telesalud, se trata de tomar lo que ya hacíamos y hacerlo por video. Y eso es genial. Pero creo que, lamentablemente, eso no utiliza nuestros recursos de la manera más eficiente posible, ¿verdad? Sigue siendo, como lo llamaría mi mentor, un recurso consumible. Por lo tanto, debemos pensar en formas de combinar la tecnología con la fuerza laboral limitada de la que disponemos de manera más eficiente. Por lo tanto, eso significa hacer un mejor trabajo de clasificación, de modo tal que, digamos, las personas con síntomas más leves reciban tal vez una dosis más baja del tratamiento, de la intervención en vivo. Y tal vez podamos apoyarnos en la tecnología y en algunas de estas herramientas automatizadas. Y, a medida que aumente la necesidad, hacer más uso de, por ejemplo, el médico o las intervenciones más intensivas. Y, lamentablemente, creo que, la forma en que están configurados nuestros sistemas es que las personas reciben tratamiento basándose principalmente en sus recursos, su capacidad de pago, etcétera, en lugar de en función de sus necesidades. Y hasta que no cambie algo fundamental, eso seguirá siendo un problema y seguirá exacerbando las disparidades.


¿Se ha producido algún cambio en las definiciones de depresión, ansiedad, etc., del DSM que debería fundamentar las informaciones sobre las tendencias en este ámbito?


[00:44:13]

RICK WEISS: Genial. ¿Alguna otra idea sobre las innovaciones futuras o las innovaciones prometedoras? Muy bien, continuaremos con una pregunta de Nicholas Gerbis de la Radio Pública KJZZ en Phoenix. ¿Se ha producido algún cambio en las definiciones de depresión, ansiedad, etcétera, del DSM que debería fundamentar nuestros informes sobre tendencias como el aumento que mostró la Dra. Albano en una de sus diapositivas? ¿Algo de eso…? ¿Debería un periodista tener cuidado al mencionar las diferencias en las definiciones allí?

[00:44:49]

ANNE MARIE ALBANO: No creo, y acabo de terminar una revisión de los trastornos de ansiedad y otros del DSM, para un proyecto que tenemos, y no creo que haya ningún cambio en las definiciones que llevara a encontrar más casos. Creo que lo único en el DSM 5, que es algo que debería haber estado ahí antes, es que se puede diagnosticar un trastorno de ansiedad por separación si ocurrió en la infancia. Persiste hasta la edad adulta, y solían decir que había un punto de corte a los 18 años. Pero no hay otras cosas que yo considero relevantes.


¿Cuál es el papel de las políticas públicas para hacer que la atención de la salud mental sea más accesible para los adultos jóvenes?


[00:45:30]

RICK WEISS: Está bien. Gracias, Nicholas, por prestar atención a los detalles a ese nivel. Esa es una gran pregunta. De Michael Jones en Supercreator News. Tengo curiosidad por saber qué papel desempeñan las políticas públicas para hacer que la atención de la salud mental sea más accesible para los adultos jóvenes. ¿Qué deben saber los legisladores cuando proponen leyes sobre estos temas? Y creo que eso podría significar en todo el estado, o quizá pudiera referirse a nivel federal. ¿Alguien quiere responder esto?

[00:46:01]

MELISSA BESSAHA: Sí, puedo tratar o al menos iniciar la conversación. Bueno, si analizamos los costos, los costos pueden ser realmente astronómicos. El seguro solo cubre hasta un punto. A veces ni siquiera cubre mucho. Viendo eso, quiero decir, el costo anual o promedio que los jóvenes pagan de su bolsillo o los adultos jóvenes, sé que la extensión de la Ley de Atención Médica Asequible a dependientes de hasta 26 años ha sido un gran avance. Así que, profundizando más sobre eso… Sé que hay rumores sobre la extensión de esa edad. ¿Deberíamos extender esa edad? ¿Es necesario? No lo sé. No tengo la respuesta para eso. Pero creo que es importante analizar esos datos. ¿Cuáles son los niveles nacional, estatal, para eso? Así que creo que hay algo ahí. Creo que podría ser una idea creativa. Algún tipo de cuenta de crédito, tal vez. No estoy segura. No tengo la respuesta. Creo que analizar los costos es un buen comienzo. Está claro que esto es necesario. Y, si el dinero es un problema importante que impide el acceso a la atención, ese es un gran problema en nuestro país. ¿Qué podemos hacer al respecto?


¿Existen medidas sobre políticas o medidas legislativas que puedan o deban tomarse con respecto a quién está certificado o autorizado para realizar la terapia?


[00:47:09]

RICK WEISS: ¿Qué pasa con quién está certificado o autorizado para realizar la terapia? ¿Existe también allí algún problema que pueda abordarse con medidas legislativas o de otro tipo?

[00:47:23]

ADRIAN AGUILERA: Solo añadiré que creo que es un gran punto. Una de las cosas que estamos viendo para mejorar el acceso es mejorar la capacitación de proveedores diversos. Hay algunos programas a nivel federal y estatal, creo que ampliarlos es útil. Creo que debe formalizarse la expansión de los programas basados en grupos de edad similar o los programas no profesionales para que se les pueda reembolsar y puedan formar parte del proceso de atención. Solo necesitamos más recursos, tanto humanos como tecnológicos, etc. Y luego, por último, solo el hecho de llegar a la atención es realmente difícil. Incluso si tienes seguro, si alguien dice que quiere ayuda, es casi imposible saber qué hacer a continuación, ¿verdad? Así que tenemos que encontrar tal vez alguna puerta de entrada común, que nos lleve a donde necesitamos estar.

[00:48:22]

ANNE MARIE ALBANO: Y también puedo añadir que, en lo que respecta a la fuerza laboral, ahora hay una fuerza laboral más grande, ya que hay muchas más personas con maestrías que prestan servicios. De hecho, esa es la mayoría de los proveedores de servicios. Lo que sí queremos asegurar y garantizar, y esto ocurre… esto tiene que suceder a nivel estatal a través de las juntas que expiden las licencias profesionales, es que las personas estén calificadas. No me importa cuál es el nivel, ya sean médicos, con un doctorado o Ph.D., una maestría en trabajo social o M.S.W., licenciados o M.A., que sean competentes en lo que estén haciendo, y formar a las personas en varios programas para ofrecer tratamientos basados en la evidencia. Así que ese es el número uno. Y como dice Adrián, para hacerlo, debes tener una fuerza laboral más diversa. Pero la otra cosa, ¿qué se puede hacer? Me ocuparé de ello aquí. Si yo fuera una joven LGBTQ que tiene algún tipo de problema en ciertos estados de este país, me daría miedo buscar ayuda. Por la forma en que están siendo tan estigmatizados y privados de sus derechos, etc. Ya sea con su proveedor de atención médica o con un consejero de la escuela o lo que sea, creo que muchos niños tienen miedo de hablar sobre quiénes son por lo que está sucediendo políticamente en este país. Y bueno, lo dejaré ahí porque podría seguir por una hora, dos o tres.

[00:49:42]

RICK WEISS: Un punto muy importante. Melissa, ¿estabas a punto de añadir algo a eso?

[00:49:48]

MELISSA BESSAHA: Estoy 100 % de acuerdo con eso… pero considerando la fuerza laboral, incluso a nivel universitario, definitivamente hay iniciativas a nivel estatal (y hablo sobre Nueva York) para contratar una fuerza laboral mucho más diversa para las escuelas, de primaria, de preescolar a bachillerato. Me encantaría ver algo así en los sistemas universitarios de todo el país, donde estamos viendo muchos de los tiroteos y las amenazas, las confusiones, el desarrollo de la identidad y las crisis, todas estas cosas son definitivamente un período de desarrollo importante en esos grupos etarios. Analizar ese tipo de iniciativas podría ser genial, y también muy poderoso.


¿Cuáles son algunos consejos para informar sobre la eficacia de las aplicaciones de salud digital y otras tecnologías interactivas en el ámbito de la salud mental?


[00:50:27]

RICK WEISS: Bien. Pregunta aquí de Alice Callahan, reportera independiente en Eugene, Oregón. ¿Tienen consejos los panelistas para los periodistas sobre cómo evaluar la eficacia de las aplicaciones de salud digital y las tecnologías interactivas? ¿Existe la preocupación de que algunas de estas tecnologías no estén probadas y tal vez puedan retrasar un tratamiento mejor fundamentado en la evidencia?

[00:50:50]

ADRIAN AGUILERA: Esa es una gran pregunta. He escrito algo de información en la respuesta. Existe… definitivamente debemos asegurarnos de que estas aplicaciones estén fundamentadas en la evidencia. Hay dos maneras de hacerlo. Una es probar realmente estos programas para ver si realmente funcionan. Y eso ocurre de forma variable, para ser honesto. Creo que una cosa que es al menos útil saber es que se basan en la práctica basada en la evidencia. Así, por ejemplo, muchas aplicaciones utilizan ejercicios o contenidos de terapia cognitivo-conductual. Así que, al menos, eso nos dará cierto nivel de confianza. Creo que mencioné One Mind Cyber Guide, que es un recurso para evaluar aplicaciones. MindApps.org es otro. Donde también evalúan cosas como la privacidad, la seguridad de los datos, cosas así. En cuanto a retrasar el tratamiento basado en la evidencia, creo que hay desventajas. Creo que, personalmente, preferiría que la gente tuviera algunos recursos en lugar de no tener ninguno. También puede darse el caso de que proporcionar un recurso como una aplicación pueda ser el comienzo del camino para empezar a acceder a los servicios de salud mental. Muy a menudo, esto no es algo que se haga una sola vez. Tal vez sea algo por lo que, a lo largo de nuestras vidas, en diferentes períodos, necesitemos apoyo. Por lo tanto, veo que esto encaja en un esquema más amplio de las cosas.


¿Podría la IA desempeñar un papel futuro en la salud mental?


[00:52:31]

RICK WEISS: Bien, ya que estamos hablando del tema de las aplicaciones, no puedo evitar intervenir con la pregunta de un moderador: ¿Alguno de ustedes tiene alguna idea sobre si la IA va a ser capaz de hacer efecto realmente de manera seria, cuanto más leamos sobre GPT, etc.? ¿Hay un futuro en el que el terapeuta sea a menudo algo mecánico?

[00:52:56]

ADRIAN AGUILERA: Bueno, voy a tomarla dado que está relacionado con algunos de mis trabajos. Entonces, supongo que la respuesta corta es sí, la IA se integrará de alguna manera. ¿Creo que se apoderará por completo de la relación que existe entre el terapeuta y el cliente? Eso es poco probable, ¿verdad? Porque nosotros… hay algo real en la conexión humana. Dicho esto, creo que hay formas en las que la IA puede personalizar, por ejemplo, cuáles son los tipos de intervenciones de las que una persona determinada podría beneficiarse, ¿verdad? Y contar con una gran cantidad de datos que nos respalden puede ayudarnos a tomar mejor esas decisiones. Por lo tanto, en un mundo ideal, podemos dar a las personas lo que necesitan de la manera más eficiente. Esa es una forma en la que podemos usar la IA. En el mundo del chat GPT, tal vez podamos brindar a las personas la información correcta que necesitan entre sesiones y entre cuidados. Quizá antes de que los atiendan, preparándolos. Por lo tanto, creo que hay formas en las que podemos utilizar la tecnología de formas muy específicas que pueden ser beneficiosas y nos mantienen alejados de ese tipo de lugar aterrador que simplemente interactúa completamente con las máquinas y no tiene conexiones humanas.


¿Cómo pueden los padres, la familia o los amigos alentar a los jóvenes con ansiedad y depresión a buscar ayuda?


[00:54:14]

RICK WEISS: Fascinante. Muy bien. Tengo una pregunta aquí. Tenemos espacio para una o dos preguntas más antes de empezar a concluir. Pero tenemos una pregunta de Vince Beiser de la revista Wired. ¿Cómo pueden los padres, la familia y los amigos alentar a los jóvenes con ansiedad y depresión, especialmente a los adolescentes, a buscar ayuda? Algunos consejos prácticos que los periodistas podrían compartir.

[00:54:41]

ANNE MARIE ALBANO: Bueno, si puedo participar, eso es básicamente todo mi programa, es el programa para jóvenes adultos que llamamos LEAP en inglés, el programa de iniciación de adolescentes y adultos emergentes. Y trabajamos mucho con los padres. Mi lista de espera más grande es para el grupo de padres. Y lo primero que les pido es que hagan, porque normalmente son así. Necesitas ayuda. Necesitas ayuda. Pon manos a la obra. Y les pedimos que se relajen y escuchen. Y es posible que al principio escuchen silencio. Pero está bien, simplemente escuchen. Y la cuestión es reflexionar sobre lo que su hijo adolescente les está diciendo. Está abatido, y lo que está pasando aquí en la escuela o el trabajo o lo que sea. O con su joven adulto con el que están muy frustrados. Y luego preguntarles qué creen que podría ayudarlos. ¿En qué y cómo podemos ayudarte? Así que se trata de escucharlos, reflexionar sobre ellos y luego ver si puede hacer que se comuniquen. Y si dicen “solo quiero que me dejes en paz”, les decimos a los padres que digan que “está bien, te voy a dejar en paz dos semanas con la esperanza, o una semana, lo que tenga sentido, para nosotros ver lo que haces por ti mismo. Al final de ese tiempo, si no has dado ningún paso, volveremos a hablar sobre cómo podemos trabajar juntos, y tenemos a alguien con quien queremos que hables.” Y hacer que los padres tengan un amigo de confianza, un terapeuta o alguien. Pero tienen que involucrar a los jóvenes. Tienen que validar sus sentimientos. Tienen que sentir que los padres no les dicen nada ni los juzgan. Y también, conténgase, hay que pedir a los padres que se abstengan de contar historias sobre cómo era a su edad, porque ya nada de eso se aplica a este momento.

[00:56:15]

RICK WEISS: Fascinante. ¿Alguien más quiere responder a esto?

[00:56:18]

MELISSA BESSAHA: Sí, estoy de acuerdo con eso en un 100 %. En el pasado, las historias son geniales y todo eso, pero no siempre se aplican a la era actual. Pero también añadiría que, simplemente reconocer la necesidad, preguntar cómo ha estado el día, ser parte de la aventura de la juventud o la adolescencia de hoy. Y cambia. Con la tecnología cambian muchas cosas. Por lo tanto, creo que ser parte de la conversación, saber lo que pasa en la escuela y el trabajo, simplemente interactuar. Creo que el interactuar es clave aquí. Y sí vemos que los adultos jóvenes buscan apoyos sociales informales para satisfacer sus necesidades. Por lo tanto, si analizamos lo informal, sabemos que es importante interactuar, contribuir y entablar una conversación significativa.


¿Cuál es un mensaje clave para los reporteros que cubren este tema?


[00:57:04]

RICK WEISS: Bueno, periodistas, pasaré a la última pregunta en un momento. Pero quiero mencionar antes de que nos acerquemos al cierre de la sesión que, cuando se desconecten al final de esta sesión informativa, verán un mensaje sobre un cuestionario muy breve de tres preguntas. Todos odiamos las encuestas y los cuestionarios, pero aquí apreciamos mucho sus opiniones y recomendaciones sobre qué les parecen estas ruedas de prensa, sus puntos fuertes y débiles. Y les agradeceríamos que dedicaran un minuto a enviarnos sus comentarios al cerrar la sesión hoy. También quiero animar a todos a seguirnos en las redes sociales como @RealSciLine y en nuestro sitio web sciline.org. Y en este punto, hacia el final de nuestra sesión informativa, solo quiero hacer otra ronda por última vez y pedir a cada uno de nuestros expertos que terminen con algo que realmente quieren que los periodistas recuerden. Si hay un mensaje que quieran dejarles, si hay algo que quieren asegurarse de que reciban, esta suele ser nuestra oportunidad de decir de la manera más sucinta posible lo que realmente tienen en mente sobre este tema. Hagámoslo y dejemos eso en manos de nuestros asistentes de hoy. Y empezaré contigo, Anne Marie.

[00:58:10]

ANNE MARIE ALBANO: Sí, creo que lo que queremos tener en cuenta es que los adultos jóvenes de hoy están pasando por una época que nunca había sucedido antes en muchos sentidos. Lo que quiero decir es que todo ha cambiado, la forma en que se comunican y nosotros nos comunicamos. Lo que se les presenta las 24 horas del día, todos los días. Los desafíos que tienen. Por lo tanto, creo que todos tenemos que dar un paso atrás y escucharlos y estar preparados, como los adultos que somos, para reflexionar y hacer las cosas de manera diferente para encontrarnos con ellos en el punto donde ellos se encuentran. Y creo que ese es un gran mensaje para cualquiera de sus historias de interés humano especial y cosas así para las familias. Tenemos que encontrarnos con los jóvenes en el punto donde ellos estén. Esto significa que, en nuestro mundo, tenemos que llevar nuestros tratamientos, no solo por mentir para encontrarnos con ellos, sino también llevarlo a los lugares donde se reúnen. A los centros de estudio, a los centros comunitarios, a las barberías, lo que sea. Realmente tenemos que llevarlo a la comunidad. Y así vendrán.

[00:59:04]

RICK WEISS: Gracias. Melissa.

[00:59:07]

MELISSA BESSAHA: Yo solo diría que hay que dirigir con la ciencia. Es lo que estamos haciendo hoy. Por lo tanto, pregunte a los expertos, pregunte a las personas que están haciendo el trabajo e incluso hable con sus médicos. Están en el campo de la práctica, diferentes miembros del personal, trabajadores sociales, maestros y miembros de la comunidad. Creo que es importante escucharlo desde todas las facetas de lo que está sucediendo con los adultos jóvenes hoy en día. Gracias.

[00:59:29]

RICK WEISS: Y Adrián.

[00:59:31]

ADRIAN AGUILERA: Supongo que tal vez lo último es que realmente no hay soluciones mágicas, creo, para este desafío. Creo que necesitamos enfoques integrales. Hablamos sobre diferentes tipos de enfoques de tratamiento, enfoques relacionados con las políticas y familias individuales. Así que, en realidad, va a ser un problema de varios niveles que requiere soluciones a varios niveles.

[00:59:54]

RICK WEISS: Bueno, quiero dar las gracias a nuestros tres profesores aquí presentes que nos han ayudado a navegar esta tendencia tan complicada y realmente preocupante en la sociedad actual. Creo que ha sido una sesión muy informativa. Gracias a los periodistas que se están esforzando por cubrir este tema de alguna manera, y lo puedo ver en las preguntas que se hacen, aprecio mucho este tipo de motivación, no solo por dar la noticia, sino también para ayudar de alguna manera a contar esa noticia tan importante con un tema como este. Gracias a todos por la atención prestada a esta presentación. Visítennos en sciline.org para ver todas las formas en que podemos ayudarlos con sus reportajes. Nos vemos en la próxima rueda de prensa de SciLine. Hasta luego.

Dr. Adrian Aguilera
University of California, Berkeley

Anne Marie Albano
Columbia University

Dr. Melissa Bessaha
Stony Brook University

Diapositivas del Dr. Adrian Aguilera

Descargar

Diapositivas de la Dra. Melissa Bessaha

Descargar